Cochina gripe

      Es evidente el hecho de que la mal llamada gripe porcina refleja una manipulación más del gobierno mundial para desviar la atención del planeta sobre la realidad económica que aparentemente le afecta; pero que, de ambas manipulaciones, sólo será víctima la mayoría de la población mundial. Ello no debe permitir desviarnos la atención sólo hacia el “enemigo doméstico y palpable” de un proceso de cambio de conciencia que si bien parece estarse dando sólo en algunos países latinoamericanos, no es más que el reflejo del cambio global que requiere la humanidad para sobrevivir en condiciones dignas, en los próximos siglos.

      Me sorprendió gratamente leer la primera parte del trabajo de Sirio Quintero (en Aporrea, el 27-05-09), sobre la gripe que el señala como “equívocamente denominada porcina” y la “casualidad” de que las dos empresas farmacológicas que producen la vacuna se está reponiendo de la crisis que estaba a punto de quebrarlas. Quintero ha logrado establecer la secuencia de las investigaciones científicas que se enmascararon en la búsqueda de una cura contra el cáncer para realmente producir el SIDA, un virus creado con la finalidad de eliminar ciertos grupos humanos que los dueños del planeta consideran obstáculos para el incremento de sus riquezas. Obviamente, esas mismas investigaciones, también lograron producir la “cochina gripe”.

      Quienes me han seguido en mis artículos, habrán notado que continuamente menciono un plan para la eliminación selectiva de gran parte de la humanidad, establecido por los dueños del planeta, los cuales, además buscan desesperadamente crear una colonia fuera de nuestro planeta, por si el procedimiento se les va de las manos y una hecatombe nuclear borra la especie humana; incluyendo los promotores de la extinción selectiva.

     Esta información, muy difícil de demostrar, aún para aquellos que, como Robert Goodman, han dedicado su vida a ello, se corrobora a través de investigaciones como la realizada por Quintero, quien ha logrado establecer un hilo científico para corroborar algo que ya se sabía: el SIDA es una creación de laboratorio y los “líderes mundiales” están vacunados contra él (esto último no lo afirma Quintero); pero que surge en el momento apropiado, apoyando la creencia de que en la Era Acuario todo será revelado. Me atrevo a afirmar que informaciones similares, en diferentes ramas del saber científico, aún se guardan, y que ahora es el momento de publicarlas y condensarlas en un libro que se convierta en una puerta hacia la verdad que es necesario conocer.

      Ante la importancia de la información y la necesidad de difundirla a nivel mundial, le sugerí dos cosas a Quintero: la primera, escribir para nosotros los profanos; la segunda, ampliar su trabajo, con la misma rigidez científica que lo ha expuesto, para publicarlo en un libro que, “estoy seguro”, recibiría el financiamiento del gobierno. Nuevamente me sorprendió su respuesta al señalarme que ha lo ha intentado infructuosamente. Cómo algunas veces me leen funcionarios de alto nivel, decidí escribir sobre el asunto, tal vez se entere el Ministro de la Cultura y decida divulgar una información que resulta determinante para este proceso revolucionario y el destino de la humanidad.

      Puede ser que para algunos sea más interesante desgañitarse en contra de Globovisión en general y Zuloaga en particular; aún así, debe entenderse que la lucha contra el capitalismo no es la lucha contra el capital, o la propiedad privada, puesto que el poseer bienes materiales es una tendencia innata del ser humano, lo cual lo hace sentir más seguro en su transitar por la vida; se trata de rescatarlo de esa concepción utilitarista y desechable con la cual es visto por un reducidísimo grupo de personas que logra imponerle hasta el modo de pensar, haciéndole creer que goza de plena libertad de decisión, cuando la realidad es que le ha sido planificado hasta la fecha en que aquellos consideran conveniente evitar que continúe consumiendo los recursos del planeta.

      Ya que el gobierno está empeñado en una difícil misión, como es la pretender despertar la avidez por la lectura en la mayoría de la población –puesto que esta tendencia también es innata –, no estaría de más que se difunda un libro que contenga parte del conocimiento científico que sustenta esta lucha de supervivencia, entonces se entendería más profundamente el lema “¡Patria, socialismo o muerte!” el cual podría parafrasearse como “Sólo una patria socialista garantiza la supervivencia planetaria”; entendiéndose el socialismo como una forma de vida en la cual las demás personas no son enemigos que nos disputan los recursos, sino aquellos con quienes hay que unirse para lograr una mejor distribución de éstos; aún para quienes sus discapacidades físicas, emocionales y mentales, no les permite obtenerlos en suficiente cantidad para si mismos. 
 
 

      luiserangel@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1754 veces.



Luis Rangel


Visite el perfil de Luis Rangel para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: