El Gobierno financia a cuervos horribles que se “forman” en Colegios privados y universidades

El Gobierno Bolivariano entregó entre 2006-2007, a las instituciones privadas, a través de la figura del subsidio, un total de 488 mil millones de bolívares. La cifra se está disparando astronómicamente en el 2008, pese a la crisis económica mundial. No satisfechos con ello, esos mismos colegios aumentan las matrículas como les da la gana, sin respetar los límites estipulados por el Ministerio de Educación.

Y en esos colegios lo que se está formando son puros monstruos vanidosos, pequeños burgueses, egoístas, amante de lo extraño, faranduleritos muy bien pagados de sí mismos, que odian todo lo que tenga que ver con nuestro país sean maestros, profesores y alumnos. Horrible, horrible. Para ellos en Venezuela todo huele a mierda y claro, se niegan a mover un dedo para mejorar algo.

Esos niñitos llegan a casa de sus padres, porque lo oyen de sus maestros y profesores, diciendo en que Chávez es un asesino al que hay que matarlo. Todos esos colegios son franquicias de Globovisión para niños. Y resulta que a la vez, esos colegios se están convirtiendo en guaridas de drogómanos, distribuidores de droga y centro de la más preocupante prostitución. Allí tal como va la cosa, nunca llegará el socialismo.

A ellos todo hay que dárselos en grandes cantidades, si no véase como andan esos malditos equipos rectorales de las universidades autónomas pegando el grito en el cielo porque les han pedido que acomoden los presupuestos con la rebaja del 6% que le han pedido a todas las instituciones del Estado. Y cada autoridad de estas universidades (una cincuenta) se gasta por lo menos cuatro vehículos de lujo con una nube de guardaespaldas, jalabolas y choferes. Viven viajando por pendejadas, con viáticos cuantificados en dólares y echándose por el buche viáticos espeluznantes. El muermo ditirámbico de la ULA, el rector Mario Bonochi en pleno Consejo Universitario comenzó a dar alaridos diciendo que de ahora en adelante no habría más papel toilet en los baños, ni tiza ni borradores. El profesor Heriberto Gómez le preguntó: “¿y cuándo ha habido papel toilet en los baños, y cuándo nos han dado tiza y borradores? Lo que quiere decir que ustedes se roban hasta el dinero que va para esos artículos.” Entonces el muermo ditirámbico de la ULA comenzó a callarse, pero bueno a él le da lo mismo. Él es de la clase de los Ravell, de Rosales, y está decididamente a cagarse en todo lo que decida este gobierno, y que se atrevan a atacarlo para que vea cómo coge la autonomía y se la mete por el trasero “al tirano ese del poder central”.

Pero bueno, lo que trato de explicar aquí es que esos muermos ditirámbicos vienen de los colegios privados que el gobierno vive financiando con mano larga.

Esos niñitos de los colegios privados son los mismos que luego pasarán a las universidades a pintarse las manitos de blanco porque desde muy chicos las tienen cagadas como las Bonuchi que ni con creolina. Sus pasiones son la droga, como ya hemos dicho, vivir entregados a los juegos de guerra por internet, hablando de modelos de carros y motocicletas, tragando hamburguesas en Mc’Donalds, embutidos todo el tiempo en películas de terror, de violencia o de Disney, sin perderse las series de amor que pasan en Boomerang, hablando pepas sobre marcas de camisas, zapatos y pantalones y de fútbol. Y sus padres por lo general suelen ser peores en frivolidad y cursilerías. Además de ser subsidiadas esas centrales del más burdo lacayismo, a los padres les sobra la plata para sacarlos a pasear en cruceros, o ir a Miami, a Nueva York o a París para que se empapen del mágico mundo de todas las payaserías modernas. No se traen un libro de esos viajes sino cargamentos de películas vacuas, no visitan un museo o una biblioteca sino que se entregan con furor a recorrer centros comerciales, y regresan, claro, peores a pintarse las manitas para salir a protestar contra el ogro tirano que no los deja en paz porque se pone en cadena y les impide a sus padres o a ellos mismos, ver ciertas telenovelas u otros programas igualmente miserables.

Esos son los niñitos mimados que luego van a las universidades autónomas, digo, o los que rezarán con el padre Luis Ugalde en la UCAB. Los asexuados muñequitos de torta que siguen las líneas de Yon Goicochea y Rikesa, los que se tuercen con furor porque les reducen las divisas de CADIVI con las que quieren viver comprando mariqueras. Las nenas iracundas que por todo lloran y cuyos padres son de la estirpe de Ledezma, del Ravell, del Matacuras, de la Nitu Pérez Osuna, del Kiko, el torcidísimo cara e´cachapa Roland o de la Carla Angola. Las nenas iracundas que por las vueltas del destino zapatean con furor el suelo cuando no se las complace y quieren irse del país. Todo eso lo está financiando el gobierno este pendejo. Que como digo la vaina es terriblemente congénita. Fidel sacó a todos estos lechuguinos de Ramos Allup para el carajo, para donde deben estar allá en la meca de la frivolidad donde residen Patricia Poleo, el Juan Fernández, el Carlos Fernández, el Rosales, el Nixon Moreno, Carlos Ortega y otros peluznos de largas colas y coloreadas pezuñas. O sea.

jsantroz@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2350 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Sant Roz

José Sant Roz

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a76270.htmlCd0NV CAC = Y co = US