El rollo que no cesa

El cura de nosotros

Vidal  Enrique, el séptimo   hijo de Carmen Aurora Gonzáles  de  Atencio  y Ángel  Renato Atencio nació sietemesino  el 3 de enero de 1963. Es uno de los tres varones que, sumados a las siete hermanas, constituye el  núcleo de  de la familia Atencio Gonzáles, cuya madre es de la casta  Ipuana, de la etnia wayuu. Corazón  y centro profundo del tejido social de Maracaibo, del Zulia y de Venezuela . Anásh Ajá.

Siete meses antes de nacer el hoy padre Vidal, el día 2 de junio de 1962, ocurre la insurrección  cívico militar de Puerto Cabello.  Los jefes de aquel intento revolucionario el capitán de navío Manuel Ponte Rodríguez, el capitán de fragata Pedro Medina Silva y el capitán de corbeta Víctor Hugo Morales, son hechos prisioneros junto a un sin número de jóvenes de la juventud comunista de Venezuela, entre ellos el poeta Servando Garcés Fergusson.

Parecen  datos intrascendentes los que he sembrado en los dos párrafos anteriores. Muchas familias pobres maracuchas, de origen wayuu o no, son numerosas y hasta hay alguno que sea sietemesino. Anash.

Pero  el sietemesino se salva. Y un día en  La Concepción, siendo apenas un carajito de seis años, lo lleva su madre al primer grado, al colegio Consuelo Nava Tovar. De ahí entra a la escuela Artesanal .Y después de una selección, es uno los tres elegidos en el colegio Marista Hermano Ildefonso Gutierrez, donde cursa el ciclo básico del 76 al 79. Y también en el Panamericano hasta el 79. Entonces  elije ser cura e  ingresa al Seminario Mayor Santo Tomas de Aquino y después, a los 17, continúa en el Seminario Santa Rosa de Lima, donde estudia siete años y se ordena en la Basílica de la Chinita, en 1988, en Maracaibo. Tierra Amada por el Sol. Tierra del padre Vidal, el cura de nosotros.

Desde los tiempos en que fue concebido hasta el día de su ordenación, el país es un torbellino,

La lucha de las clases populares, de los excluidos  ha sido tenaz, grande, sacrificada.

La Historia del padre Vidal es una buena Historia. Es la misma Historia de  nuestra familia que lucha contra la exclusión, integrándose, siendo una más de las gentes, estudiando, echando palante. Avanzando.

Vidal Atencio, ya sacerdote, estudió Comunicación Social y también Gerencia, en la Universidad del Zulia. En esos pasillos lo vi por primera vez. Me pareció extraño no haberlo tenido de alumno en Semántica Aplicada al  Ejercicio del Periodismo y, un día que estábamos en la misma trinchera, en Vive Tv donde Vidal tenía el programa Real y Medio y yo colaboré con él ,le pregunté: “ vos por qué no fuiste mi alumno”. Vidal  de frente me lo dijo: ”El furor, la fama era mucha”. Nos  reímos  de lo grande que es el periodismo. Vidal es uno de nosotros.

Después  lloré sin consuelo. Dos seres muy queridos por  todos fallecieron en una tragedia.

El Cura Vidal se me acercó y me dijo:  ”¿Tanto los querías? .Yo vi que esas palabras y su actitud serena eran sus palabras solidarias. Y así siempre ocurre todavía:  Si nos morimos, si nace un hijo o una hija . Si nos casamos, si el periódico nos envía a un asilo de Ancianos, si  los separatistas quieren destruir al Zulia, pretendiendo desintegrar la República Bolivariana de  Venezuela con cuentos  de camino, ahí está el  Padre Vidal, el Cura de nosotros. 

luisgarrillo@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4898 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter