Sobre héroes, tumbas y hornos

No es bueno llevar ramalazos el domingo de ramos. La oposición criolla los recibió antes de que llegaran los palmeros que bajan de las montañas o vienen de los morichales. El encargado de flagelarlos fue el pitagórico director de Datanálisis, Luis Vicente León.

El encuestólogo declaró por allí que nuestra abatida oposición necesita un héroe si quiere derrotar a Hugo Chávez Frías alguna vez. Exigir un líder al antichavismo ya es demasiado; pedirle un héroe parece una burla o un chiste cruel. Sin embargo, nunca fue tan serio León al diagnosticar la situación del oposicionismo irredento.

Hugo Chávez, subrayó el numerólogo, es un titán. Luego, a los titanes sólo los pueden enfrentar los héroes. El problema es que, desde 2002, la oposición ha sido una verdadera hoguera de las vanidades, dicho literalmente, sin una pizca de metáfora. Parafraseando al gran Ernesto Sábato, allí cada prospecto de héroe ha encontrado su tumba. Pero no una tumba homérica, sino municipal, como los quemaderos de las periferias parroquiales.

Tres presidentes de la patronal Fedecámaras –Carmona, Muñoz y Fernández- dieron el salto mortal para convertirse en héroes de la oposición. Dos están en el autoexilio y casi en el olvido, que es algo peor que el destierro voluntario. El poder económico hace banqueros y hasta geniales estafadores como Madoff, pero no héroes.

El 11-A, ningún militar golpista alcanzó la inmarcesible dimensión de Aquiles, vencedor de Héctor. El empresario jefe, Pedro Carmona, se piró. De la larga lista de firmantes del decreto-acta, desde el difunto cardenal Velasco hasta el entonces gobernador del Zulia (hoy escondido), nadie hizo descollar su voz desde la derrota. Nadie firmó. Todos dijeron a coro: “yo no fui”.

El sabotaje petrolero ofreció para el altar de los héroes a unos aspirantes jóvenes, preparados en su materia y engreídos, bajo el cognomento excluyente de meritócratas. No hubo gobierno de los tales meritócratas y la derrota resultó demoledora. Al menos para ese entonces, se perdió la esperanza blanca.

De seguida, se pretendió sacar un héroe de ese bazar de ONGs en que fue convertido el país. Todo el mundo tenía su ONG, e incluso, frente al creciente desprestigio de los viejos y nuevos partidos, varios de éstos se disfrazaron de organización no gubernamental. De esa quincalla que mezcló con atorrancia la política con el sifrinismo anti- político, no podía salir nada. Y no salió nadie digno de una estatua en su pueblo, de un busto en su barrio, de un retrato en la galería de su club o urbanización.

La última carta fue optar por un héroe juvenil, todavía con espinillas, y recurrieron a las universidades privadas y a una que otra pública desviada de su propia historia. Los chamos terminaron recibiendo premios y dólares en Estados Unidos y dando promocionados paseos por Europa en compañía de la derecha del viejo continente. Los futuros héroes se burocratizaron demasiado rápido.

Se agotó la cantera. Se sabe cómo se hace un presidente; hasta un manual sobre la materia escribió Joe McGinnis. Pero nadie ha escrito una obra que instruya cómo se hace un héroe y que, además, resulte efectiva. Por eso Luis Vicente León le resulta cruel a los oposicionistas. Si él sabe que no se puede, ¿por qué lo plantea? ¿Acaso pretende hacer una metáfora, dolorosa y burlesca, de las peras en el horno?

Describir a Hugo Chávez como un titán, frente a un adversario molido por los resultados del 15 D, produjo un impacto demoledor. Todavía León no se explica por qué los talibanes de aquel lado lo detestan. Este investigador escuálido se hace, es o de verdad comió peras horneadas.

earlejh@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2734 veces.



Earle Herrera

Profesor de Comunicación Social en la UCV y diputado a la Asamblea Nacional por el PSUV. Destacado como cuentista y poeta. Galardonado en cuatro ocasiones con el Premio Nacional de Periodismo, así como el Premio Municipal de Literatura del Distrito Federal (mención Poesía) y el Premio Conac de Narrativa. Conductor del programa de TV "El Kisoco Veráz".

 earlejh@hotmail.com

Visite el perfil de Earle Herrera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Earle Herrera

Earle Herrera

Más artículos de este autor