Mentes positivas unidas contra la crisis financiera mundial

Tal vez hayan escuchado decir -alguna vez o muchas veces- que no es suficiente "esperar" (sentados o parados), a que aquello que deseamos nos caiga del cielo.

Últimamente, ha estado muy de moda el decir que para obtener con seguridad "eso" que queremos o deseamos, debemos en primer lugar, agradecer todos los días de corazón lo que tenemos (excelente consejo que casi nunca seguimos); luego pedir con fe y convicción lo que deseamos; sentirnos felices y visualizarnos con nuestro deseo ya realizado. Y así de simple, como por arte de magia, sin pensar en cómo llegará a nosotros, sino en el sentimiento final de extrema alegría al haberlo obtenido, aquello que hemos pedido, sin lugar a dudas, llegará a nosotros.

Como cualquier otro fin de año, este último día de 2008 es obvio que todos pediremos (a quien sea en quien creamos) buenos deseos para 2009. Y así debe ser, ¿por qué no?. Y entre sus deseos, quisiera pedirles que agreguen uno más, y es el siguiente:

Contrarrestemos con nuestra buena energía y pensamientos positivos, las voces de todos los "expertos" económicos y financieros del mundo, quienes por estos días (con o sin razón), nos tienen acribillados con su: "2009 será un año difícil, fuerte, funesto, amárrense los pantalones, no tendremos ni para comer", etc, etc, etc. Cosa que -aquí entre nos- en el fondo a algunos pareciera que les encanta, y no es para menos ya que todo esto es su culpa (de los "y que" expertos financieros que no pudieron prever su tan cacareada crisis económica). Entonces:

Pidamos, pensemos y visualicemos todos juntos que 2009 será un año venturoso y de prosperidad para todos por igual. En primer lugar para el mundo en general (incluidos hasta los expertos financieros), para nuestra familia, amigos, seres queridos y para nosotros mismos. ¡Hagámoslo una realidad!. Pensemos en buena salud, paz, prosperidad y éxito para TODOS. Entonces, como por arte de magia, y según los viejos y nuevos dichos, seguramente eso será lo que obtendremos. Será un hecho, y así debemos decretarlo al Universo, porque definitivamente me niego a que otros me decreten, así como así, cómo va a ser mi año que viene, no señor!...

¡Salud, paz, amor del bueno, prosperidad y éxito para todas sus familias, amigos, seres queridos, para ustedes y por supuesto para mí también!, ¡Un gran abrazo de feliz año nuevo 2009!.

PD: También deseo que el valiente brazo que lance el próximo zapato tenga un poco más de fuerza y tino y de en el blanco... la esperanza es lo último que se pierde.

andreasalasp@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1626 veces.



Andrea Salas


Visite el perfil de Andrea Coa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: