Trincheras de Ideas

Intelectuales mercenarios Vs. Intelectuales revolucionarios

La semana que concluyó estuvo cargada de fuertes enfrentamientos político/ideológicos entre dos corrientes del pensamiento universal, aun cuando no se produjo el debate que debería haberse producido –planteado desde hace mucho tiempo, por cierto– por la cobardía de los intelectuales de derecha de visita en Venezuela, porque sus amos del capital les aconsejaron que no lo hicieran, pese a que el réeeeeegimen les dio todas las garantías y les ofreció adecuados espacios.

Analicemos un poco lo ocurrido y precisemos cual es el trasfondo que movió a la extrema derecha fascista y contrarrevolucionaria, a esa oligarquía intelectual latinoamericana a venir al país y golpear y agredir al pueblo venezolano, a sus instituciones y a su líder Hugo Chávez. Vinieron a decir que aquí se irrespeta a la libertad de expresión, que se vulnera la democracia.

El evento de la conspiradora, siniestra e ilegal institución CEDICE (por asumirse, entre otras cosas, como universidad sin serlo ni estar autorizada para ello), fue montado como un rimbombante show, “Libertad y Democracia” lo bautizaron, con la presencia de los intelectuales mercenarios encabezados por Plinio Apuleyo Mendoza y Mario Vargas Llosa, enmarcado todo aquel dispositivo en las políticas secretas y subversivas del Plan Jaque Mate al Rey, es decir, crear las condiciones mediáticas, “a nivel del pensamiento”, dentro de la opinión pública venezolana y latinoamericana, para golpear el proceso revolucionario bolivariano y socialista en la cueva del tigre, trayendo pensadores de extrema derecha, por carecer el oposicionismo de líderes como los que importaron para que les hicieran el mandado.

Si hay dudas de que fue un show baste ver, entre los diversos que se presentaron esa semana, la llegada de Vargas Llosa y toda la aplicación de una deliberada agresión al periodismo bolivariano y a la libertad de expresión por parte de Globoterror; el tenaz esfuerzo de la seudo periodista Beatriz Adrián por impedir que Erika Ortega, valiente periodista de VTV le hiciera preguntas a un Vargas Llosa asustado y actuando en conexión con la malandra fumada que en tres oportunidades, de manera violenta, arrojó al suelo a la periodista bolivariana, que cumplía su trabajo. No se necesita ser excesivamente inteligente para percatarse que todo eso fue una trama deliberada montada por la televisora fascista en contra del periodismo progresista. Ya allí se ponía en evidencia que ese personaje, y el combo que lo acompañó, no venía a debatir, sino a agredirnos a los venezolanos, a ser parte de una comparsa subversiva como quedó evidenciado en el desarrollo del evento y de la defensa intransigente del neoliberalismo decimonónico y el capitalismo salvaje, en total decadencia y que dejó pálida la mayor crisis del capitalismo de 1929.


EL EVENTO LOS INTELECTUALES FRENTE A LA CRISIS DEL CAPITALISMO


Muy probablemente los dirigentes de Cedice y de la contrarrevolución criolla –que no venezolana– no creían que la revolución bolivariana se quedaría cruzada de brazos ante su maniobra intelectualista y el sedicente evento, y movería su legión de intelectuales nacionales y latinoamericanos para debatir las luchas por el socialismo. Pero en lo absoluto se concibió como un evento cerrado, entre “expertos” o “inteligencias superiores”. En primer lugar en un hermoso evento cultural dentro del Plan Nacional Revolucionario de Lectura en las Plaza Bolívar de todos los estados, incluyendo la histórica Plaza Bolívar de Caracas, se dio una actividad de distribución gratuita de libros, mini libros, cuentos infantiles, revistas y películas sobre nuestra identidad nacional y otros temas relacionados con la historia y las letras. Un hecho importante se produjo y fue la participación de los intelectuales socialistas venidos de varios países hermanos a participar en el debate sobre la crisis del capitalismo.

Intelectuales revolucionarios como los mexicanos Fernando Buen Abad, Héctor Díaz Polanco, Ana Esther Ceceña, Gilberto López y Rivas; el Ministro de Cultura de Cuba, Abel Prieto; el boliviano Hugo Moldiz Mercado; Tania Pilsen Temoche y Winston Orillo, del Perú; James Early, de Estados Unidos; el periodista Manuel Cabieses Donoso, de Chile; Hernando Calvo Ospina y William Ospina, por Colombia; Eva Golinger, Earle Herrera, Luis Brito García, por Venezuela, entre otros, participaron junto al pueblo caraqueño y venezolano en la entrega de textos y compartiendo con los asistentes, experiencia ésta que se unió a la visita a comunidades donde igualmente se desarrollaron actividades culturales y literarias, de lectura e intercambios de impresiones por parte de los invitados extranjeros.

El escritor mexicano Fernando Buen Abad expresó su criterio político sobre el foro sobre la crisis del capitalismo: “La crisis del tema del capitalismo es un tema fundamental para todos nosotros; no puede haber un foro de pensamiento científico, académico, político, comunitario, campesino, que no esté discutiendo el capitalismo y su crisis profunda, que es una crisis agónica pero que no es el velorio del capitalismo, todavía falta mucho para que ese sistema perezca, lo demos por terminado”.

Más adelante contextualiza la crisis en el marco del proceso revolucionario venezolano y critica a los intelectuales de derecha que vienen al país a agredir a su pueblo.

“Esta es una discusión que debemos darla en todos los frentes, pero principalmente donde hay avances importantes de la democracia, como es el caso de Venezuela, aquí mismo (los intelectuales de derecha) han venido a agredir esta democracia los lugartenientes ideológicos del capitalismo, a decir falsedades, canalladas u obscenidades contra la voluntad de un pueblo.”

Otro intelectual de prestigio, el norteamericano James C. Early, director de Política del Patrimonio Cultural del Instituto Smithsoniano en Washington, se refirió a la crisis del capitalismo.

“Es importante atender este Foro, porque la crisis del capitalismo va más allá del impacto de nuestra vida cotidiana, es una crisis también de filosofía y de valores humanísticos. Es importante para nosotros los hombres progresistas, los que entendemos que la cultura es algo vivo, una oportunidad de imaginar nuevos mundos, no sólo desde la perspectiva de los derechistas ideológicos e intelectuales, sino de la crisis del capitalismo”.

Ellos hicieron su show, trataron, en vano, de subvertir el pensamiento, atacaron a Venezuela y a su proceso político revolucionario como quisieron ante los oídos complacientes de los golpistas criollos; defendieron al capitalismo, al neoliberalismo, justificaron la crisis y en su mitomanía elevaron voces de aliento y de piadosa devoción por su recuperación. Pero, cobardes, como sus pares de aquí, cuando se los retó a debatir con los intelectuales venezolanos y latinoamericanos de izquierda, escurrieron el bulto, arrugaron, pusieron como condición que el debate fuese entre el presidente Chávez y el tránsfuga mayor, Vargas Llosa, a sabiendas que Chávez no iba a pisar ese peine. De lo que se trataba era de un debate a varias voces, sobre dos posiciones antagónicas; una defensora de la vida y alternativa para los pueblos, el socialismo; otra defensora del modelo neoliberal e inhumano del capitalismo salvaje en plena decadencia, que en pocos años se extinguirá en Venezuela.

humbertocaracola@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3086 veces.



Humberto Gómez García

Director de la revista Caracola. Pertenece al Movimiento de Medios Alternativos y Comunitarios (MoMAC). revistacaracola.com.ve

 humbertocaracola@gmail.com      @hgcaracola

Visite el perfil de Humberto Gómez García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: