Ojo con la inflación…

La inflación no es más que el incremento del costo de vida, en lo que va de año desde Enero hasta Agosto el índice de inflación del Banco Central de Venezuela indica un porcentaje de 19,4 ¿Qué quiere decir esto? Que lo que en enero costaba 100 hoy me cuesta 119,40.

Al ir al índice de aumento salarias o de renumeraciones, el BCV indica que el primer semestre del año los salarios se han incrementado un 19,10% en el sector privado y un 14,5% en el sector publico.

¿Qué nos indica esto?

Hay una inflación de dos dígitos y la cual podría estar cerrando por el orden del 22 al 25%, siendo una de la más alta en la región.

Vemos con preocupación que el sector privado hace corrección sobre la inflación y que el sector gobierno no esta cubriendo la inflación ya que hay un claro desfasé del 5%.

(Cifras según el Banco Central de Venezuela en su página)

Si bien el gobierno nacional a estado seriamente preocupado por incrementar y corregir el índice de inflación otorgando aumentos a los empleados públicos es una curda realidad que procesos burocráticos están minando esta intención al refrenar aumentos o limitar los mismos. Caso particular son los cuerpos policiales los cuales han recibido muy poco aumento de sueldo y en algunos casos ninguno, siendo esto parte importante en las causas de inseguridad (No podemos tapar esto o darle la espalada) un funcionario mal pagado no rendirá lo necesario y lo que es peor es objetivo claro y directo para la corrupción, hasta que no se comprenda esto seguiremos con índices de inseguridad.

Grave es la falta de políticas efectivas para controlar la inflación, una causa fundamental es el burocrático proceso de control cambiario que ha hechos que muchas empresas busquen el pago en el exterior vía permuta y encareciendo los productos. Cadivi lejos de ser una solución en este proceso de lucha anti inflacionaria se ha convertido en combustible de la misma.

Hay que comprender que para solucionar la gran mayoría de problemas en el país tenemos que bajar la inflación a términos menores del 5% anual, esto no es vía control de precios sino control de costos, administrando efectivamente las divisas con el fin que los desembolsos se hagan efectivos y sobre todo generadores de fuentes de trabajo y recursos locales.

Los dólares generados por el petróleo deben ante todo ser generadores de trabajo y bienestar, no deben ser dirigidos en su mayoría a comprar mercancía para el mercado.

Tenemos que pasar de un país consumista a un país productivo, nuestras compras en el exterior deben ser de materia prima no de productos terminados y sobre todo tenemos que dejar de ser como somos hoy en día gracias a Cadivi un país de riesgo de crédito a ser un país buen comprador de materias primas.



robertoperez57@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3389 veces.



Roberto Perez


Visite el perfil de Roberto Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Roberto Pérez

Roberto Pérez

Más artículos de este autor