¿Y para que necesitamos una feria? (y II)

Por fín, ha terminado la "nueva" Feria de San José del municipio aragüeno de Girardot. Una "Feria" que solo se ocupó de sembrar más caos vehicular en la ciudad de Maracay que de costumbre, porque al Alcalde Pedro Bastidas y a la Junta Directiva de la organización ferial se les metió en la cabeza que debía hacerse en el Parque "El Ejército", porque el Parque de Ferias que debería usarse no está "presentable" y además había que "atraer turismo". ¿Desde cuando los turistas que vienen a la ciudad visitan ferias?. ¿No será que buscan la costa y los parques nacionales?.
 
Haciendo caso omiso de la necesidad de reducir gastos y evitar fuga de divisas, fueron contratados para esta "Feria" artistas extranjeros como Olga Tañón e Ismael Miranda, además de contratar lo relativo al show adormecedor de mala calidad presentado en la Maestranza César Girón. Lejos de desmentir lo que son las ferias venezolanas, reinó la mas absoluta mediocridad (salvo alguna excepción) en cuanto a grupos venezolanos de "chamos" transculturizados que creen que ya son artistas porque remedan las mañas y los "modales" de sus similares de afuera. La elección de la Reina de la Feria, otro resabio de épocas superadas, siguió la misma línea predecible de siempre, que para que comentarlo.
 
Otra cosa que causa más molestia (o repulsión) es que, contrariando las líneas del Gobierno Humanista y Progresista del Presidente Chávez, pocos dias después de iniciada la "feria", me fijé que un cartelón en la via entre El Limón y Maracay anunciaba la "Copa Pedro Bastidas" de toros coleados. Es decir la manifestación más abyecta del "culto a la personalidad" y del apoyo de "tradiciones" bárbaras que nada tienen de manifestaciones culturales.
 
Naturalmente, por supuesto, como a toda "feria" que se respete le hacen falta los espectáculos "culturales" sanguinarios, se lucieron los mismos "artistas" y "deportistas" vestidos con su traje de luces asesinando "con arte castizo y noble" a las no menos nobles bestias. Y todo a nombre del muy "bolivariano y revolucionario" Gobierno de Girardot. De modo, pues, que el Alcalde si buscaba figuración, lo logró...¡pero a que precio!. Y por supuesto, la música a alto volumen de las presentaciones en el improvisado parque ferial que no dejaron en paz a las comunidades aledañas, el "tierrero" del parque mecánico, la improvisada exhibición ganadera y los cuida-carros, que parecían prestados de los abominables "estacionamientos" maracayeros y el tráfico congestionado sirvieron para "ponerle colorido" a la "nueva" Feria y como "abrebocas" de la "administración" del Sr. Bastidas.
 
En efecto, si lo que el Alcalde Bastidas pretende es darle "continuidad" a la custionada "administración" de su alcoholizado y corrupto antecesor, ya me imagino que lo que vendrá después, será simplemente más de lo mismo: la misma ración de populismo barato, disfrazado de "revolucionario". Y otro "camión" de arena para echárselo encima a la dignidad que debería ser la norma de la Revolución Bolivariana.
 
Una vez más: después no se extrañen si regresa la derecha, cosa que jamás desearé. Pero parece que con las actitudes del Sr. Bastidas, ya se le está preparando el camino.
 
Y a eso NO LO PUEDO llamar "Revolución".


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2309 veces.



Roberto Arenas


Visite el perfil de Roberto Arenas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Roberto Arenas

Roberto Arenas

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social


Revise artículos similares en la sección:
Poder Popular