Extraños defensores de la clase obrera

Los guarimberos están pisando el acelerador para pasar de suave a duro. El primero de mayo va a ser utilizado como “soplete” para calentar la calle. Damas del comando de la “Delincuencia”, perdón, de la “Resistencia”, están planificando saqueos en Maracay. La conversación difundida por el colega Alberto Nolia en Los Papeles de Mandinga, no deja duda alguna, lo que es peor una vez más planifican que los muertos sean puestos por “la chusma”, tal como lo hacen “Las bichitas”, como se llaman mutuamente en la conversación. La idea es, durante la marcha incitar al saqueo, iniciarlo ellas y su gente y luego abandonar el sitio, para que si matan a alguien no sea ninguna o ninguno de los instigadoras e instigadores, sino de “la chusma” que va a ser conducida hasta los centros comerciales, que no tienen sistemas eléctricos de seguridad y que no podrán cerrar con la rapidez del caso sus puertas.

Todo está a la vista: el asalta embajadas, ha dejado de gobernar en Miranda, para ir a Táchira a reforzar a su colega Pérez Vivas, quien desde su llegada al gobierno no ha hecho otra cosas que arremeter contra el pueblo organizado, las instituciones del gobierno nacional y presumiblemente fortalecer los focos paramilitares (Águilas Negras) que estarían bajo el amparo del gobierno regional y que serán las puntas de lanza para los desordenes callejeros y producir los homicidios que la derecha fascista necesita para continuar acusando a la revolución bolivariana.

Capriles Radonski, se trasladó al Táchira para junto a su par Pérez Vivas organizar acciones para protestar por las supuestas violaciones a la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y los derechos humanos por parte del gobierno nacional. Que curiosa ahora son defensores acérrimos del mismo texto que patearon, escupieron y rompieron el público, porque convertía Venezuela en una Cuba. En la misma tónica andan “El abuelito Monster” y el changuero Henry Ramos Allup. El primero demandando la nulidad de una decisión soberana y legítima de la Asamblea Nacional y que solo puede rechazar el pueblo en la consulta pública y, el segundo escupiendo hacía el cielo, cuando con sus acostumbrados sandungueos, sale en las cámaras de la TV, insultando al presidente y denunciando que aquí no hay libertad de expresión, que la dictadura mantiene controlados e intimidados a los medios de comunicación y al igual que Radonski, Pérez Vivas y el Alcalde Mayor de Caracas,defendiendo a Rosales y asegurando que aquí no hay justicia. En eso tal vez tengan razón, porque si la justicia funcionara no estarían ellos en libertad, conspirando las 24 horas del día. Pero continuando con el seguimiento, nos encontramos conque la Iglesia y Consecomercio ahora están preocupados por la suerte de los trabajadores, ”Gavilán acarantoñando palomas”. ¿Desde cuando los miembros de la cúpula de la iglesia son trabajadores? ¿Alguien ha visto a un Cardenal o un obispo de estos que mantienen secuestrada a la iglesia católica trabajando?. Pues ahora son hasta sindicalistas. Si no lo creen lean la última declaración de la “Conferencia Episcopal Venezolana”.

Pero dentro de esta comparsa hay algo más novedoso, Consecomercio y sus compinches ahora están preocupados por el proletariado venezolano. Al igual que a los bonzos de la cúpula episcopal, les preocupa sobremanera el destino de los trabajadores frente a esta crisis mundial. Y como para completar el colorido de los disfraces no podían faltar los cogollos podridos de la universidades “autónomas”, que también están jugando al endurecimiento del golpe blando, cuando utilizan la tímida medida de austeridad aplicada por el Estado, que les quitó 6% del presupuesto, para agitar a los estudiantes y lanzarlos a la calle, haciéndoles creer que van a eliminar los comedores y transporte porque el gobierno les quitó los recursos.

Todos sabemos que con solo eliminar las opíparas comilonas que montan, los viajes turísticos de autoridades y dirigentes sobornados, los viáticos y otras logísticas para actividades políticopartidistas, ahorrarían, no este recorte miserable, sino mas allá de 20 % del dinero que se gastan sin dar cuentas a nadie, porque es para lo único que reclaman la autonomía, de otra manera serian instituciones autogestionarias en buena parte para poder reclamar esa autonomía. Todos sabemos que la autonomía pasa por ser capaz de mantenerse. Ese es el momento que como personas alcanzamos la autonomía, mientras tanto dependemos de nuestros padres. ¿Hay alguna diferencia?

(*)Periodista

cd2620@gmail.com

cadiz2021@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2399 veces.



Cástor Díaz(*)

Periodista CNP 2414

 cd2620@gmail.com

Visite el perfil de Cástor Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: