Revolución y descolonización en Venezuela

Hemos llegado a un punto álgido en el proceso histórico de la política
venezolana, los acontecimientos así lo manifiestan; por un lado tenemos a
un sector de la oligarquía rancia venezolana con sus aliados mercenarios de
la política cuartarepublicana, en apoyo mediático e internacional, mientras
por el otro lado a una gran mayoría de ciudadanos venezolanos y extranjeros
que han despertado a los cambios que vivimos en carne propia.

Dos sectores bien demarcados; uno minoritario con fuerte poder económico y
otro mayoritario con gran fuerza nacionalista urgida de profundas
transformaciones con el temor de que aquellos se impongan bajo la vía
armada y del terror que suele caracterizar en sí al Imperio y la
colonización. Aunque no existe polarización alguna; si un evidente peso
político-económico que a toda costa, muy bien disfrazado, buscan detener,
si es posible exterminar el proceso revolucionario como así lo pretendieron
hacer el 11 de abril del 2001. El sector opositor a dado muestra de
incapacidad para convertirse en una nueva opción que rete al actual
gobierno; y es que no les es posible por la sencilla razón de que se mueven
en un contexto totalmente distinto a los 40 años de democracia
representativa; no se le puede exigir que sean alternativa cuando muy bien
funcionaron bajo una estructura amoldada a sus estilos, vicios, complicidad
y dominio.

El país se ha errumbado hacia otro destino; tenemos hoy un pueblo con mayor
conciencia política y organizativa; se direcciona bajo la tutela de un piso
jurídico que abre el camino para el desmantelamiento de toda una estructura
y el levantamiento de una nueva, eso explica porque el proceso choca tanto
cn las viejas estructuras, porque la resistencia al cambio, la razón de la
lentitud en las medidas judiciales, las presiones electorales, las
intromisiones foráneas.

El Pueblo ha asumido el proceso, nuestro proceso, y así como se ha
determinado el Estado; en participación directa con la gente de erradicar
el analfabetismo, igualmente ha de hacerlo con el analfabetismo político.
Esto es muy importante porque a mayor conciencia política, mayores avances
en la revolución.

Razones obvias hay para que el gobierno de George W. Bush se intrometa cada
vez más directa en la caída de Chávez, una de ellas las saco de un
interesante fragmento del artículo publicado en la edición reciente de la
revista QUESTION, por los articulistas: Mario Sanoja Obediente y Irradia
Vargas “La Vía del cambio social” el cual dice así:

“Venezuela es el más importante arsenal colonial del imperialismo
militarizado norteamericano. Ello se debe a su situación geoestratégica, al
norte de la América de Sur, como centro de núcleos estratégico-militares
extranacionales, asociado a la oligarquía financiera norteamericana y
apoyado por élites políticas y empresariales culpables del delito de lesa
patria. Asimismo, sus incalculables yacimientos de materias primas, también
estratégicas para la consolidación imperial: Petróleo, ( y ahora gas),
hierro, bauxita, mercurio, amianto, minerales radioactivos para la
industria nuclear militar norteamericana, oro, diamantes y demás, convierte
a Venezuela en una presa de gran valor para la supervivencia del imperio.”

Esta es una de los tantos motivos por el cual a los políticos y empresarios
de la gran potencia del norte, le preocupa a un gobierno como el de
Chávez, éste busca sobre todo la descolonización en el país. Liberarnos del
yugo cultural imperialista, rompiendo las cadenas del atraso, la
indiferencia, la desorganización, de las perversidades del poder.

Brindando herramientas de lo posible, armando al pueblo con conciencia
nacionalista, adentrándonos a la dinámica del progreso, a deslastrarnos de
todo un falso concepto de democracia que en vez de lograr un mejor estilo
de vida; nos aprisionó, nos dividió, nos paralizó por décadas bajo el manto
cómplice de la religión; en esta caso el catolicismo español.

Esto explica porque la oligarquía atrapó y envenenó contra el proceso de
cambios a la clase media; esta ha sido una clase culturalmente yanquisada,
con profundos valores norteamericanos; recordemos que tenía como icono,
antes de la manipulación mediática, la bandera de los EE.UU.: lo venezolano
restaba importancia, y aunque comenzaron a enarbolar la bandera nuestra en
sus marchas y manifestaciones; no por eso se podría decir total identidad
venezolana, por la sencilla razón de que apoyaron todas las acciones
terroristas contra la nación.

No basta sacar banderas tricolor, había que llenar de contenido
nacionalista la lucha política emprendida. Podemos notar ahora como se
ansía una intervención Yanqui, como se desea a los cascos azules de la ONU
en nuestro territorio. De cómo se guardó silencio el 11 y 12 de abril del
2001 al conocerse de otras fuentes helicópteros y barcos extranjeros en
nuestro suelo, de eso nadie habla.

Los fantasmas de una guerra civil se evapora; y si en dada confrontación,
los del lado de Chávez son mayoría, no se atrevería pisar ese terreno,
aunque si preocupa son los hilos que se mueven para una invasión
extranjera bajo la participación traidora de factores de poder nacional que
así lo articula, a eso va las denuncias del Jefe de Estado.

No habrá progreso alguno en esta conspiración, un pueblo organizado y
armado –Fuerzas Armadas- no les permitirá materializar esa pesadilla; que
lo hayan hecho con naciones hermanas es una cosa; en este momento Venezuela
manifiesta una nueva revolución en el mundo, sobre todo contamos con la
protección de Dios; culmino este primer artículo con una profecía dada por
un hombre de Dios en el año 1994 oriundo de Nigeria diciendo así:

“Yo le pregunté al Señor ¿por qué me trajistes a Venezuela?, y él me dijo:
Te he traído para decirles que sus oraciones por las naciones han sido
contestadas a través de ti y a través de todos ustedes. Ustedes serán un
faro de libertad para América Latina, ustedes tienen una nueva Venezuela y
dentro de tiempo nacerá, y luego ustedes harán cruzadas, edificaciones,
escuelas, universidades, hospitales, colegios y yo les daré para hacer todo
lo que ustedes desean”

Esto se viene cumpliendo en parte; fíjense como relata las cosas; 4 años
después Chávez llega al poder, surge desde entonces una nueva Venezuela. Se
incia todo un proceso de cambios que se concentra en edificaciones y nuevas
escuelas –Escuela Bolivarianas-, Universidades (UBV), hospitales (Barrio
adentro), y yo les daré todo (Recursos económicos). No es mi deseo
especular, y aunque fue una profecía dada bajo el contexto de una Iglesia
Cristiana, Dios va más allá y siempre habla de un proyecto de nación.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 7023 veces.



Julio Cesar Colmenares

Comunicador alternativo.

 juliocesar1221@gmail.com

Visite el perfil de Julio César Colmenares para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Julio César Colmenares

Julio César Colmenares

Más artículos de este autor


Notas relacionadas



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a6958.htmlCd0NV CAC = Y co = US