Raza de Manuel Piar

Recientemente en un programa de televisión, vi, oí, al profesor Vladimir Acosta, disertando sobre la vida y obra del General Manuel Carlos Piar; que si era hijo de una mulata curazoleña de nombre María Gómez, que si de un canario de nombre Piar, esto me dio un gran dolor, porque no se le está haciendo justicia al libertador de Guayana.

El General Manuel Carlos Piar, Nació en el Convento de las Monjas Concepciones, existen datos que lo testifican, cuando el gran farsante y gran ladrón Antoñito Guzmán Blanco, conocido como el”Ilustre Americano” Y Presidente de Venezuela, ordenó demoler el convento para construir en su lugar el Palacio Legislativo, se encontró una partida de nacimiento que así lo justifica, había testigos, entre ellos el Dr. Rojas Paúl y otros. Manuel, era hijo de una Xerez de Aristeguieta y Blanco Herrera y de José Manuel Duque de Braganza Príncipe del Brasil, hijo de María II reina de Portugal, que llegó a Venezuela acompañando a Lafayette y se quedó aquí por un tiempo, más tarde se fue a Brasil donde por razones políticas de la época fue envenenado.

Quienes conocieron en vida a Manuel Piar lo describen como un ejemplar del tipo nórdico, que bien pudiera pasar por anglosajón. En el retrato de Tauvernier, es dado observar cómo la fisonomía de Piar corresponde a un individuo de raza blanca, sin la menor señal de mestizaje, en aquella época hubiese provocado necesariamente escritos y protestas en la prensa por parte de quienes lo conocieron, y en especial de sus enemigos, de haberse falseado su tipo étnico. Como quiera que la tesis del Piar-mulato estaba al servicio de una razón política (mulato instigador de la lucha de razas) y de ocultar un escándalo que afectaba a la honra de Bolívar, Soublette y los Aristeguieta. Don Policarpo Rodríguez, quien conoció a Piar, así lo describe: “Tenía muy buen aspecto y, aunque tostado por el sol, se le conocía ser muy blanco; sus facciones eran finas; sus ojos azules, y tenía unas manos muy bonitas” (Documentos del Deán Aristeguieta, citado por Tavera Acosta, Anales de Guayana). Refiere el Deán que al preguntarle a don Policarpo si Piar era mulato, le respondió: “Eso decían, pero no lo parecía en nada”.

Manuel Florencio O’Leary, el legionario británico que legara a la posteridad documentos de incalculable valor y que llega a Angostura un año después de la ejecución de Piar, lo describe como “un individuo de ojos azules, barbilampiño y tez sonrosada”.

O’Leary casó con Isabel Soublette, la enérgica defensora de Piar. De ella tomó el retrato precedente.

Tavera Acosta describe a Manuel Piar con estos rasgos: “Era de estatura regular, más bien alto que bajo y, aunque delgado, sus miembros eran bien proporcionados. Sus manos y pies pequeños y aristocráticos; ojos azules y grandes, como velados ordinariamente por una sombra de tristeza. Nariz aquilina. Tez blanca y un poco sonrosada y un tanto quemada por el sol. De pequeño bigote rubio y fino y de escasa barba en las mejillas. El cabello también rubio y fino. El aspecto de su rostro y todo el conjunto de su persona era de suma distinción” Anales de Guayana. Tavera, al igual que Briceño y Tosta García, recogen en sus descripciones el juicio, por primeras o segundas personas, de la gente que conoció a Piar. De la misma opinión son los historiadores Manuel Alfredo Rodríguez, Rafael Pineda y Lucas Guillermo Castillo Lara.

De haber sido Piar de la raza de color, no hubiese podido contraer matrimonio con la holandesa María Boom y mucho menos en el Castillo de Ámsterdam, ante el Gobernador de la Isla y de la Honorable Junta Municipal.

La Junta Revolucionaria de Cumaná, constituida y manipulada por la oligarquía provincial, no hubiese consentido jamás en que llevase su representación ante la unta Suprema de Caracas. (Larrazábal y Tavera.)

Carlos Soublette, quien hace de fiscal, le hecha en cara a Piar su doblez de dárselas de pardo para soliviantar a las razas de color, “cuando nunca se reputó como tal”.

Monseñor Arroyo Niño, Obispo de Guayana en su (Origen y Educación de Manuel Carlos Piar) que Manuel Piar no era hijo de una mulata, sino de una empingorotada señorita caraqueña y de un noble personaje. Historiadores de fuste, como Lino de Duarte Level, Tavera Acosta y Ángel Núñez, dieron a la publicidad y documentados artículos sobre el silenciado origen del Héroe de San Félix; lo que les mereció agudas críticas y sarcasmos de la Historiografía Oficial mantuana y, entre otros, de Vallenilla Lanz y Landaeta Rosales. (Ambos de la oligarquía)

“Desde 1874 –escribe Tavera Acosta- en que comenzó a correr el rumor de la partida de nacimiento de Manuel Piar en el Convento de las Monjas Concepciones, se ha venido buscando con ahínco la partida de bautismo de Piar en los archivos de Curazao, y no se ha hallado porque en ellos nada ha existido sobre el particular”. Se han encontrado otros documentos, como su matrimonio con María Marta Boom y la partida de nacimiento de su única hija. En carta dirigida a Tavera Acosta por el Sr. Jacobo Salas, hijo y vecino de Curazao, le dice con fecha 4 de enero de 1914, que luego de buscar infructuosamente en el Registro Civil de esta colonia y en la Iglesia Luterana, lo hizo en la Iglesia Católica de esta ciudad, con idénticos resultados, tal como lo notifica en esta nota el cura párroco: “Certifico: que en los libros de la Iglesia Madre de esta ciudad no existe en ninguna parte de los libros de bautismo el de Manuel Piar hasta el año de 1780”. La declaración y firma del documento es reconocida por el Sr. Hernán Leyba, Cónsul de Venezuela en Curazao.

Aunque desde el mismo momento de su nacimiento circularon rumores y consejos sobre el origen aristocrático de Manuel Carlos Piar, hasta la demolición del Convento de las Monjas Concepciones en 1874, se guardó un silencio sepulcral sobre el particular, ya que la conseja señalaba a una de las Aristeguietas como la verdadera madre de Piar, lo que no era del agrado, tanto del Libertador, como de Carlos Soublette, respectivamente Presidente de la República y sobrino de la aristocrática dama, y luego, del Dictador Guzmán Blanco, sobrino nieto de la interfecta, quien llevó su pudibundez hasta suprimir en las Memorias de O’Leary la parte correspondiente a Manuelita Sanz, por ser indecorosa a la memoria del Libertador. Si a esto se añadía que el progenitor era un príncipe portugués a su paso subrepticio por Caracas, el escándalo alcanzaba proyecciones mayúsculas. De ahí que conviniese a muchos el que María Gómez fuese la madre de Piar. En 1874, al mudarse o destruirse el Archivo de las Monjas Concepciones, personalidades idóneas y representativas, como Juan Pablo Rojas Paúl (futuro Presidente de Venezuela) y el juez Ovalles, dieron fe de haber visto en los referidos archivos el acta de nacimiento de Manuel Carlos Piar.

Un descendiente de Don Miguel de Aristeguieta, “José de Aristeguieta” confirma a Tavera haber visto, por habérselos mostrado Monseñor Avis, unos papeles que habían pertenecido a su finado tío, el Dean Aristeguieta, y que recuerda haber leído “que Manuel Piar nacido en Caracas en el Convento de las Monjas Concepciones, que era hijo del legitimo matrimonio, celebrado en secreto de un Príncipe de la Casa de Braganza” y de la de la señorita Belén Soledad Jerez de Aristeguieta. Refiere asimismo, haber conocido a un tal José Policarpo Rodríguez, nacido en 1801, que había conocido de trato y comunicación tanto a Bolívar como a Piar. Este le dijo que Piar no era mulato sino blanco, muy blanco y de muy buenas presencia. Cuenta, así mismo, haber escuchado decir a su abuelo, Miguel de Aristeguieta, que Piar era su primo, repitiendo lo del nacimiento y nombre de sus padres...

Por allí también andan un “historiador” y un “escritor”, que dicen que el Libertador, era catire de ojos azules, descendiente de vascos. El apellido Bolívar, es oriundo de Almería, una ciudad de Andalucía en el sur de España; además quieren obviar que los moros estuvieron en España, 700 años; obvian que Beatriz de Rojas era mestiza; obvian a la Marin de Narváez, su bisabuela, afrodescendiente.

No se puede manipular al pueblo olímpicamente, al pueblo se le debe decir como fue nuestra Historia realmente, no la historia oficial, narrada por parte interesada.


manueltaibo@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 8275 veces.



Manuel Taibo


Visite el perfil de Manuel Taibo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a65811.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO