Las comunas socialistas y el reto de los nuevos gobernantes

No es fácil ni sencillo el reto que tenemos por delante, la tarea requiere de la suma de esfuerzos en todas las áreas, en todos los espacios, en todos los sitios. 265 Alcaldías en todo el país, 17 Gobernaciones, la mayoría de los Consejos Legislativos con mayoría de parlamentarios del PSUV, todo esto junto representa una formidable fuerza para el salto cualitativo que es necesario dar, todos estos alcaldes y gobernadores son espacios de poder real que puede incidir en el cambio de rumbo del país, más aún cuando pretendemos construir el socialismo desde las comunas, desde la base.

La virtud de los líderes en los procesos revolucionarios es justamente ubicar adecuadamente los tiempos para activar los mecanismos necesarios para avanzar y es justamente lo que hace el presidente Chávez de una manera magistral al activar a 265 Alcaldes, 17 Gobernadores y un numeroso equipo de legisladores, actuando coordinadamente bajo los parámetros del partido, representan nada más y nada menos que una verdadera bomba atómica contra el sistema capitalista, "no es cualquier cosa" acota el presidente Chávez y en realidad, no es cualquier cosa.

No se en que está pensando la oposición para hablar de un supuesto debilitamiento de Chávez, jamás las fuerzas revolucionarias habían concentrado tanto poder de fuego junto graníticamente consustanciado en torno a un proyecto socialista, sin fisuras graves, con unidad de mando, con visión estratégica y sin las parcelas de otrora.

Si nos remontamos a 1998, luego del triunfo por primera vez del presidente Chávez, durante la constituyente de 1999 y los eventos electorales subsiguientes, en ninguno de esos momentos se había nucleado en torno al líder de la revolución tantos espacios dispuestos a impulsar la construcción del socialismo, para ser más concretos, ni siquiera se hablaba de socialismo y movimientos como MVR, PODEMOS entre otros representaban tantos proyectos como dirigentes tuviera, ahora esto ya es parte de la historia pasada; es precisamente esa realidad palpada en toda su dimensión el domingo 07 de Diciembre en el taller de la academia militar de Caracas donde quedó claramente establecido que el chavismo ya no es un archipiélago de grupos con disímiles planes, se demostró igualmente que el reto de hoy no solo se circunscribe a lo propagandístico, a la consigna, el momento exige praxis revolucionaria y para ello se requiere de absoluta claridad en el camino a seguir.
En medio de ese escenario el presidenta Chávez esgrimió argumentos contundentes que hace 4 años era imposible abordar, solo tratemos de imaginarnos a los prepotentes Didalco Bolívar, Ramón Martínez, Acosta Carles, Eduardo Manuit, entre otros, evaluando escenarios para desplazar a las mafias de constructores que los mantuvieron toda la vida, seguramente los debates y los obstáculos serían parte del orden del día de estos reformistas y la misión tendría como futuro el fracaso, sin muchas expectativas de éxito, en este escenario era imposible avanzar más allá de lo que se hizo.
El momento político que vive la patria hoy es totalmente distinto, a pesar de los intentos de la oligarquía criolla, apoyada en sus medios privados, quienes hacen malabares para intentar buscar las rendijas en la granítica posición chavista, los mismos se esmeran en colocar a varias columnas una entrevista aparentemente imaginaria del gobernador de Lara, todo hace pensar, leyendo la entrevista, que ni siquiera lograron entrevistar directamente a Falcón, mientras tanto, la gente de El Nacional lanza a los cuatro vientos sus esperanzas en ver en Falcón, el gobernador de Lara, en el líder del tan cacareado Chavismo sin Chávez, la tristeza debe haberlos arropado al observar las declaraciones del recién electo gobernador que pareciera ser mucho más habilidoso de lo que aparenta y con sus posiciones logró dejar a la oposición larense en un pírrico 20% que sonroja al más radical de los opositores.
Lo cierto de todo este cuento es que por primera vez en todos estos diez años de revolución el tema del socialismo y la forma de construirlo forma parte de la agenda primordial de todo un equipo de gobierno, en concordancia con el alto gobierno encabezado por el líder indiscutible e insustituible, duélale a quien le duela, Hugo Chávez Frías, quien niegue esto, además de iluso, tiene mínimo diez años de atraso, perdido de este mundo y seguramente en las nebulosas, no es para menos y es justo pensarlo así, obviamente que algunos lo hacen de forma sesgada, interesada y con el objeto de crear confusión y una realidad virtual en torno a la situación actual.

No es una exageración la posición del presidente al afirmar que los gobernadores de la oposición "estan rodeados", a pesar de los intentos de los medios privados de hacer ver lo contrario. Esta situación genera un momento político único en donde se llega al "todo o nada", o se construye el socialismo o perderemos el momento más adecuado de acelerar el proceso de la transición hacia este sistema.

En este orden de ideas, las comunas socialistas se convertirán en un mecanismo colosalmente potente para lograr aumentar las revoluciones y dar el salto cualitativo, en este sentido, se requiere poner en marcha la pesada carga burocracia del estado en función de un rumbo acertado para que esa burocracia no termine por triturar los intentos de construir el socialismo, ese rumbo no puede ser otro que aquel en donde la estructura del estado se vaya convirtiendo paulatinamente en instrumento productivo, enmarcado dentro de un novedoso plan de migración de una burocracia parasitaria hacia sistemas productivos por medio de empresas de distintos tipos que abarquen, con una visión multidimensional los planes estratégicos concebidos en el plan nacional Simón Bolívar, este tema de la inoperatividad del estado, dolor de cabeza de alcaldes y gobernadores, debe convertirse en uno de los puntos de ataque de la acción revolucionaria, por supuesto que no se trata de proceder con los típicos despidos de los gobiernos de derecha, primero que no sería ético y segundo que sería un enfoque capitalista al tratar de echarle la culpa de los problemas sociales a los pobres, es decir, sería convertir a la víctima en victimario e intentar culpar de los males del capitalismo a unos funcionarios que con el sistema establecido se les hace humanamente imposible impactar la realidad en términos de revolución.

En la primera parte de esta III etapa de la revolución que el comandante ubica 2009-2019, es decir, en estos cuatro años de gestión de alcaldes, gobernadores y Consejos Legislativos, sumados a ello los Concejales que desde las cámaras municipales pudieran contribuir con el impulso a través de la creación de ordenanzas municipales, es cierto, ellos no fueron electos en esta oportunidad, pero hay algo clave para un partido revolucionario, la eficacia, y en este sentido, desde ya los alcaldes deben estar trabajando en sus ámbitos para incidir en las cámaras municipales, sin caer en las tradicionales formas de negociación, práctica que se debe erradicar de una vez por todas del léxico político de los revolucionarios y de la acción de éstos, aunado todo este potencial de gobernadores, alcaldes y legisladores, seguramente lograremos un impacto en la realidad en el corto plazo de dimensiones inconmensurables.

A este tipo de iniciativas, como la del día domingo 06/12/08, es a las medidas que la burguesía criolla y externa le teme realmente. Durante todos estos años de revolución, la burguesía terminó camuflada en medio del empuje en materia de construcción de grandes infraestructuras, prestación de servicios, actividades petroleras, servicios financieros, etc. No obstante, llegó la hora de romper con viejos paradigmas, llegó la hora de la revolución; si las cosas se desarrollan con la supervisión del partido, con el desarrollo adecuado del poder comunal, con la incidencia activa de cada uno de los alcaldes y gobernadores, con la actuación de los legisladores regionales, mucho antes de la aprobación de la enmienda se estaría construyendo un modelo alternativo en la transferencia e incidencia en el aspecto de la propiedad sobre los medios de producción, tema medular en todo este proyecto ¿Cómo lograrlo? Además de la estructura económica es vital lo político-organizativo, es decir, el partido y por otra parte lo ideológico. De la fortaleza ideológica depende si el avance es al ritmo normal de desarrollo o si por el contrario, cometemos el error y nos encerramos en las acciones burocráticas que en el menor de los daños retrazará el avance de la revolución, además de poner en peligro la vida misma de este hermoso proceso.

La constitución de empresas de propiedad social para áreas tan neurálgicas como: la construcción, la prestación de servicios, etc, si se toma en serio, como tiene que ser, las ideas lanzadas por el presidente, si desde ya se inicia este proceso, podremos contar con una nueva estructura económico-social que impactará de manera decisiva en el devenir de este proceso revolucionario y en la realidad del pueblo. No en balde se hace menester un esfuerzo sobrehumano de todo ese equipo que asume funciones de gobierno, la tarea obviamente no es sencilla, quien actúe en el marco de la revolución seguramente chocará con los grupos económicos regionales y locales, serán objeto de una terrible campaña de descrédito; es allí en donde se llega a la disyuntiva de construir el socialismo o quedarse en el reformismo capitalista. Quien opte por esta última opción simplemente pasará a la historia como uno más, como un traidor, si se atreve, si rompe con el cordón umbilical del pasado, la historia le tendrá reservado un espacio en el reto más importante quizá de este proceso revolucionario, el momento de la profundización del socialismo y del parto histórico de la nueva sociedad.

El presidente Chávez cuando llama a la construcción de un partido unido estableció en el tiempo el rompimiento contra el mal del grupalismo, el resultado es más que elocuente, la conformación de una unidad estratégica en el accionar político es la única forma de lograr el desmoronamiento paulatino del viejo estado y al mismo tiempo el nacimiento del nuevo estado socialista.

Todo este conjunto de ideas requieren de una acción directa en el aspecto económico, podemos decir que en lo político se avanzó hasta llegar al momento en donde se logró cohesionar un poderoso equipo con poder real de impactar la realidad de pueblos y ciudades, de veredas y caminos, en zonas pobladas y no tan pobladas, es decir, en todo el ámbito territorial, ahora ello debe ir acompañado del tema económico y eso pasa por lo señalado por Chávez en los ámbitos de la economía, es decir, la propiedad, la producción, la distribución y el consumo.

Es justamente con la creación de las comunas que se quiere incidir en ese cambio vital para la revolución y la derrota del capitalismo, todo ello implica una inmensa claridad política y una decisión férrea aunada a los principios socialistas, también se requiere de una organización, el partido, estructurado de una forma tal que permita actuar con poder político a la hora de corregir los entuertos y evitar la conformación de grupos y la actuación indisciplinada de algunos actores, para lograr este esquema organizativo se requiere con urgencia la formación política de los cuadros del partido que los aleje de caer en las redes del reformismo, las desviaciones pequeño-burguesa o del capitalismo que viene siendo la misma cosa, muchas veces por ignorancia más que por mala fe, otras por acciones deliberadas u obediencia a grupos de poder económico. Esas debilidades que indudablemente las tenemos serían aprovechadas por la burguesía si no actuamos en consecuencia; de 265 alcaldes a lo largo y ancho del país, será mucho aquel que pudiera sentir temor incluso a la hora de tomar las medidas adecuadas en el marco de la definición teórica y práctica de la revolución bolivariana, es allí donde el partido con su escuela de cuadros debe actuar con prontitud, con determinación y con el suficiente tino para no seguir postergando el cambio necesario y apoyar con todo el poder necesario todas las iniciativas enmarcadas en la revolución y el socialismo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2197 veces.



Luis Alberto Toro Ojeda

Publicista. Militante de izquierda. Integrante del Frente Bicentenario de Campesinos del estado Trujillo. Integrante del PSUV.

 latojeda@gmail.com      @latojeda

Visite el perfil de Luis Alberto Toro Ojeda para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Alberto Toro Ojeda

Luis Alberto Toro Ojeda

Más artículos de este autor