La Muerte Cotidiana... Estás Vivo Giandoménico... Paramilitares...

La Hojilla Nro. 63




La Hojilla de Luto... ASESINARON a Doménico...

Hoy La Hojilla está de luto... Al filo de la madrugada del pasado 8 de mayo, un sicario, un asesino a sueldo, un dedo en el gatillo que sustituye a una maldita oligarquía que se niega a fenecer, le ha cegado la vida impunemente al camarada Giandoménico Puliti.

Conocí a Doménico cuando asistimos en representación de Aporrea.Org a participar en el reciente encuentro nacional del AMCLA. Bastó una conversación larga, plena de sentido revolucionario y una labor confirmada al frente del Instituto Merideño de Cultura, favoreciendo a noveles escritores, poetas, dramaturgos, cuentacuentos e intelectuales que se vieron cobijados por su labor, para que nos uniera un lazo de amistad que se vería reforzado por un cruce periódico de correos y llamadas con un fin común: Construir la Patria Bonita y conquistar la utopía... el sueño imposible de un proceso que lo hace todo posible.

¿Qué está pasando en este país que la muerte se está haciendo cotidiana? ¿Qué está pasando en este país que no se ejerce la justicia y la oligarquía nos regala la muerte como si nada pasara? ¡Peor aún! ¿Qué está pasando en este país que estamos permitiendo que la oligarquía convierta la muerte en una vaina cotidiana?

Nos están cazando como a conejos y levantamos la vista buscando culpables, verdaderos culpables, mientras las Putas de los Medios silencian estos actos de cobardía y levantan la bandera de los derechos humanos, inventando mierda para ocultar sus asesinatos.

Han fallecido bajo la figura del sicariato más de un centenar de campesinos, líderes emergentes que buscaban un pedazo de tierra para resolver su vida; los Doria, padre e hijo asesinados; José Gregorio Jiménez Pérez, disparos que resonaron en un instituto educativo en Puerto La Cruz; Puente Llaguno, todos con nombre y apellido, pruebas de un crimen sin castigo... y ahora, Giandoménico Puliti, trabajador incansable, revolucionario convencido, enemigo de la corrupción, quien era seguro próximo alcalde de Tovar; seguro, porque el pueblo no se pela y los partidos no terminan de entender que estamos aquí gracias a ese pueblo que está en las calles ¿Qué están esperando de nosotros? ¿Qué nos callemos y sigamos como siempre, esperando un hilo de justicia que nunca llega?

“Hay quienes ven la luz al final del túnel y construyen otro túnel pa’ no ver el final”, reza una canción de Rubén Blades (o por lo menos así la recuerdo). Y es así, porque nos van llenando de muertos el camino hasta que la muerte se hace cotidiana...

Yo respondo como Alí Primera: “Esa verga si que ¡NO!”... La muerte nunca es cotidiana; ni siquiera cuando la esperamos por enfermedad o por edad... Mucho menos puede ser cotidiana cuando proviene de la mano asesina de la oligarquía, que se hace la pendeja para disfrazarla de cotidianidad.

Comandante Chávez... Levanto mi voz de protesta, mi voz de arrechera, Levanto mi rabia llena de luto y pregunto, esperando respuesta ¿Cuándo carajo tendremos un preso por los crímenes que han estado cometiendo para silenciar a los revolucionarios? ¿Por qué tengo que seguir llorando muertos, mientras sus asesinos celebran sus muertes? Desde el más humilde campesino en la Sierra de Perijá, hasta el más renombrado líder revolucionario que es asesinado por las manos de un sicario pagado por la oligarquía, no puede quedar impune... ¡YA BASTA DE LLORAR POR LOS MUERTOS! ¡YA BASTA DE QUEDAR CON LOS BRAZOS CRUZADOS! Ya basta de estar abriendo huecos para seguir enterrando luchadores revolucionarios y que no se castiguen a los culpables... ¡YA BASTA, COMANDANTE!... ¡YA BASTA!

Doménico, el sábado 7 de mayo, apenas unas horas antes de que le arrebataran la vida miserablemente, me dejó escuchar en un mensaje su voz de aliento. Y lamento, ¡Carajo, como lamento!, no haberle ganado al maldito sicario sus intenciones y seguir hoy hablando con él de esta revolución que, por su memoria, nos coloca en primera fila para gritarle en la cara a la oligarquía...

¡PATRIA O MUERTE, CAMARADA! ¡PATRIA O MUERTE!

Por último, que se dejen de vainas los medios cabrones sacando hipotéticas conclusiones. A Giandoménico Puliti lo mataron porque era un peligro para los intereses de la oligarquía local tovareña y quienes se están llenando con jugosos contratos en el estado Mérida. El día domingo 7 de mayo, luego de consumado el asesinato, los culpables estaban celebrando con whisky tamaño horror y error ejecutado por sicarios. Y digo “ERROR”, porque Doménico ahora es que vive y se levanta de su tumba para decirle a estos malditos que no quedará impune su muerte. El pueblo de Tovar sabe quienes son sus asesinos y no hay nada más temible que el dedo acusador de un pueblo... No crean que podrán seguir celebrando sin pagar este crimen...

Estás a mi lado Doménico, estás vivo, y de ti emerge mi fuerza y mi arrechera... ¡NO PASARÁN!...


Paramilitares y la culpable negación de la ultraderecha...

La Coordinadora Democrática entró en caos. El desmantelamiento de un campamento paramilitar en terrenos de la rata Enrique Mendoza, en una finca propiedad del gusano Roberto Alonso, levanta el velo hipócrita de quienes han estado jugando a ser “demócratas” mientras apuraban un plan golpista que se larga un peo de nivel internacional.

Bajo el manto protector, y no hay duda alguna de esto, del embajador Shapiro y la agenda oculta del Plan Colombia, la oposición fascista venezolana se ha entregado a la más rancia narco-oligarquía colombiana y a los intereses de las transnacionales petroleras que gobiernan a su antojo en el Departamento de Estado Norteamericano. Permitir que los cipayos del poder económico colombiano, que fueron creados para no condicionar la guerra contra la guerrilla del vecino país, entraran en el corazón de Venezuela; más que un acto de traición, es la cruz que han de poner en la tumba de los nazi fascistas venezolanos.

Enrique Mendoza, gobernador del estado Miranda, centro conspirativo de los reaccionarios, preparaba el escenario para la más vil de las patrañas. Rojas Pérez, actual director de la Policía de Miranda y experimentado funcionario de la CIA que participó en la caída del gobierno de Salvador Allende a las órdenes de Posada Carriles, era el más indicado para articular a las autodefensas unidas con los generalitos de bastón de Plaza Altamira.

Ahora se hacen los pendejos y han lanzado una campaña de descalificación del procedimiento que les ha costado desnudarse ante la opinión pública nacional e internacional. No puedo hacer comentarios jocosos de una Marta Colomina, una Patricia Poleo o un Francisco Uzón, mostrándose sonreídos pretendiendo restarle importancia a tamaña traición. No puedo describirles hoy a un Napoleón, que sigue burlándose de la justicia y obedeciendo los planes de ese Capo mafioso que se ha empeñado en provocar una matanza en el país. Hoy no puedo tener la fortaleza de evitar inundar la poceta de vómito, cuando están los cuatro canales golpistas arreciando en su campaña de descalificación, minimizando un plan golpista que regaría de muertos nuestra tierra.

Estamos en guerra, ¡Carajo!... Aquí se acabaron las negociaciones de algunos “líderes” que se venden por cuatro lochas, cuando el país está primero... Estamos en guerra y no podemos permitir que un puñado de coños de madre, nos cambien la vida por unos millones de dólares... Estamos en guerra, porque se trata de nuestros hijos, se trata de nuestra patria, la que los va a cobijar cuando uno pele bola... Estamos en guerra y el pueblo ha dicho basta y ha echado a andar; nunca antes ha estado tan vigente el pensamiento Guevariano... ¡Soy Revolucionario! ¿Y qué? Al que no le guste que se joda. Porque este pueblo que se ríe y baila mientras lo matan, tiene un límite y ningún fascista va a salir ileso cuando salga a la calle a sacar cuentas...

Estamos hartos de que nos coloquen a la muerte por aureola y bajar los brazos porque al gringo le podemos dar la excusa. Estamos hartos de ver a estos nenetos, cabrones de sangre azul, lacayos del imperio, echando los dados para ver a quien le toca matar o cuantos paramilitares traer para una guerra ejecutar... ¡Traidores! ¡Escoria! Tanto engalanan sus finos gustos, para convertirse en gusanos rastreros que se llenan la boca de mierda mientras pregonan la mentira sin conocer la moral... Allí les quedó Barroso, como le ha quedado a Patricia Poleo el bendito lanzallamas que desea para otros menesteres. Se han enredado en tanta miseria, que solo les queda un grupito de disociados que los ha obligado a echar mano de los paramilitares colombianos...


marioaporrea.org
msilvagayahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 6847 veces.



Mario Silva García

Comunicador social. Ex-miembro y caricaturista de Aporrea.org. Revolucionó el periodismo de opinión y denuncia contra la derecha con la publicación de su columna "La Hojilla" en Aporrea a partir de 2004, para luego llevarla a mayores audiencias y con nuevo empuje, a través de VTV con "La Hojilla en TV".

 mariosilvagarcia1959@gmail.com      @LaHojillaenTV

Visite el perfil de Mario Silva García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Mario Silva García

Mario Silva García

Más artículos de este autor


Notas relacionadas