Sabotaje eléctrico

Las mesas de energía y los consejos comunales alzaron su voz en denuncias contra sabotajes eléctricos en la Electricidad de Caracas y sus ramificaciones al interior del país. Manifiestan que la EDC es una empresa de propiedad social que pertenece a todos los venezolanos y a sus intereses debe obedecer.

Se sienten muy complacidos con la creación de la Corporación Eléctrica Nacional, pero manifiestan que permanecen algunas estructuras de la cuarta que en vez de apoyar la gestión la están perjudicando.

Las mesas de energía han logrado financiar un sin fin de proyectos, aplicados directamente en las comunidades con el apoyo del resto de las empresas que conforman la Corporación Eléctrica Nacional, pero a su vez dicen que no han contado con el mismo apoyo por parte de la EDC. Denuncian una guarimba administrativa silenciosa contra el poder comunal y los lineamientos del Presidente de la República.

Los trabajadores del sector eléctrico han manifestado su respaldo al Gobierno y están de acuerdo en que lo que hace falta es que tengan mayor contraloría para que funcione adecuadamente y destapar cualquier elemento que se llegue a crear. La contraloría en este caso es fundamental para garantizar el sano uso de los recursos del Estado, pero además de ello debe significar que los trabajadores sepan mejor cual es la situación interna, incluso tiene que ver con los métodos de inversión, porque era tradicional el sobre precio de los productos. Conociendo los mecanismos administrativos y las trampas que se hacían anteriormente en detrimento del Estado tendrán una mayor conciencia al momento de aplicar la contraloría social. El control es fundamental cuando se le otorga estas prebendas a los ciudadanos, por ello es importante una reunión entre los directivos de la EDC y las mesas de energía y consejos comunales, ya que se debe analizar lo que realmente está pasando y si la falla obedece a una errada administración de los recursos por parte de los consejos comunales, hay que decirlo y darle las herramientas necesarias para ejercer los controles fundamentales.

En el caso de Margarita sigo insistiendo que debemos olvidarnos del cable submarino e instalar plantas generadoras que puedan atender la creciente necesidad de energía eléctrica en el Estado Nueva Esparta por el voraz crecimiento demográfico de la región, y escapar de esas fallas eléctricas que muchas veces provienen de tierra firme.

Email: reinaldosilva119@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1844 veces.



Reinaldo Silva


Visite el perfil de Reinaldo Silva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Reinaldo Silva

Reinaldo Silva

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a62410.htmlCd0NV CAC = Y co = US