Trincheras de Ideas

¿El Vaticano en guerra contra Venezuela?

Parece una exageración el título de este artículo, pero los hechos acontecidos en la Nunciatura Apostólica (embajada del Estado Vaticano en Venezuela) sugieren un definitivo endurecimiento del no tan santo Estado Vaticano, dirigido por una eminencia pontificia de un oscuro pasado fascista en su juentud, el Papa Benedicto XVI, caracterizado por ser un extremista de derecha, ultra conservador, adversario de cualquier posición progresista o medianamente moderada, ni se hable del rescate de la iglesia de los pobres que postula la Teología de la Liberación, condenada por herética por el Papa en funciones.

No todas las guerras se hacen con armas convencionales, con el despliegue de fuerzas, con fusiles, artillería, aviones y barcos misilísticos; el Estado Vaticano es un entidad sin ejército, pero no por ello carece de estrategia y de una fuerza de dimensiones muy respetable, la Iglesia, entidad vertical, cuasi secreta, institución concebida sólo para hombres, cuyos prelados y alta dirección por le regular forman parte del cuadro de las clases dominantes de los países donde tienen asiento, así ha sido en todos los países latinoamericanos.

La cúpula de la Iglesia venezolana, fiel a los postulados políticos conservadores de la actual dirección vaticana, ha mantenido secularmente –incluso en aquellos períodos de mayor liberalismo del Vaticano con Juan Pablo II y los años finales del papado de Juan XXIII–, una clara y definida posición de entendimiento con los grupos dominantes de la oligarquía criolla y en los últimos 10 años, además de su conservadurismo tradicional y de alejamiento del pueblo –la feligresía católica incluida–, una franca y abierta oposición al proceso de cambios y un mellizal odio al presidente Chávez que la llevó, en abril de 2001, a participar en el golpe de Estado que los organismos empresariales –Fedecámaras–, cúpulas sindicales –CTV–, generalato traidor, partidos políticos fascistas y neo fascistas –AD, COPEI, Primero Justicia, Un Nuevo Tiempo, Proyecto Venezuela, BR… la embajada norteamericana y la legión de OGNs financiadas por la CIA y otros organismos norteamericanos como la USAID.

El Estado Vaticano, con el nuevo Papa, se mantuvo discretamente alejado de cualquier pronunciamiento en torno a la situación política venezolana y nunca le hizo crítica o requerimiento a la cúpula de la Iglesia por su abierta, deliberante y agresiva posición política, institución liderizada por dos cardenales y un monseñor, Cardenal Antonio Ignacio Velasco García, Cardenal Rosalío Castillo Lara, Monseñor Porras. Tampoco el Vaticano, con su representante, Monseñor Berlocco, había actuado como el antecesor de éste, quien se movió con mayor osadía y en no pocas ocasiones se inmiscuyó en los asuntos internos venezolanos por lo que fue protestado por el gobierno revolucionario.

Más, la cúpula de la Iglesia Católica criolla –de la cual muchos de sus miembros directivos fueron conspiradores y golpistas en abril de 2001, el cardenal Ignacio Velasco incluido– trató de liderizar la oposición radical y asumió una abierta confrontación, a través de la Conferencia Episcopal, contra el gobierno; sus sectores más ultra radicales y neofascistas –que en su momento encabezó el cardenal Rosalío Castillo Lara– y hoy, neutralizado Urosa, por su falta de garra y decisión, es obligado por Porras y otros similares a él, a asumir las posiciones de la derecha episcopal. No hay dudas que un fascista delirante, monseñor Porras, es uno de los que maneja todos los hilos de esa política opositora, dentro de la que se inserta, a nuestro juicio, la torpe y errada decisión de –¿imponerle?– al Vaticano una participación más activa en la injerencia en los asuntos venezolanos al aceptar o permitir el monseñor Berlocco, representante del Vaticano en Venezuela, al aceptar o permitir que Nixon Moreno se asilara en la Embajada del Vticano.


EL ASILO DE NIXON MORENO


Nixon Moreno es un personajillo surgido de la corrupta política estudiantil que en la Universidad de Mérida –dirigida por un fascista convicto y confeso– han implementado todos estos años los partidos más decadentes: COPEI, AD, Bandera Roja, Primero Justicia, cuyos objetivos políticos han significado en enfrentamiento permanente, a través de acciones vandálicas, de guarimbas incendiarias, agresiones a la policía y a la GNB, de destrucción de bienes públicos, enfrentamientos armados de grupos gansteriles estudiantiles por el control de áreas universitarias que reportan grandes ganancias económicas como OBE, que produjo no hace mucho tiempo el asesinato de un dirigente estudiantil de la ULA por el control de los fondos del pasaje estudiantil, becas, etc. que significan millardos de bolívares. Moreno formó parte de las turbas que tomaron la Gobernación del estado Mérida en los aciagos días de abril de 2002, es decir, es un golpista conocido a quien le sobreseyeron la causa de golpista al igual que a otros muchos conspiradores.

Del vandalaje estudiantil de 2006 en la ciudad de Mérida, en acciones de calle contra el gobierno dirigidas, entre otros, por Nixon Moreno, salta el personaje al estrellato de los medios de la derecha, que ensalzó su delictual conducta que iba de la agresión armada de policías hasta el intento de violación de una funcionaria policial, con sevicia y sadismo, razón por la que fue inculpado por la Fiscalía General de la República de homicidio intencional simple, en grado de frustración a un funcionario policial y de actos lascivos violentos contra la policía Sofía Aguilar en grado de cómplice necesario.

Sin dudas que a esa altura de los acontecimientos Nixon Moreno se convirtió en una útil ficha política de la extrema derecha conspiradora, un cuadro joven con el que se puede enfrentar al Gobierno, salvo que ya Moreno está quemado por su conducta delictiva y criminal, allí es donde El Vaticano entra en juego al autorizar al embajador monseñor Berlocco a que le abra las puertas de la Nunciatura al prófugo. Obviamente para que sea autorizado el asilo, antes debió ser solicitado por el propio embajador, a quien a su vez se lo solicitó un alto prelado de la Iglesia Católica Venezolana. Pensar que Moreno solicitó el asilo de motus propio es conferirle un exceso de inteligencia que realmente no tiene, él no es más que un instrumento en manos de la derecha fascista, fascista él, ya no se pertenece ni tiene voluntad y menos poder de decisión, no es más que un instrumento, un cohete quemado en manos de sus hacedores que ya no lo necesitan y lo fugan. El largo asilo se convierte en una papa caliente, es decir, tenerlo allí más tiempo que los dos años transcurridos, cuando saben que el Gobierno del Presidente Chávez no va a permitir su salida ni le va a dar el placé para que se vaya a Italia como asilado.


LA MANO DEL GOBIERNO Y ESTADO NORTEAMERICANO DETRÁS DE NIXON MORENO


Alberto Echeverri miembro de la Fuerza Delta de ArmorGroup-Colombia del Comando Sur, en su intervención en la reunión de Puerto Rico, donde se le da luz verde al Plan Jaque Mate al Rey, cuya meta es la salida del Presidente Chávez en el 2010… o antes, plantea el importante espacio político que en dicho Plan tiene la Iglesia Católica venezolana. Leamos fragmentos de su intervención, tomada de la Minuta publicada por la página Web del grupo derechista Foro Noticiero Digital y reproducida por la página web revolucionaria, Aporrea.

“Siguiendo las orientaciones que están en la directiva 32b64 de la DNI, formulamos un plan de actividades en correspondencia con los diversos escenarios que se pueden presentar en la coyuntura que vive Venezuela, los cuales vamos a describir siguiendo la jerga del ajedrez.

(…)

Voy a utilizar un recurso gráfico para hacerme entender:

Primero: en el tablero se ve la disposición de las fuerzas, haciendo una analogía entre cada una de las piezas y nuestros dispositivos políticos y militares. En este esquema los peones son los movimientos sociales, específicamente el movimiento estudiantil. Los alfiles lo constituyen las ONGs y estructuras diversas de la sociedad civil, incluida la cúpula empresarial. Los caballos son los partidos y el sector de la iglesia comprometida, particularmente la CEV. La reina sería la fuerza de choque conformada por elementos policiales y militares”.

En otra de las intervenciones producidas en la golpista y subversiva reunión de Puerto Rico otros representantes del gobierno norteamericano se referirán también al papel de la Iglesia Católica venezolana y, sobre todo, al de la Conferencia Episcopal, quien desde hace mucho viene participando en esas reuniones conspirativas preparadas por el gobierno norteamericano por varios años. El militar Klein Silbes, responsable para el aérea caribeña del Comando Sur-Colombia, también se refirió al tema.

“La exposición de Echeverri parece muy técnica, pero está llena de acertijos y creatividad, siendo una buena metáfora para entender las tareas y actividades que se desprenden de este tablero, sus piezas y sus movimientos. Hace meses cuando planificamos en parte estas actividades (se dieron reuniones donde asistió Ravell, Barboza que están aquí, así como también asistieron Porras, Petkoff y otros) no se había avanzado ni conformado los equipos que tenemos ahora, del mismo modo, no se habían alcanzado las metas que se vienen obteniendo paso a paso”.

De manera que, como dicen los abogados, “a confesión de parte relevo de pruebas”. No hay dudas para los sectores revolucionarios bolivarianos y socialistas y para el movimiento popular, que la cúpula eclesiástica conspira contra el gobierno desde hace años, se involucró en el golpe de Estado del 11 de abril de 2002 y tiene las manos metidas en el proceso de subvertir el proceso con la participación de los hijos de la burguesía y lanzarlos de carne de cañón para “foguearlos” en las luchas de calle, en acciones violentas e incendiarias como las que se han vivido los dos últimos años.

El asilo de Nixon Moreno en la Nunciatura Apostólica, hace dos años, y su reciente evasión, con el vidente apoyo y visto bueno del Nuncio Berlocco, no hay dudas que forman parte del mismo plan largamente preparada por los gobernantes norteamericanos y secundados por la contrarrevolución venezolana de la cual los monseñores de la CEV son los caballos de ese siniestro ajedrez subversivo.


¿CONSPIRA EL VATICANO CONTRA VENEZUELA?


Es muy cuesta arriba admitir que toda la trama que involucra a Nixon Moreno, al Nuncio del Vaticano en Venezuela, monseñor Berlocco, a la cúpula de la Iglesia Católica venezolana, al poder mediático más recalcitrantemente retardatario y reaccionario de la burguesía oligarca venezolana e incluso, por lo que se ha sabido de la reunión de Puerto Rico del 9 de enero, también involucra a distintos sectores del gobierno, ejército y Estado norteamericano, el gobierno del Estado Vaticano que encabeza el Papa Benedicto XVI, no tenga que ver –o cuando menos estar informada– de esa burda y sucia trama, por lo menos recibir los informes y solicitudes del Nuncio para darle asilo al delincuente Nixon Moreno, incluso aprobar la mamarrachada de “graduar” al asilado de politólogo, un show-provocación del peor mal gusto, y ahora la fuga del prófugo de la justicia venezolana, según se rumora disfrazado de cura y sacado de la sede en el auto de la sede diplomática, para no levantar sospechas de las autoridades venezolanas, las que, curiosamente no tenían ningún tipo de vigilancia policial, a sabiendas de lo que son capaces los fascistas venezolanos, como lo demostraron fugando a Moreno.

No se puede exculpar al embajador del Vaticano de su conducta no sólo poco diplomática para con Venezuela y su gobierno con todo este sórdido asunto de Nixon Moreno, como tampoco se puede admitir que haya actuado por decisión propia, sin consultarle a su gobierno de pasos tan graves y delicados, por ello muchos sectores venezolanos se preguntan si el gobierno del Vaticano conspira contra Venezuela, si forma parte de una horrible trama construida por el gobierno de Bush, asumida por el Estado todo de los Estados Unidos de Norte América.

¿Qué va a pasar en los próximos tiempos entre las relaciones entre Venezuela y el Estado Vaticano? ¿Era necesario llevar las relaciones a tal estado de tirantes, cuando existen tan importantes coincidencias políticas?

La verdad del affaire Nixon Moreno debe salir a flote porque el monseñor Berlocco, con su conducta poco ética, su andar, por lo visto, en muy malos pasos y en compañía de conspiradores convictos y confesos como el monseñor Porras, de hecho haciéndole el juego a una absurda y reiterada conspiración de una potencia extranjera y de minúsculos grupos contra las autoridades constituidas y legítimas de Venezuela, da mucho que pensar. ¿Actuó siempre solo, sin consultarle a su gobierno? Difícil admitirlo. ¿Es él parte de la conspiración? Las interrogantes flotan. (17-03-09) (humbertocaracol@gmail.com)


* Nota. Queremos pedirle disculpas a nuestros lectores porque en la versión anterior del artículo. “¿El Vaticano en guerra contra Venezuela?”, publicado en la página de Aporrea (24/03/09), se insertaron al final párrafos de otros trabajos que no se entrecomillaron, y se omitió el subtítulo: “La mano del gobierno y Estado norteamericano detrás de Nixon Moreno”; viene después el subtítulo: “¿Conspira el Vaticano contra Venezuela?

Pedimos excusas por la inserción de párrafos de otros trabajos sobre el tema sin entrecomillarlos y sin mencionar su autoría.

La actual es la versión definitiva.

El autor


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3778 veces.



Humberto Gómez García

Director de la revista Caracola. Pertenece al Movimiento de Medios Alternativos y Comunitarios (MoMAC). revistacaracola.com.ve

 humbertocaracola@gmail.com      @hgcaracola

Visite el perfil de Humberto Gómez García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: