Normativas laborales: se firman pero no se cumplen

NORMATIVAS LABORALES: SE FIRMAN, PERO NO SE CUMPLEN

Henry Escalante

Uno de los grandes logros obtenidos por los trabajadores y trabajadoras venezolanas, sin duda alguna, lo constituye el haberle dado a la contratación colectiva, rango constitucional y establecerla como un derecho que tenemos todos y todas las trabajadoras (Art. 96, Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, CRBV),asimismo el Convenio Nº 98 de la OIT, relativo a los principios del derecho de sindicación y de negociación colectiva, ratificado por Venezuela, y que ha servido de base al texto constitucional y, por supuesto, a la propia Ley Orgánica del Trabajo, permite que hoy exista en nuestro país, una normativa garantizadora tanto de la libertad sindical como del derecho a la negociación colectiva. Recuérdese, que la negociación colectiva aunque estaba amparada en la Constitución de 1961, lo estaba en forma parcial, porque solo consagraba la imperatividad de que la ley favoreciera el desarrollo de las relaciones colectivas de trabajo y estableciera el ordenamiento jurídico adecuado para las negociaciones colectivas y la solución pacífica de los conflictos y únicamente estaba amparada a nivel constitucional la convención colectiva, ahora, a partir de la Constitución Bolivariana, se eleva a la categoría de derecho constitucional el derecho a la negociación colectiva.

Es gracias a esta norma constitucional que se da, durante los primeros años de la Revolución Bolivariana, un boom en lo referente a contrataciones colectivas firmadas, 418 en 1999, 630 en 2000, 658 en 2001, boom que gracias al golpe de Estado opositor o Carmonazo y posteriormente, el paro petrolero, se paraliza, producto de las acciones desestabilizadoras de la oposición apátrida. Ya para el 2006, retomaban fuerza las contrataciones colectivas homologándose 574, subiendo para el 2007 a 652. Esto en contraposición a lo ocurrido durante los últimos años de la cuarta república, en que las cifras de contratos colectivos homologados venía palo abajo: 1995: 879; 1996: 594; 1997: 485 (según cifras de la OIT). No obstante, el realce que ha tenido en esta Quinta República el tema de la contratación colectiva, estos dos últimos años se ha intentado resquebrajar esta institución de los trabajadores y trabajadoras venezolanas. 2008 fue un año fatídico para la contratación colectiva venezolana, fuimos testigos de situaciones denigrantes como la ocurrida con los trabajadores y trabajadoras del Metro de Caracas, en que después de firmada la Normativa Laboral, faltándole el requisito legal de la Homologación, para su entrada en vigencia, fue “echada para atrás” teniéndose que rediscutir algunas cláusulas, sobre todo las de índole económico y convenir nuevos acuerdos.

Similar situación, vivieron los trabajadores y trabajadoras universitarias, quienes después de firmar su Normativa Laboral en octubre de 2008, tuvieron que esperar hasta abril de 2009, seis (6) meses, para que el Comandante Presidente Chávez se percatara de la existencia de ese acuerdo contractual y en cadena nacional de radio y tv anunciara su Homologación, requisito legal que le permite su entrada en vigencia.

Pues bien, ahora resulta, que pasados 9 meses de la firma, y 3 meses de la Homologación de la Normativa Laboral, apenas el Ministro del Poder Popular para la Educación Superior, Luis Acuña, viene cumpliendo de las 43 cláusulas que contiene dicha Normativa, apenas DOS (2) cláusulas (Prima por Hogar y Aumento Salarial, parcialmente ya que la deuda no se ha cancelado). Y considérese que para octubre, ya esta Contratación Colectiva cumple su primer año. En contraposición, los profesores universitarios apenas realizaron un paro parcial de actividades la semana pasada, y el Ministro Acuña ya decidió homologarle, para septiembre próximo, los beneficios contractuales de empleados y obreros a este personal de las universidades nacionales.

Este es el tipo de burócrata que le hace mucho daño a la Revolución Bolivariana, de nada vale que el Comandante Presidente Chávez defina su gobierno como obrerista, cuando la realidad le está indicando a los trabajadores y trabajadoras que para el logro de sus reivindicaciones debe librar una lucha tan igual, como lo hacía en tiempos de la cuarta república; al menos en tiempos pasados, al firmar la contratación los gobiernos de la cuarta lo respetaban y le daban cumplimiento, ahora en tiempos de revolución, pareciera que la palabra firmada tiene muy poco valor. ¿Qué está pasando Comandante Presidente Chávez, con sus burócratas? ¿Quién o quiénes son los verdaderos guarimberos?, los trabajadores y trabajadoras que luchan por sus derechos consagrados, por sus vidas, o esos renegados que conforman su gabinete y que manifiestan poca sensibilidad hacia la clase trabajadora? Rectificación, Revisión y Reimpulso le sale a usted Comandante…

henryesc@yahoo.es




Esta nota ha sido leída aproximadamente 3094 veces.



Henry Escalante


Visite el perfil de Henry Escalante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Henry Escalante

Henry Escalante

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a82466.htmlCd0NV CAC = Y co = US