Sin mala intención

Chávez los volvió brutos

A veces uno dentro de tantas reflexiones a cerca del triste papelón que hace la oposición anti chavista se pregunta si será posible que un hombre como Hugo Rafael Chávez Frías tenga tanto poder, tenga tanta capacidad para incidir en las maltratadas mentes, que ya están saturadas de la disociación psicótica continua, a que les someten los editores de la Gran Prensa, los propietarios de radioemisoras comerciales y de los canales de TV, de manera especial Globovisión, léase (Globoterror) y RCTV, hasta hacerles sufrir metamorfosis capaces de superar a la imaginada por Frank Kafka? Quizás algún lector podrá pensar que al hacer estas afirmaciones estamos preñados de malas intenciones, todo lo contrario al caso de los "dignos oficiales del 11 y 12 de abril que estaban preñados de buenas intenciones", que dicho sea de paso no las pusieron en práctica para salir definitivamente del "Zambo de Barinas", porque el pueblo que no es pendejo y se identifica con su color y sus sabias prédicas, se alzó, se hizo, periodista, se hizo guerrillero y se hizo "Plagatox" para poner en fuga a las cucarachas y demás alimañas que se habían alojado en el Palacio de Doña Jacinta, los días 12 y 13 de febrero, las cuales gracias a la bondad y a la preñez de buena voluntad, esta vez sí, de verdad, de los camaradas Aristóbulo Isturiz, Diosdado Cabello, Ana Elisa Osorio, Isaias Rodríguez y todos los custodios de Miraflores hasta que Chavez..volvió...volvió..volvió, que después de brindarles café y papel higiénico, para que limpiaran las lágrimas derramadas por los nervios, les indicaron una salida que no estaba bajo el dominio del pueblo en crespado y fue así como se salvaron de recibir su merecido, que sin ninguna mala intención no lamentamos, porque si bien es cierto que las "turbas chavistas" habrían limpiado el ambiente al fumigar contra tantas alimañas, también es cierto que las hubiese convertido en víctimas y además este digno pueblo bolivarianos se habría privado de la delicia de verlos no solamente locos, sino embrutecidos por la soberbia y el odio, que a la final seguramente le irán dar mucho trabajo a los médicos del Padre Machado, porque el "cangrejo" no perdona a quien se le seca el alma producto del odio y la soberbia, que son anti calidad de vida.

Cuando nos referimos al poder, no al poder como herramienta del Estado para el ejercicio de funciones, que ya lo comparte con el pueblo, nos referimos al poder de personalidad, que ha sido capaz de, amén de volver locos a una parte de quienes lo adversan, volver brutos a quienes se salvaron de la demencia. Esta apreciación preñada de buenas intenciones, la concebimos cuando vemos a catedráticos del derecho universitario, hablando de la enmienda en términos increíbles, como reelección indefinida, ocultando criminalmente la verdad para intentar manipular al pueblo, que ya despertó y muerto de la risa les hace la señal de costumbre. Pero el colmo es que desde su postura de letrados y pisoteando los principios de su propia profesión confunden enmienda con reforma y desde el punto de vista del idioma, el pobre Andrés Bello que tanto luchó para enseñarnos a hablar a españoles y aborígenes debe estarse revolcando en la tumba, porque si el nombramiento es indefinido no podemos hablar de reelección. Por ejemplo si a mí me nombran " de forma indefinida jefe del escualidismo" ¿Como van a hacer para reelegirme? Si mi cargo es indefinido no requiere reelección, sino aguantarme hasta que estire la pata. Por eso decimos que causa pena ajena, cuando oímos en radio, leemos en la prensa y vemos en la TV a estos ejemplares. Lo otro es que enmienda, es enmendar, corregir un error sin quitar la esencia del texto o elemento objeto de enmienda, mientras que Reforma, como la expresión lo indica es reformar, es cambiar un formato existente. Es aquí donde nos asombra ese poder mental, de personalidad y que se yo que tiene el Comandante Chávez, para que quien se meta con él y su pueblo o para en loco o para en bruto, porque los letrados de tanto atentar contra la inteligencia del pueblo acaban por creerse lo que repiten constantemente y paran en brutos de verdad, verdad. Esto me recuerda a un colega y amigos, QEPD, Tomás Matos, quien a menudo en son de broma repetía, colega: " No me importa lo que digan de mí o planeen en mi contra, porque quien se mete conmigo, se lo lleva un carro por delante, le da diarrea, queda calvo o la mujer le monta cacho".Así está Chávez, con la oposición. Los que no están psicóticos con el NO, que hasta rechazan a su mujer o a la novia, cuando les pide un besito, ponen los ojos como dos huevos fritos, se halan las greñas, zapatean y saltan, al tiempo que gritan desgañitados te dije que NO...y NO es NO...NO entiendes? ...Vete al Diablo y déjame que quiero olvidarme de Chávez y sus marginales. Entre tanto el chavista muerto de la risa y vacilándose su reguetón, bachata, merengue o joropo, repite..SI...es SI...hasta el 2.050..Uh..Ah..Con Chavez y el pueblo la ENMIENDA...SI váaa...y esas chamas con esos cuerpotes y esas encantadoras sonrisotas, rojas...rojitas...con tongoneos que dan escalofríos, repiten ..Uh...Ah...Chavez no se va...Uhhh ...Ahh Victoria popular. Ahí es cuando todo el mundo, hasta el novio de la escuálida o viceversa, sin darse cuenta se empata en una de rojo...rojito y el rabioso o rabiosa del NO..NO..NO..queda como pajarito en grama y bien tarde se entera, que no, también es del chavismo....porque siempre repiten...No Volverán...No volverán...No tienen Vida.

CástorDíaz.cd2620@gmail.com.
(*)Periodista


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2473 veces.



Cástor Díaz (*)

Periodista CNP 2414

 cd2620@gmail.com

Visite el perfil de Cástor Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: