Año: 2019, 2029, 2039, 2049…

¿En que situación se encontrara el mundo? Cuando nos hallemos a la mitad del trayecto en el siglo XXI fijada para alcanzar las metas del socialismo. Para el 2049 se habrá superado el chavismo por el socialismo. La superación y los cambios son los objetivos de toda revolución y para los países pobres siempre será la meta oficial. En su conjunto la mitad de las naciones Sudamericanas están camino a alcanzar las metas socio- políticas-económicas para reducir los índices de pobreza y desigualdad. Esto es sin duda un panorama sin precedentes reflejo de los avances revolucionarios en materia social negados en el siglo pasado, así como del compromiso asumido por el Sr. Presidente Chávez de unirse para que la gran masa pobre pueda crecer y avanzar.

Los beneficios de superar el chavismo forman parten del aprendizaje del proceso que se requiere para alcanzar la ideología socialista comunitaria con los conocimientos, las políticas y las acciones en los esfuerzos dirigidos a la masificación de la revolución siguiendo una ideología. La historia recordara el momento que la revolución se inicio liderada por un extraordinario hombre de esos que el planeta pare una vez cada 200 años. En el 2049 los resultados para ese entonces habrán terminado de darle la razón al presidente Chávez cuando manifestaba: “Que el socialismo no solo es un sistema político, sino una alternativa para la sobre vivencia de la humanidad”. El reto consiste en ampliar los progresos conseguidos por los cambios constitucionales referéndum, elecciones, enmiendas durante estos diez años con la inclusión del pueblo en la participación política. La ampliación de la participación realizada por las masas a dado lugar a una importante tendencia positiva para los próximos años en relación con los cambios sociales para el pobre.

Las varias crisis económicas, militares, energéticas, climáticas y los problemas por los recursos naturales, especialmente el agua que vendrá, nos enseñan que la globalización capitalista y los imperios que la sostienen no es una opción para las naciones del sur. Venezuela inició por segunda vez una revolución libertaria, los pueblos Sudamericanos se sumaron al reto “que otro mundo si es posible en el sur y con el sur”. Una moneda única permitirá una mejor integración política y económica permitiendo a los pueblos a ejercitar su derecho participativo no representativo, al tiempo que promueve la igualdad y la autonomía, elementos básicos para el desarrollo humano con libertad y dignidad sostenida por el respeto a los recursos energéticos y naturales, ayudando al control de la temperatura atmosférica con el control total por parte de las naciones de los recursos fósiles con medios alternativos intercalados en el consumo de energía sin que se forme un nuevo orden mundial de mercado que afecte a los países pobres en la transición con los nuevos combustibles ecológicos. Los pueblos necesitan desarrollarse con equidad y libertad económica para que puedan vivir para su bienestar administrando sus recursos energéticos y conservando los naturales.

La revolución por si sola no es suficiente para generar un cambio duradero, se necesitan de variables económicas así como estrategias con la geopolítica en sus alianzas de mercado, reajustando los programas a una nueva constitución cuantas veces sea necesaria aboliendo el tabú político cultural de no tocar las leyes así sean inoperantes. Una atención continua a lo largo del tiempo y en todos los lugares constituye un componente fundamental en la construcción y solidificación del socialismo mejorando la calidad y cantidad de la financiación destinada a los servicios del pueblo.

Salud, vivienda, educación investigativa, estableciendo compromisos políticos acordes con la ética y necesidades revolucionarias y donde el liderazgo es fundamental a fin de garantizar condiciones armónicas en alianzas continentales en pro del socialismo. Hasta la fecha se ha utilizado el petróleo, diversificar la economía se torna un imperativo para los próximos años en donde el petróleo se convertirá en el peor enemigo de la humanidad, no solo por los cambios climáticos sino por la pobreza que galopa sin freno a multiplicarse por las diferentes crisis, que se vislumbran como la comida para el nuevo capitalismo. Negocios concretos relacionados con el petróleo para los próximos 20 años todavía, pero incrementados en su conflictividad por el agua, elemento apetecido desde hace tiempo por las mismas naciones que han sumido al mundo a la situación de caos total.

La alimentación requerirá de su soberanía así como la industrialización de su autonomía tendrá ya para esa época un historial de éxito que deben implementarse en distintos tiempos después del referéndum. Prioridad inmediata es garantizar a la sociedad iniciativas socialistas en un ámbito nacional relacionadas específicamente con la educación para que no trastoque el proceso revolucionario futuro ni sea la causa de pérdidas electorales. Dentro del contexto macro económico para este año y en el contexto de la reducción de la pobreza, tres medidas exigirán un aumento del liderazgo del presidente Chávez basado en un amplio triunfo del SI. Planes integrales para abordar la crisis ideológica al objeto que los países en revolución avancen hacia la meta de atención universal a una revolución continuada. Planes que deberán trascender su liderazgo presidente incluyendo aspectos como la reforma constitucional, las políticas macro y el sistema descentralizado o centralizado aun por definirse pero que permita la fluidez y no engrose el burocratismo.

Las dimensiones de este reto no pueden ser subestimadas ya que exigirá que los propios funcionarios estén convencidos del socialismo para trasmitirlo a los trabajadores y a los sindicatos, para que superando la burguesía que aun los caracteriza se sumen a construir el socialismo con unión social. Lo que se pretende con este hincapié en la ideología e crear una sinergia entre resultados y cultura. El desarrollo revolucionario es la consecución de los objetivos socialistas y no como algo distinto de ellos. Esta vinculación entre sistemas sociales y resultados a través del fortalecimiento de la educación, la autonomía y la economía revolucionaria permitirá no estancarse en un proceso revolucionario consolidando modelos con las estrategias, las expectativas tendrán que concretarse con resultados aboliendo la pobreza inversión socialista que no se la puede seguir posponiendo mas tiempo para terminar de escribir los demás planes nacionales.




Esta nota ha sido leída aproximadamente 3911 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: