¿Los líderes mundiales?

Buen licor y excelente cena aprovecharon los autollamados líderes mundiales atendiendo la invitación de uno de ellos, George W. Bush, su última quizás, salvo la del golpista Alan García en Perú esta semana, para tratar el tema LA FRAGILIDAD DE LA ECONOMIA MUNDIAL DE ESTOS DIAS. A su derecha, en el lujoso y abundante banquete con excelente champán en contradicción con el desafiante tema a tratar, el Presidente Lula da Silva y a su izquierda Hu Jintao de China, ambos quejándose en voz alta que países como los suyos estaban siendo “infectados” con problemas ajenos, mientras se pronunciaban que países en desarrollo fuesen incluidos en la Cumbre. Pronto se dieron cuenta que seria BARAK OBAAMA quien tendría que darle respuesta a todos estos distintos intereses y planteamientos y en forma rápida. El Presidente Electo no estaba presente, pero se tuvo la prudencia de aprobar otra Cumbre a los 101 días de su juramentación; de esta forma se hacia evidente el principal causante de este desastre socioeconómico mundial no tenia “nada en la bola” y que su invitación era tan solo para hacer sentir su pretendida alta influencia en el mundo de los lideres, muchos obedientes a sus instrucciones, mientras se sabía que el promotor de la Cumbre había sido principalmente el Presidente francés, Nicolas Sarkozy, quizás para exhibir a su mujer, se comentaba.

¿Y qué se logró? Poco o nada realmente. Aplaudir a Lula cuando expresaba con pasión lo que el mundo en desarrollo deseaba que hicieran los países desarrollados “No solicitamos asistencia de ustedes. No pedimos que nos suministren fondos. Lo que deseamos es que ustedes arreglen sus propias economías. Lo mejor que pueden hacer para nosotros es regresar al crecimiento normal de sus producto interno bruto (PIB)” Eran palabras claras y precisas ante otros 19 lideres invitados, entre quienes se encontraban la alemana y Cristina de Kirchner quien informaba que inversionistas extranjeros retiraban capitales de su país, al decidir su Administración nacionalizar los 26mil millones de dólares que manejaban fondos privados de jubilaciones y pensiones en general. Han dicho de todo al punto de hacer creer internacionalmente que ese monto lo requiere su Gobierno para equilibrar su déficit presupuestario y de caja. Pero, se pregunta uno, ¿de que otra forma pudiera iniciarse el retorno a la normalidad crediticia, si no se empieza por el auxilio a los centros financieros, dándole directamente al usuario el efectivo? Si eso se pudiera, ¿no iría éste a su Institución a cancelar o ponerse al día en sus deudas? Sería el paso correcto y lógico. Lo importante es la permanente supervisión del empleo de esa asistencia estatal y el establecimiento de regulaciones, indignación para el libre mercado su aprobación, para el uso de las mismas, así como las nuevas aprobaciones del crédito.

En Venezuela, se ha criticado mucho este procedimiento, quizás por la experiencia de la debacle 1992/1994 de nuestro propio sistema, en donde se auxilió y volvieron a robar los mismos banqueros. Si es por ideología contra el capitalismo, como escribe el amigo JESUS FARIAS y expone en el Foro promovido por el Parlamento Latinoamericano, seria importante conocer sus ideas sobre ¿en qué otra forma se puede solventar el problema mundial?. No lo expone; no da soluciones en su interesante intervención. Es una forma simple de enfocar la gravedad económica, como tampoco se debe de pensar que el SOCIALISMO es la formula acertada. Puede que el Socialismo Bolivariano que en su Constitución protege al Sector Privado, pero así y todo son las ideas gerenciales lo que podría ayudar efectivamente. No se trata de los patrones de consumo y explotación que ha impuesto el “capitalismo”, pero si definitivamente, como lo ha expresado nuestro Presidente, Hugo Chávez Frías, el CAPITALISMO SALVAJE. Son dos cosas muy distantes la una de la otra.

Por otra parte, en la Cumbre, BUSH nuevamente hizo énfasis al Tratado de Libre Comercio con Colombia que “bloquean los demócratas” en su Congreso y a la importancia del sistema de mercado libre. Es cierto por una parte, pero no es posible su continuidad al estilo de su libertad absoluta sin su regulación, leyes concretas y su estricta supervisión de parte del Estado Y es allí donde tiene que llegar el gran cambio empresarial del momento para la ayuda indispensable a la crisis mundial. La erradicación del CAPITALISMO SALVAJE y el fortalecimiento al desarrollo justo y social de las unidades de producción. Justamente todo lo contrario a lo que se venia sucediendo en la mayoría de los países de esos 20 lideres asistentes. ¿Lo aceptaran?


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1590 veces.



Andrés de Chene D.


Visite el perfil de Andrés de Chene para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Andrés de Chene

Andrés de Chene

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a67698.htmlCd0NV CAC = Y co = US