Papeles para el debate

Chávez: "Águila no caza mosca"

No había terminado Chávez de concluir su periplo por Ecuador y Brasil para sellar el anillo de la Propuesta Bolivariana Continental de Unidad de Los Pueblos, cuando una vez más la contra revolución venezolana mostró su desespero evidenciando la crisis interna dentro de ellos; la cual según expertos, se encuentra en sus límites más peligrosos.

En el plan milimétricamente fabricado por los laboratorios made in USA, terminaron trayendo como invitados presuntos agentes de la CIA vinculados a la intelectualidad burguesa internacional y del neoliberalismo ramplón quienes en el pasado fueron aupadores de la propuesta de izquierda –no cabe la meno duda hoy, que siempre estuvieron infiltrados- en nuestro Continente, pero tres monedas de oro y nuevas nacionalidades bastaron para que traicionaran.

Los encabezó en esta ocasión, el escritor peruano, Mario Vargas Llosa a quien pretendían carear con Chávez para así matar tres pájaros de un tiro. En el plano internacional pretendían inflingirle un golpe mortal al proyecto bolivariano derrotando a su mentor; en lo local, debilitar a Chávez de cara a futuras elecciones (diciembre de 2010), donde desde ya se le vislumbra ganador pues la dispersa oposición no tiene guía o norte claro y en cuanto a Perú se refiere, allanarle el camino a una posible candidatura suya dado que Alan García se debilita cada vez más frente al pueblo y particularmente ante los grupos indígenas que lo enfrentan radicalmente. La idea de reunirse en Caracas (cuna del ALBA), nunca fue casual ni inocente. Para ellos, una derrota de Chávez en su casa, implicaría en términos de la teoría del “efecto dominó”, amedrentar a todos quienes en cada uno de sus países se inscriben o abanderan en el Continente la Tesis Bolivariana de Liberación y Unidad de los Pueblos por la Soberanía y Autodeterminación.

En la oposición primero convocaron a un sector minúsculo de los estudiantes de la derecha quienes se educan básicamente, en Universidades Privadas y otras de carácter público como la Universidad Central de Venezuela hoy por hoy, dirigida y controlada por factores de poder en la Academia, asociados a la ultra derecha fascista; seguidamente, movilizaron una fracción de los intelectuales venezolanos asalariados y tarifados de los medios de comunicación privados en el marco de la finalización de concesiones al sector cultura y TV sempiternamente manipulada por un sector de la clase media y alta burguesía quienes desde hace más de 40 años los controlan; después intentaron alzar un sector representativo de lo que se podría denominar, “lumpen proletariado” (visto su origen de clase y economía), cuyos integrantes fueron comprados (hasta por 100 dólares por día de participación), en los barrios periféricos de la ciudad capital entre los que destacan el Municipio Sucre en la Parroquia de Petare del estado Miranda, donde se pudo conocer que los grupos de motorizados que participaban estaban fundamentalmente constituidos por delincuentes comunes y bandas armadas (paracos colombianos), infiltrados y sembrados desde hace bastante tiempo en Venezuela, por los sectores político económicos que difieren de la propuesta socialista que lidera el Comandante Presidente, Hugo Chávez; por último y dado que la Administración Chávez y el Presidente Evo, se pronunciaron en contra del genocidio que se comete contra el Pueblo Palestino, inventaron la patraña de que ambos gobiernos abastecen de uranio a Irán.

Mientras todo eso ocurre (incluida la cizaña para dividir y fracturar los gobiernos integrantes del ALBA y Unasur), el Presidente Chávez en su Aló Presidente (programa de información y formación televisivo semanal), invitó en esta semana de finales del mes de mayo, a los “intelectuales” de la derecha que se encontraban congregados en la “Sultana del Ávila” (como se conoce poéticamente a la Ciudad de Caracas), para que se reunieran en un Debate Abierto de las Ideas con sus pares socialistas y el Pueblo a objeto que cada uno y cada cual expresaran sus propuestas. No pudo ser ya que los referidos “intelectuales” nunca llegaron al Palacio de Gobierno (Miraflores), para debatir abierta y democráticamente tal como ellos dicen no ocurre en Venezuela.

Por lo pronto y como reflexionara recientemente el Comandante Fidel Castro Ruz, Chávez es el único Presidente que ha enfrentado y desnudado el capitalismo en cada una de sus intervenciones y alocución; ha sido un maestro formador y orientador como ninguno otro lo había hecho en Venezuela y quizás, agregamos nosotros, en el Continente. Su particular estilo lo diferencia históricamente del estilo acartonado y burocrático al que nos tuvieron durante mucho tiempo acostumbrados quienes ocuparon la silla presidencial en el palacio de Miraflores.


(*) Politólogo e Internacionalista Venezolano

Magíster en Seguridad y Defensa


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3741 veces.



Manuel José Montañez Lanza (*)


Visite el perfil de Manuel José Montañez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: