Votos culebreros

La oposición ha descubierto que existe una Venezuela montaraz. Es ese país que sus analistas identifican como “rural”. Ya en las elecciones regionales, los “teóricos” antichavistas revivieron el dicho de que “Caracas es Caracas y lo demás es monte y culebra”. No importa que en el Distrito Capital, es decir, en la Caracas de pura cepa, hubiese ganado el candidato bolivariano Jorge Rodríguez.

Ahora se les ha metido en su citadina testa que ellos son urbanos y los chavistas, rurales, agrarios pues. De todas maneras, es un avance. Antes dividían al país –aunque insisten en que es Chávez quien nos divide- en “sociedad civil”, o sea ellos, y “chusma”, esto es, nosotros, o mejor: yo, tú, él, nosotros, vosotros, pero nunca ellos.

Los epítetos de macaco, zambo, orate, hordas, turbas, desdentados, marginales, también son frutos de su pregonada y presumida tolerancia. Tenía que venir un chico graduado en la UCAB, Goicoechea, premiado en USA e inscrito en Primero Justicia, a simplificar el asunto y resumir la división entre “urbanos” y “rurales”. Esta contradicción, añeja como la de civilización y barbarie, se resuelve, cómo no, cuando un bongo vuelva a remontar el Arauca.

Y es eso, nada menos, lo que propone el Santos Luzardo justiciero, cuando en su artículo de El Universal (24-02-09), expresa que “los partidos debemos mejorar las estructuras en los estados rurales”. ¿Cuáles son esos estados? No importa, estos civilizadores piensan que la indómita Marisela los estás esperando a la sombra de un caney en esos montes enculebrados como Barquisimeto, Ciudad Guayana o Puerto La Cruz, entre otras ruralidades donde ganó el chavismo.

Si antes se decía “Chávez los tiene locos”, ahora se asegura que los tiene a monte, electoralmente hablando. Precisamente por andar creyendo que después de Baruta y Lechería “lo demás es monte y culebra”, es por lo que terminan sorprendidos al ser recibidos por una Doña Bárbara que se comunica, vía celular de última generación, con los actores del pacto de Puerto Rico.

Lo de amenazar con coger el monte para captar votos chavistas es como ponerse a cazar cachicamos en un mall. Los alcaldes adecos de Cantaura suelen traer cantantes internacionales –Chayanne, Montaner- a las fiestas patronales y les pagan en dólares. Allí como en Isnotú, Moruy o Pericantal, un blackberry no es un objeto volador no identificado.

Imaginen a los chicos manos blancas, ataviados a la usanza de Cocodrilo Dundee, emprender un peligroso safari hacia la ignota región de Acarigua, con el civilizatorio fin de capturar los sufragios de los nativos de aquellas vastedades, todavía en manos del chavismo, a pesar de las advertencias evangelizadoras de la conferencia episcopal y los reportajes escalofriantes de Discovery Channel. Imaginen no más a la urbana oposición, tirándose por lianas y bejucos a la conquista de El Dorado en el mero centro de Coro.

Los resultados electorales del 15F siguen causando efectos perturbadores entre el antichavismo postmoderno. La fobia al “monte y culebra” les provoca un síndrome de excesiva urbanidad que los impele a meterle candela a cuanto monte se les atraviesa, entre otros al monte Avila, al que tienen incendiariamente a monte. Bueno sería que, con el cerro emblemático de Caracas, tuvieran un poco de monte piedad. Tal vez así logren pescar algo entre los más de seis millones de votos rústicos, rurales y campurusos, hoy desperdigados por esa Venezuela palúdica que Gallegos inmortalizó hace 80 años.


earlejh@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3199 veces.



Earle Herrera

Profesor de Comunicación Social en la UCV y diputado a la Asamblea Nacional por el PSUV. Destacado como cuentista y poeta. Galardonado en cuatro ocasiones con el Premio Nacional de Periodismo, así como el Premio Municipal de Literatura del Distrito Federal (mención Poesía) y el Premio Conac de Narrativa. Conductor del programa de TV "El Kisoco Veráz".

 earlejh@hotmail.com

Visite el perfil de Earle Herrera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Earle Herrera

Earle Herrera

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Oposición


Revise artículos similares en la sección:
Poder Popular