Sexo en el maletín

Un giro erótico, como en todo dramón que se respete, ha tomado el celebérrimo caso del maletín. Resulta que el gordo Antonini no sólo es perseguido por los pegajosos dólares, sino también por insaciables damas que desfallecen ante los obesos encantos del atípico galán mayamero.

Nuestras lecturas juveniles se entrecruzan, hacen cortocircuito y se confunden en una caótica mezcla de autores y argumentos en la que La dama de las Carmelias, de Alejandro Dumas hijo, se pasea por PDVSA seduciendo gordiflones, para terminar en los brazo del teniente Columbo del FBI, quien la abandonará por una zafia de “Sexo en la ciudad”, ¿puede usted creerlo?

Si el asunto concluyera con la traición de Columbo y el desengaño de su ninfómana boa citadina, el drama resultaría sencillo, apto para cualquier público, con un happy end en la mejor tradición de ese Hollywood elemental y predecible. Pero no. El Departamento de Estado, que sin rubor pasa de la fantasía de su cine a las masacres de su ejército, se empeña en mezclar en el koala del gordo sinvergüenzón a Corín Tellado con Marcial La Fuente Estefanía, poniéndole una gota de Delia Fiallo con Marcel Granier y Osmel Souza.

Los medios venezolanos se chupan los dedos al ver rota su monotonía con este filón que, de repente, introduce en la cinta de espionaje una ración de pornografía más o menos potable para las señoras disociadas por Ravell y Otero Castillo. Y todavía no ha entrado en acción el agente 007, quien vive creyendo que lo persiguen con un satélite ruso desde los lúgubres sótanos de la CANTV.

El excitante toque de sexo realengo y aéreo lo introdujo en el inextricable misterio del maletín, la muy seria y documentada BBC de Londres. En su versión digital del 25 de este ardiente septiembre, bajo el mismo título con que encabezamos esta crónica, la cadena inglesa se pregunta jadeante sobre las posibles relaciones íntimas entre del desatado gordo y una apuesta funcionaria argentina de nombre Victoria Bereziuk, suerte de Mata Hari del Cono sur.

Ya la flema inglesa captó el tinglado que montó el Departamento de Estado con el caso del maletín y ha decidido tomárselo con la soda del humor, una forma de adelantarse al ridículo que promete el desenlace de esta pieza imperial semi porno. Los británicos prefieren una derrota militar a que los tomen por gafos.

De allí el tono melodramático de la BBC al reseñar: “El abogado defensor de Durán, Ed Shohat, estaba cuestionando a Antonini cuando intempestivamente le preguntó: ¿Usted tenía relaciones sexuales con Victoria Bereziuk? ¡No!, alcanzó a contestar Antonini, por debajo del grito de protesta del fiscal: ¡Objeción su señoría! La jueza, Joan Lenard, miró por encima de sus gafas redondas al abogado defensor y en seguida dictaminó: ¡Ha lugar!”.

La BBC, luego de este sexinterrogatorio, habla de otras exuberantes damas viajeras, quienes habrían presionado o seducido al obeso latin lover del maletín para que les hiciera compañía en el erótico vuelo Caracas-Buenos Aires. O sea, que el morboso gordo también se las da de duro y se hizo de rogar, no ve.

Sobre este folletón dieciochesco enlatado en Miami la oposición y medios venezolanos pretenden abrir un debate provechoso. Le reclaman a la Asamblea Nacional que se ocupe del gordo y su harem y deje de lado la investigación sobre el magnicidio que montan milimétricamente. Juran que el pueblo venezolano sigue siendo el mismo que lloraba con El Derecho de Nacer, o más acá en el tiempo, con los insufribles libretos de la señora Fiallo.

earlejh@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3820 veces.



Earle Herrera

Profesor de Comunicación Social en la UCV y diputado a la Asamblea Nacional por el PSUV. Destacado como cuentista y poeta. Galardonado en cuatro ocasiones con el Premio Nacional de Periodismo, así como el Premio Municipal de Literatura del Distrito Federal (mención Poesía) y el Premio Conac de Narrativa. Conductor del programa de TV "El Kisoco Veráz".

 earlejh@hotmail.com

Visite el perfil de Earle Herrera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Earle Herrera

Earle Herrera

Más artículos de este autor