Piedad no es álfil de Uribe

Chávez es un lince llanero que se las sabe todas, y las que no, las inventa

No comparto la opinión de que Piedad es un alfil de uribe para “embolatar” a Chávez, quien es un lince llanero que se las sabe todas y las que nó, las inventa. La relación del presidente Chávez con Piedad Córdoba es eminentemente política y de profunda solidaridad de Chávez con el Pueblo, con el Común, de Colombia. Es indudable que Chávez le ha dedicado mucho tiempo e interés a la lucha por la paz para el pueblo colombiano y que posiblemente ese tiempo, sobre todo el del año 2007, pudo haber incidido sobre el resultado del referendo constitucional. Pero conociendo la extraordinaria inteligencia y la gran capacidad política de Chávez hay que suponer él sabe el por qué de la conveniencia de reinstalar su embajador en Colombia. Posiblemente Chávez tiene información de inteligencia sobre planes del gobierno USA para tratar de desestabilizar a Venezuela, utilizando al gobierno-cliente colombiano, y que para tratar de precisar el cuando y el como de la ejecución de esos planes es conveniente mantener el aparato diplomático allá, directamente sobre el campo enemigo. Chávez ha aprovechado la visita de Piedad y de Colombian@s por la Paz para enviar mensaje político a la sociedad colombiana de que sigue siendo un ALIADO CONFIABLE del pueblo colombiano en la búsqueda de la paz para ese hermano pueblo. Con su agudo olfato político, Chávez ha captado que el comercio bilateral favorable a Colombia debe ser un valioso aliado económico para neutralizar a la casta económica de ese país, en especial al Sindicato Antioqueño, que es quien maneja a uribe y a su régimen narco paramilitar. La casta mafiosa colombiana va a tratar de no perder los inmensos beneficios que les reporta tanto el comercio con Venezuela como las empresas que tienen montadas dentro de ella, para lo cual recurrirán a apoyar económica y políticamente a la oposición apátrida venezolana y a introducir sus narco paramilitares dentro de Venezuela para bregar a sacar a Chávez, y al mismo tiempo presionarán a su “gobierno” colombiano para que “arregle las cosas con Chávez”. La élite económica colombiana es quien le fija la pauta a uribe y lo que ellos proponen de inmediato éste lo convierte en política gubernamental, casos recientes de “sugerencias” del banquero más poderoso de ese país. En Colombia hay un “gobierno” de las corporaciones y los narco paramilitares, todo coordinado y dirigido por el gobierno USA, uribe simplemente es su sirviente y beneficiario De manera que parece que Chávez con una sola jugada da dos golpes políticos: - por una parte, se repotencia en la opinión publica internacional como un LIDER PACIFISTA y un firme y decidido defensor de la paz para el pueblo colombiano, utilizando como pantalla mediática la visita de Piedad y colombian@s por la paz; - por otra parte, obliga, indirectamente, a la clase empresarial colombiana a que intervenga políticamente sobre su gobierno a favor del respeto al Pueblo y Gobierno Bolivarianos de Venezuela, si quieren seguir beneficiándose del comercio bilateral y de las empresas que tienen dentro de Venezuela, al imponer restricciones al comercio bilateral y posibles expropiaciones de empresas. No comparto la opinión de que Piedad es un alfil de uribe para “embolatar” a Chávez, quien es un lince llanero que se las sabe todas y las que nó, las inventa. Piedad es una líder democrática, valerosa y carismática, excepto para el mafioso uribe y sus furibundos seguidores que la detestan y la han agredido en todas las formas, hasta físicamente, en su propio país, hasta fue secuestrada por los narco paramilitares, aunque ella dijo una vez que creía que habían sido los gubernamentales. Ha dicho acertadamente el presidente Chávez que en Colombia existe una guerra, aunque uribe no quiera reconocerlo. En Colombia se desarrolla una guerra de liberación nacional anti imperialista, guerra que le ha sido impuesta, por el imperialismo y las burguesías nativas, al pueblo revolucionario colombiano porque las otras vías pacificas o legales le fueron cerradas por esos mismos explotadores capitalistas. La burguesía capitalista extranjera y nativa siempre responde con la violencia y el asesinato contra quienes se rebelan contra la violencia, el hambre, la pobreza, la desigualdad, la injusticia, la exclusión, la explotación y el entreguismo de las clases burguesas nativas al capitalismo transnacional y terrorista. El arma predilecta del capitalismo colombiano ha sido el terrorismo de estado aplicado por sus fuerzas armadas oficiales y sus fuerzas narco paramilitares gubernamentales. El pueblo revolucionario ha conformado un poderoso movimiento de liberación nacional anti imperialista, compuesto principalmente por la insurgencia guerrillera colombiana, en especial las FARC-EP y el ELN. La insurgencia guerrillera colombiana opera militarmente en todo el territorio de Colombia, nunca en países vecinos. Eventualmente puede que establezca campamentos ocasionales para gestiones diplomáticas internacionales humanitarias relacionadas con intercambio de prisioneros de guerra o posibles negociaciones de paz. Pese al enorme apoyo del imperio estadounidense a las fuerzas armadas oficiales la insurgencia ha resistido el embate terrorista del imperio y su cachorro, el mafioso narco gobierno colombiano, y ha supervivido a todas las campañas y planes que se han lanzado contra ella, y sigue viva y en combate en todo el territorio del hermano país de Colombia Con el apoyo y la colaboración de la población e inclusive de personal de tropa oficial, las FARC-EP combaten utilizando unidades guerrilleras ultra móviles, casi diariamente, en todo el territorio colombiano, ahora inclusive en zonas donde antes no se había combatido. Las FARC-EP siempre han estado por la solución política negociada del conflicto interno armado colombiano y han pagado un alto precio por ello, pero siempre se han encontrado con la perfidia y el engaño del sistema capitalista corrupto y violento imperante en Colombia. Como en toda guerra, también la insurgencia ha sufrido bajas, prisioneros y deserciones. La guerra es un gran negocio para mafiosos como uribe que lo único que los mueve es su ambición de riqueza. uribe sabe que como ordenador del gasto público, y en especial de los gastos reservados o secretos, supuestamente para la defensa, les puede exigir a los vendedores de armas, equipos, dotaciones militares, etc., que le consignen en sus cuentas cifradas secretas en países extranjeros, comisiones o gabelas por la compras que él o su gobierno ordenen. uribe utiliza la guerra para enriquecerse económicamente y para potenciarse políticamente, para lo cual necesita hacerse reelegir de nuevo, y además cree el mafioso que así evitará que le pase a él lo que pasó a fujimori, pero así le ocurrirá, mas temprano que tarde. La justicia popular lo espera. Presidente Chávez: Para contribuir a la paz con justicia social para el hermano pueblo colombiano debería estudiar con sus asesores la posibilidad de CONCEDER EL STATUS DE BELIGERANCIA A LA INSURGENCIA GUERRILLERA COLOMBIANA, EN ESPECIAL A LAS FARC-EP Y EL ELN COMO MOVIMIENTOS DE LIBERACION NACIONAL ANTI IMPERIALISTAS. El pueblo unido, concientemente organizado y adecuadamente armado, ideológica, política y bélicamente, jamás será vencido.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1352 veces.



Francisco Javier Angulo


Visite el perfil de F. J. Angulo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: