Otra fuerza es necesaria

La situación política del país no puede seguir restringida a lo que determina el interés del binomio gobierno-oposición. Esta polarización es para Venezuela lo que fue para el mundo la polarización entre socialismo-imperialismo. De la misma forma en que hoy, la política de nuestro gobierno y la de los pueblos del mundo que luchan por su independencia y soberanía presionan por la emergencia de la llamada multipolaridad, también en lo interno no podemos circunscribirnos al debate tal y como está planteado desde hace una década. No acepto la disyuntiva de estar con Chávez o con Ledezma, pues existen muchos aspectos de la vida nacional en los que ambos sectores, aparentemente antagónicos, tienen la misma posición, al compartir los mismos intereses, sin importar la patria y el pueblo venezolano.

Entiendo perfectamente que el Gobierno y la oposición obtengan el mayor provecho en el mantenimiento de un antagonismo, muchas veces más verbal que real, que obligue a los venezolanos a tomar partido entre sólo dos opciones y a nucleares alrededor de ellas, pues de esa manera se garantizan la total repartición de los electores, los cuales son manipulados por las decisiones de ambos grupos y pasan a depender, en casi todos los aspectos de su vida, de las disposiciones gubernamentales o de las decisiones de la oposición, lo cual es totalmente contrario a la democracia participativa expresada en la Constitución , en la cual el pueblo es protagonista en la construcción de su destino y no simplemente un seguidor de consignas o una marioneta de los juegos de los grupos dirigentes.

Ante casos como la inexistencia de representación proporcional de los electores en los cuerpos deliberantes, presente en el Proyecto de Ley Electoral; la sentencia antinacional del TSJ, que elimina la inmunidad jurisdiccional del Estado en los contratos de interés público; la creación de empresas mixtas en el sector petrolero, política de la cuarta república, y las exorbitantes ganancias de la oligarquía financiera a pesar del discurso antioligárquico de Chávez, se requiere la emergencia de una fuerza política nacional progresista, que enfrente la claudicación gubernamental y la entrega de la oposición, en defensa de los intereses del pueblo y de la patria.



Últimas Noticias, pp 52, 15-7-2009, Caracas

lft3003@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1391 veces.



Luis Fuenmayor Toro


Visite el perfil de Luis Fuenmayor Toro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Fuenmayor Toro

Luis Fuenmayor Toro

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a82720.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO