No supimos accionar para defender nuestros espacios en las urnas y ahora como consecuencia sufrimos el fascismo de la oposición

Aunque los resultados de la votación del 23N fueron suficientemente amplios para felicitar a nuestro líder-presidente y también felicitarnos porque el desgaste durante diez años no ha mermado la simpatía general hacia el proyecto socialista, es decir, continúa siendo aceptado por el 75% y el 80% de la población votante; luego del merecido descanso para relajarnos de los sinsabores dejados por el trabajo realizado el día de las elecciones, cada una de nosotros en particular deberíamos realizar un exhaustivo examen de conciencia, para analizar las causas por las cuales cuando empezamos a despertar a la realidad, la tristeza se apodera de nuestro ánimo al saber que las alcaldías de la gran Caracas excepto una, y las gobernaciones de otras cuatro entidades importantes, quedaron en manos de la oposición.

Así fue, y lo que debemos hacer es amurallar los espacios conquistados para protegerlos; deberíamos habernos preparado para tal contingencia, no pudimos o no supimos accionar para impedir que se alzaran con esos espacios de poder y ahora lo que queda es defendernos, pues sabíamos del fascismo de la oposición y estamos sintiendo las consecuencias en carne propia porque no logramos hacer entender a tiempo la importancia de conservar los lugares ganados a fuerza de sudor y lágrimas, durante estos diez años de revolución.

Es necesario aprender de nuestras propias calamidades y no vivir quejándonos como plañideras, sí no fuimos capaces de hacernos entender en las urbanizaciones, tenemos que aprender como hacerlo; recordemos que somos muchos, cada uno más, o menos fuerte que el otro y todos debemos subsistir para volver a ocupar el sitio que nos pertenece; para hacerlo posible, el trabajo debe ser conjunto y coordinado, solo todos juntos podremos impedir que nos vuelvan a vencer, porque entonces sí, acabarían definitivamente con nosotros.

En primer lugar debemos advertir que la oposición obtuvo esos espacios por muy poca diferencia, es decir, más o menos la mitad de nuestra población votante en esos sitios, piensa diferente a quienes hoy ostentan el poder regional en esas entidades, por tanto no será imposible recuperarlas; como decía el filósofo de Rubio “manos a la obra”:

Apenas han pasado tres días, aún no han sido proclamados todos los triunfadores y ya oímos al RATONSKY decir que somos agua y aceite, al ABUELO MONSTER que impondrá nuevamente el día de parada, violando así decisiones del tribunal supremo, y al OSCARÍZ que trabajará con todos, pero manda desalojar a todos aquellos quienes no se someten a su dictadura. También dijeron que implantarán la “seguridad ciudadana” de los PARAMILITARES de Medellín y Bogotá, ¿Qué tal?, no se conforman con el policía Braton que trajo Peñita de New York... Ya empezaron a desalojar médicos cubanos y estudiantes de edificios que piensan tomar como sus palacetes particulares, comenzaron también a llevarse herramientas y a correr trabajadores quienes solo cumplen labores de remoción de escombros en Baruta, tan solo por trabajar con los rojos rojitos, no debemos esperar a que desmantelen los CDI y los módulos de Barrio Adentro, se llevarían para las clínicas privadas, toda la tecnología de punta que costó tanto dinero; ellos solo demuestran fascismo puro, pero se autodenominan sociedad democrática.

Ahora bien en cuanto a las causas por las cuales se perdieron esos espacios debemos tener en cuenta la influencia de la propaganda de oposición, de los errores rojos cometidos durante estos últimos años, de la corrupción y ausencias de respuestas oportunas de algunos funcionarios y de la poca penetración de la política comunicacional del llamado oficialismo, pero por los resultados numéricos podemos deducir que en los colegios ubicados en zonas de clase media perdimos en proporción promedio de 90% a 10%; eso nos indica que la mayor falla se evidenció justamente en esos sectores de la población, la revolución no ha sabido ejecutar proyectos para ganarse la voluntad de las clases medias, ni contrarrestar la propaganda sucia de la oposición, ni mucho menos logró que los batallones del PSUV correspondientes a esos estratos de la ciudadanía, trabajaran en beneficio de los pobladores para convencerlos de las bondades del proyecto socialista y de que no se actúa en contra de ellos, mientras ellos sí lograron penetrar ese sector de la población.

En aras a los revocatorios que deberemos activar en dos años, conviene extendernos en el análisis sobre este punto, para no cometer los mismos errores y permitir que regresen fascistas a gobernar, porque ya hemos comprobado que así se comporta la oposición. Por consiguiente enumeremos algunos trabajos puntuales que no hicimos los batallones respectivos:

  1. La propaganda opositora dejó entender siempre, y logró llegar a los sectores medios de la población, que las 26 leyes habilitantes y la reforma constitucional que se intentó aprobar en el 2.007, tienen similares intenciones: quitarles la propiedad de casas, de carros, de enseres, la patria potestad de los hijos y hasta la mujer, o el marido, a los pobladores y además que se trata de perpetuar a nuestro presidente para convertirse en dictador sanguinario, pero nunca se convocaron foros públicos, en espacios públicos, valga la redundancia, con expositores expertos para rebatir tales afirmaciones y demostrar las mentiras opositoras, mediante la libertad a debatir en dichos foros.
  2. La especulación, a partir de la puesta en marcha del cambio de moneda, los industriales y comerciantes comenzaron a subir los precios de manera exorbitante, para ello pusieron en sus etiquetas agregados que llevaban a convencer la población sobre mejoría en la calidad de sus productos y por tanto quedaban fuera de regulación, pero los batallones nunca se presentaron en los supermercados a denunciar este tipo de atropello, ni mucho menos ante el INDEPABI; bajo esta estrategia lograron el alza de muchos productos de primera necesidad, y así el bolsillo consumidor usuario de los supermercados empezó a sentir el asalto, porque los productos elevaron sus precios de manera especulativa, como ejemplo categórico me referiré solo al papel sanitario en empaque de 4 rollos, mantengo en mis manos un empaque que se compraba a Bs. F 1.50, comprado a Bs. F 3.95 porque el empaque asegura que tiene VITAMINAS Y EXTRACTOS, preguntemos ¿para que sirven las vitaminas o los extractos de lo que sea, en un papel sanitario?
  3. Las arengas opositoras Siempre alegan que votar por los opositores es sinónimo de clase alta, que el presidente es excluyente de las clases medias y altas, por tanto obligan indirectamente a mucha gente sin madurez a votar contra el gobierno para no sentirse perraje, es decir, aunque se trata de una lucha de clases para acabar con privilegios y beneficiar a todos por igual, la plantean como posible de arribar a la clase alta con solo votar por ellos, pero los batallones no impartieron ideología entre nuestra población para sacarlos de su error.
  4. En todas partes se oye decir que nos están cubanizando, alegando que en Cuba no hay libertad y que se vive en la miseria, hasta el punto de hacer colas para todo inclusive para poder comprar comida, pero nunca se realizó una campaña para desvirtuar tales afirmaciones.
  5. Por último la política comunicacional no fue efectiva para llegar a todos, recordemos la gran cantidad de obras realizadas por este gobierno y cuando se palpa la opinión del común de la gente intuimos que muchos ignoran la existencia de tales obras, cuando uno las enumera, alegan que es exageración que las hicieron anteriores gobiernos y que solo existen una o dos, pero que en diez años sería justicia que hubiesen hecho algo, hasta a los CDI acude gente pensando así mientras se atiende. Recordemos que en todos los lugares públicos donde hay televisión solo sintonizan Globoterror o RCTV, quienes durante las 24 horas del día hablan de una u otra manera contra el gobierno y los periódicos de mayor circulación titulan tergiversando la realidad, mientras que el canal 8 y los otros pocas medios por donde se trasmiten los aciertos gubernamentales no son vistos por la mayor parte de esa clase media y hasta les da urticaria cuando la ven por equivocación; se trata de una libertad de expresión mal entendida, porque nunca podrá significar libertad para mentir e instigar a la violencia, como hacen los medios privados sin que alguna institución intervenga y los sancione.

    PATRIA, SOCIALISMO o MUERTE……………VENCEREMOS




icbsicard@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1646 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas