Las Medias de los medios

Al contrario de lo que erróneamente pudieran estar pensando algunos funcionarios del Gobierno la oposición no bajará ni un ápice la frecuencia, la agresividad y la violencia con la que está desarrollando una malévola y perversa estrategia comunicacional, que está única y exclusivamente dirigida a lograr las condiciones, psicológicas, sociales y políticas para dar un golpe de Estado, o lo que sería más dramático y peligroso asesinar al presidente de la República Hugo Chávez Frías.

Desde el mismo momento del triunfo del Sí, los medios de comunicación activaron una etapa superior de ese macro proyecto a largo plazo, que está sustentado en aplicaciones técnicas, estudios de laboratorio, investigaciones y acciones sistemáticas, que no ha dado los resultados por ellos esperados gracias a la conciencia crítica alcanzada por algunos sectores de la población venezolana, y, sobre todo, debido a la torpeza de una oposición que ya descartó la posibilidad de alcanzar el poder a través del discurso político, el debate de ideas y la aplicación de métodos democráticos.

2

Ahora el propósito de los medios no es atacar directamente al Consejo Nacional Electora (CNE) acusándolo de estar parcializado a favor del Gobierno, ni desconociendo los resultados del referéndum, ni guarimbeando, ni calentando la calle, la estrategia está centrada en utilizar a los medios de comunicación para deslegitimar, ridiculizar y banalizar la victoria del 15 de Febrero, con el propósito de hacer implosionar la realidad y crear contextos simulados, lecturas ambiguas, significaciones alienantes y contenidos adulterados en la psiquis de algunos venezolanos pero, sobre todo, en el de una gran mayoría de enfermos, embobados, mariados, cosificados y robotizados que lamentablemente no han podido ser convencidos de la imperiosa necesidad de consolidar el proceso bolivariano socialista.

3

Pero lo más importante de todo esto no es lo que está haciendo la oposición mediática para institucionalizar y legitimar la violencia y la anarquía, sino las debilidades manifiestas, ya no sólo del Gobierno, sino también del Estado, que sigue careciendo de políticas y estrategias de comunicación, que permitan atenuar los efectos producidos por la desinformación, la autocensura, y la manipulación, impuestas por las empresas de comunicación.

No se trata solamente de fortalecer los canales de información y comunicación del Estado, creemos que lo más importante es hacer cumplir las normas y las regulaciones vigentes en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y en otras instancias jurídicas y legales , para neutralizar las actuaciones antidemocráticas, ilegales y subversivas de algunos medios de comunicación que, de una u otra manera, imposibilitan la convivencia pacífica, cívica y democrática entre todos los ciudadanos. Debemos recordar que es imposible disfrutar de derechos elementales en un país como el nuestro donde los medios se burlan y ridiculizan a la autoridad sin que la población sienta que se está actuando para hacer respetar a las mayorías. De allí que sin respeto a la autoridad y a las leyes sea imposible lograr cualquier transformación, por más elevada y revolucionaria que la misma pretenda ser.

4

Los medios de comunicación seguirán lanzando astillas envenenadas a la psiquis de una importante cantidad de personas que parecen vedadas para razonar con criterio, y, lo que es peor, hacer una lectura más o menos crítica de las imágenes, los signos, la simbología y la semántica de un discurso mediático que no se corresponde con la realidad del país. Ahora la vieja tribuna política que servía para la discusión y el debate ha sido secuestrada por medios de comunicación tales como Globovisión, CNN, Venevisión, El Nacional, El Carabobeño o Notitarde, manipuladores de la realidad, que están al servicio de intereses profundamente antidemocráticos y de grupos oligárquicos que quieren volver al poder por cualquier vía, incluso la más criminal como el magnicidio.

Los opositores al presidente Chávez se sienten cada día más frustrados, y no podría ser de otra manera, entre otras razones, porque los medios, cual encantadores de serpientes, les han vendido solo ilusiones y mentiras como el falso poder y liderazgo de un ridículo movimiento estudiantil que está encabezado por cuatro gafos, hijos de papá, que con un discurso cazabobos, esnobista, vacío y cursilero pretenden tener alguna resonancia en la conciencia de la gran mayoría de los venezolanos, que no se traga las imposturas de estos supemanes impolutos que vienen a salvar la Patria.

4

No puede estar conectada con la realidad del país una oposición que no pisa tierra, que pierde su tiempo escuchando los cacareos de Martha Colomina, y deja de conciliar el sueño viendo todas las días, a través de Globovisión, un bodrio maloliente llamado Buenas Noches, donde un homosexual xenofóbico , un payaso de la intolerancia, y una sifrina coco seco pretenden dar lecciones de política, moral y buenas costumbres.



Nos vemos por ahí


jhocas10@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1939 veces.



Jhonny Castillo

Periodista, presidente de la Fundación Lectura Crítica de Medios.

 jhocas10@hotmail.com      @heraclitando

Visite el perfil de Jhonny Castillo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jhonny Castillo

Jhonny Castillo

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Poder Popular