Es más fácil estar hablando paja del “CHE” que hacer las vainas como es

En esta oportunidad me toca empezar mi escrito, pidiéndoles perdón a la vida a la historia, a mi comandante en jefe HUGO RAFAEL CHAVEZ FRIAS y a los cuantos pocos revolucionarios de verdad, sinceros y honestos que por esos lugares deambulan; por el titulo de mi escrito; pero, es que después de haber escuchado y visto al camarada MARIO SILVA, decir lo que dijo en su programa La Hojilla, el día de ayer, no se me ocurrió otro título más llamativo que este, porque de lo que dijo ayer, MARIO SILVA, y lo que yo he venido diciendo desde hace más de cuatro (4) años, solo hay y existe una pequeña diferencia: él tiene como expandir su información a muchos más venezolanos y no tan venezolanos, que la posibilidades que poseo yo para llegarle al disociado del la cuadra.

Nuestro camarada Mario Silva, llegó a decir en su programa de ayer -refiriéndose a la falta de seguimiento a la gestión de ministros y todos esos etcéteras, que conocemos- que los ciudadanos debemos denunciar a todos aquellos funcionarios, que no cumplen o no cumplan con sus promesas o con algo mucho menos comprometedor…porque ningún ministro puede prometerle al pueblo nada, sino a nuestro camarada presidente... cumplir tan solo con sus funciones, mientras dure en el cargo. Pero al camarada Mario, parece que se le olvida que, en esta luchas de sapos, chismosos y pajúos, hemos sucumbido algunos cuantos que nos hemos arriesgado a realizar esas denuncias, y en consecuencia, nos hemos visto en la no tan reconfortante posición de abandonar algunos espacios.

¿Qué esto se pudieran entender como falta de ideología y de espíritu revolucionario?

Si camarada esto se puede entender como abandonar la lucha, pero de lo que no se le puede acusar a los que abandonan esos espacios, es de cobardes, porque, cuando se tiene el apoyo de algunos cuantos que nos custodien, es mucho más fácil tener las bolas necesarias, para tomar algunas decisiones temerarias, sin llegarnos a importar en el momento, lo que nos pueda suceder, porque estamos completamente seguros que, alguien pondrá su pecho para protegernos y de pronto asegurarnos una nueva oportunidad, para poder ser el mismo pajuo de siempre: OJO; que no se entienda esto como un ataque al camarada MARIO SILVA, porque yo estoy muy de acuerdo con las cosas que dijo, en su programa, el problema es que no toco el fondo del problema.

Si en esta vaina, a los CHISMOSOS, PAJÚOS, BOCONES Y SAPOS, se nos hiciera un mínimo de caso o se nos parara un gramito de bolas, tal vez, nuestro panorama político fuera muy distinto a lo que estamos presentando en los actuales momentos, como asimetrías ideológicas y falta de principios éticos y morales de un verdadero espíritu de cuadros políticos, y quizás no estuviéramos esperando que nuestros principios ideológicos comieran, para que nuestros esófago político tragara, es decir, si en realidad en esta guebonada, se le hubiese parado bolas al pueblo desde el principio, aquellas traiciones que se nos han hecho no se hubieran dado, pero ha pasado 10 años, vamos rumbo a un nuevo siglo y continuamos viendo, a los mismos personajes de siempre, hablando las mismas guebonadas del pasado.

Hermanos, camaradas, compatriotas todos. Yo; JESUS CHUA ESPINOZA, no tiene, ni tendrá nada en contra de la filosofía y las teorías del eterno combatiente y eterno guerrillero ERNESTO CHE GUEVARA DE LA SERNA, y mucho menos tengo nada en contra de los principios que rigen o rigieron en sus momentos los procesos revolucionarios que motivaron a todos aquellos que realizaron y encabezaran aquellos acontecimientos.

Pero o se puede seguir llevando al “CHE” en nuestro discurso, para justificar nuestras ineptitudes, porque, es muy fácil hablar paja del “CHE” sin hacer lo que en su momento hizo el “CHE”; pero yo me vengo un poco mas acá, hablemos del casi nunca recordado en estos casos, de FABRICIO OJEDA, cuando en su libro “LA GUERRA DEL PUEBLO” nos dice citando a la Segunda Declaración de la Habana, lo siguiente:

…”Que la revolución tenga lugar por cauces pacíficos o nazca al mundo después de un parto doloroso, no depende de los revolucionarios; dependen de las fuerzas reaccionarias de la vieja sociedad, que se resisten a dejar nacer la sociedad nueva, que es engendrada por la contradicciones que llevan en su seno la vieja sociedad. La revolución es en la historia como el médico que asiste al nacimiento de una nueva vida. No usa sin necesidad los aparatos de fuerza, pero los usa sin vacilaciones cada vez que sea necesario para ayudar al parto. Parto que trae a las masas esclavizadas y explotadas la esperanza de una vida mejor”…

Dejemos la habladera de paja y hagamos lo que haya que hacer para que se acabe esta incertidumbre.

CHÁVEZ, es el camino

CHÁVEZ, es la razón

Sin CHAVEZ, no habrá ¡Patria! ni Revolución

cabacote@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3644 veces.



Jesus Chúa Espinoza


Visite el perfil de Jesús Chua Espinoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: