¿Por qué culpar al ministro Sanz?

Desde hace años he planteado la necesidad de revisar los procesos de comercialización del aluminio y la adecuación de su unidad de mercadeo para poder llegar directamente a los mercados reales y potenciales del aluminio, conocer sus necesidades y adecuar los productos a sus requerimientos; esto jamás se ha hecho, la unidad de mercadeo solo ejecuta funciones de venta y despacho a ciertos grupos de intermediarios llamados trainers, quienes son los que se han apoderado del mercado conociendo sus necesidades y logrando crear un monopolio en el suministro de aluminio tan poderoso hoy en día (acentuándose por la actual crisis), que amenazan a cualquier empresa con evitar la colocación de sus productos en los mercados,. Por años las empresas del aluminio han desperdiciado la oportunidad de crear a nivel internacional y nacional un plan estratégico que nos permita conocer el mercado real y potencial del aluminio y sus derivados; cuales son sus necesidades reales, como operan, a que mercados sirven (si al sector industrial o al mercado de consumo masivo) y como se adecuan para satisfacer las necesidades de los consumidores (productividad y calidad).

Contar con esta información hoy en día es vital cuando los escenarios a los cuales nos enfrentamos no son los más alentadores, no obstante hay que hacer el trabajo a la mayor brevedad posible; recuerdo cuando proponía la creación de una OPEP del aluminio para poder enfrentar a los trainers y pode defender los precios en los mercados internacionales; nadie dijo nada al respecto (para bien o para mal). Las empresas del sector aluminio tiene vicios que rayan en lo grotesco, entrar a ellas no obedece a un plan de captación de los mejores talentos y de dar igual oportunidades a cada venezolano de poder trabajar en ellas; de beneficios no hablemos, todavía me preguntó: ¿Una empresa que da tal cantidad de recursos en utilidades debe todavía dar bonos de producción para que sus trabajadores lleguen temprano y sean eficientes en sus labores? ¿Por qué razón debo complacer caprichos de pagos de colegios de más de 1.200 bolívares fuertes?; los juegos inter empresas no cumple su función de motivar a todos los trabajadores a que hagan deportes y vayan a estrechar lapsos de amistad, estos juegos se han transformado en quien gasta más plata en los mejores uniformes y equipos, en quien contrata más atletas de alto nivel no importando después que hago con este recurso humano (Edelca es claro ejemplo); en más de una oportunidad he conversado con mas de un trabajador de estas empresas y expresan su miedo a participar en estos juegos, ya que puede ser el hazme reír, productos de que los juegos inter empresas no fueron creados para ellos sino para poder satisfacer una rivalidad que nos cuesta bastante dinero a los venezolanos y que en vez de unir desune a estos trabajadores.

Hablar del sindicato, es hablar de dinero, no para satisfacer las necesidades de un pueblo dueño de la empresa, no para reinvertir para mejorar la empresa; es solo para su satisfacción personal y la de grupos de trabajadores que solo piensan en privilegios personales; recuerdo que de visita en una de estas empresas, la gerente de comercialización guardaba con recelo el precio a como se había vendido la tonelada de aluminio de la gente del sindicato y ante esta situación le pregunté: ¿Por qué se le negaban estas cifras? Su respuesta fue: solo están pendiente de cuanto ingresa a la empresa para seguir pidiendo prebendas y una mayor participación en los bonos llamados de producción. Nadie es evaluado mal en estas empresas, todo el mundo de 18 puntos para arriba, si algún Gerente o supervisor comete el acto en todo su derecho y bajo pruebas reales, de evaluar a un amigo de los del sindicato con un 14, le menta hasta la madre y le hacen la vida imposible.

Ante este panorama me preguntó: ¿Se puede tener certeza de que la plata que es de todo los venezolanos que se invierta en estas empresas será usada para hacer más productiva estas empresas? Yo considero que no, que es como echar plata en un barril sin fondos, es por eso que antes criticar al Ministro Sanz, debemos comprender lo que sucede en ellas. ¿Qué padre que sabe que su hijo no estudia, esta en el mundo de las drogas le compra un carro a su hijo y le da mayor cantidad de dinero? Si lo hace esta cavando la tumba de su propio hijo. Hoy en día algunos sindicatos son tan groseros y faltos de ética que con un precio internacional del aluminio tocando fondo, piden aumentos y mayores beneficios económicos.

En relación a los accionistas clase B de Sidor, considero que el mismo Gobierno Nacional es culpable de la percepción que tienen estos accionistas sobre lo que son acciones y los hechos que motivan su pago, no podemos tampoco dejar de indicar la influencia que han tenido inescrupulosos sobre estas personas que, como nadie en el mundo han disfrutado de la cancelación de manera consecutiva de dividendos, sino pregúntele a los accionistas de CANTV en la cuarta república, que jamás vieron un medio de dividendos. El hecho que una empresa tenga en sus estado financieros preforma (hechos cada trimestre) un excedente de caja no significa que deba pagar dividendos a sus accionistas, se debe esperar terminar el ejercicio económico (anuales) y ver el comportamiento de las utilidades, sopesando si es prioritario hacer gastos de adecuación de la planta evitando que sus productos dejen de ser competitivos y no se adecuen a las necesidades del mercado, lo que llevaría a la empresa a la quiebra y a todos sus accionistas también. Si se requiere hacer adecuaciones es deber de cada accionista aportar parte de sus dividendos para lograr tal fin, quedando un remanente para estos pequeños accionistas que sabemos tienen necesidades que cubrir.

Ante este panorama se requiere de un viraje total de estas empresas, un cambio de paradigma de sus sindicatos (de ser sindicatos capitalistas a verdaderos sindicatos con sentido social), un gerente con conocimientos del área que desempeña, pero no para mirar por encima a los demás o dar ordenes, sino para enseñar y aprender de sus propios trabajadores, que exista en ellos una cultura de humildad (sueldos mas sociales) de convivencia con los que a veces ejecutan el trabajo en el sol, de manera de sentir lo que dada uno de ellos viven (recordemos al Ché); crear mayor conciencia de sus trabajadores, sobre la necesidad de hacer de estas empresas patrimonio de todo los venezolanos, buscar que en cada uno de los trabajadores aflore el principio cristiano de amor al prójimo y de solidaridad con ellos, eso les permitirá comprender que cuando salgan de las empresas rumbo a sus casas, su trabajo no solo contribuyó hacer de las empresas del sector aluminio un orgullo de los venezolanos, sino que renunciar a muchas ambiciones monetarias, contribuirá con el mejoramiento de la calidad de vida de los que a veces no pueden llevar el pan a su casa (dueños de la empresa); esa será su mayor gloría tanto en lo terrenal como en lo divino.

A los compatriotas que lean y busquen el conocimiento antes de emitir opiniones que a veces son utilizadas por políticos que solo viven de la ignorancia de un pueblo para engañarlos y solo buscan nuestra división y crear conflictos. Tomen el ejemplo de ese joven que escuche por radio desde un programa que se trasmitía desde la Alcaldía de Caroní, quien con su lenguaje coloquial de pueblo daba una clase magistral de las realidades de nuestras empresas básicas.


Hasta la Victoria siempre

Henry Carrero


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1937 veces.



Henry Carrero

Asesor y docente universitario en la Universidad Nacional Experimental de Guayana - UNEG. Especialista en temas de mercadeo.

 henryantonioc@gmail.com      @HENRYACARRERO

Visite el perfil de Henry Carrero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: