Elecciones regionales

Además de golpistas...electoreros

Qué electoreros son. Es que además de golpistas, saboteadores, mentirosos y “guarimberos” violentos son unos electoreros de marca mayor. Pero es que no se nos debe olvidar que estos pichones de fascistas son los mismos que durante décadas vivieron a costa de los cargos públicos, no aguantaban dos pedidas para ser candidatos a cualquier cosa, y se les llenaba la boca autodenominándose “demócratas”, mientras institucionalizaban el tristemente célebre lema adeco de: “acta mata voto”.

Realmente era patético ver en días pasados en la televisión a Antonio Ledezma, demudado, con los ojos vidriosos y tomando agua a cada rato, nos imaginamos que para pasar el trago amargo, lanzándole improperios de toda especie a sus compinches de la Coordinadora Democrática, que presurosos se inscribían para participar en las elecciones a alcaldes, gobernadores y legisladores regionales, a realizarse en el mes de agosto. Ledezma les llamó hipócritas, incluso llegó a amenazarlos diciendo que estaba dispuesto a desenmascararlos -no sabemos a que se refería, porque estos golpistas hace tiempo que se quitaron la máscara-; dijo que estaban dando un triste espectáculo, al ir divididos a las elecciones regionales.

Lo cierto es que el pasado martes a la medianoche -se les olvidó que vivimos en el país de las prórrogas- se vencía el plazo para inscribir candidaturas para las elecciones regionales del 1 de agosto, y todos los partidos y aspirantes a usufructuar los cargos de elección popular olvidaron que estamos, según ellos, en una dictadura, donde todas las instituciones están supuestamente controladas por el gobierno, donde el CNE y el TSJ no ofrecen ninguna garantía de imparcialidad; se les olvidó de golpe el revocatorio y los famosos reparos; la legalidad o no de la decisión de la Sala Constitucional anulando la precedente de la Sala Electoral, pasó a mejor vida, avasallada por la fiebre y el desenfreno electorero, ante la proximidad de la hora 0. Antes de quedarse fuera del proceso, y dejar de soñar con las comisiones y contratos que eventualmente les llenarán los bolsillos, los compinches de Ledezma, salieron corriendo a inscribirse como quien va apurado a cobrar una herencia.

Realmente Ledezma tenía razón en lo que decía el martes pasado en la televisión, quizás por primera vez este personajillo tiene razón en algo que tenga que ver con política. Sus secuaces adecos, copeyanos y demás especímenes de baja estofa que integran la Coordinadora Democrática, son unos sinvergüenzas, unos redomados electoreros, que hablan de unidad pero que en realidad sólo les interesan las prebendas y privilegios que los cargos públicos pueden ofrecer. Sin duda quieren salir de Chávez, pero cuando se trata de “cambures” burocráticos cualquier cosa es susceptible de postergarse. Más de 6.000 candidatos en todo el país son testigos de sus ansias de poder; sólo en dos estados, Miranda y Carabobo, presentan candidaturas únicas a la gobernación, en otros, hasta 26 candidatos de la oposición golpistas ponen a competir sus apetencias, como es el caso de Nueva Esparta, y dejan para luego la unidad de la que tanto hablan, mientras que en las alcaldías la rebatiña llega a límites bochornosos. Ocariz y William Ojeda se disputan la del municipio Sucre en Miranda; Claudio Fermín y Peña se enfrentan a Juan Barreto en Caracas, y pare de contar.

Peor para ellos, que saldrán nuevamente con las tablas en las cabezas. Así como el pueblo los ha derrotado una y otra vez, tanto el 13 de abril como en el paro-sabotaje petrolero, nuevamente serán “revolcados” pero esta vez en su propio terreno, en el que tanto ellos disfrutan y del que se beneficiaron durante 40 años: el electoral. No volverán!!!


Miguel Angel Hernández Arvelo. Profesor de la Escuela de Sociología de la UCV y miembro de la dirección nacional de Opción de Izquierda Revolucionaria (OIR)
miguelaha2003@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2946 veces.



Miguel Angel Hernández Arvelo

Profesor de Historia en la UCV y miembro del comité impulsor del Partido Revolución y Socialismo. Como marxista, Hernández aboga por el definitivo rompimiento con el capitalismo en Venezuela y por la construcción del socialismo.


Visite el perfil de Miguel Angel Hernández Arvelo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas