La COLUMNácida

CALIENTA QUE NO CALIENTA

Los “operadores” de la oposición han tratado por todos los medios y formas, de calentar no sólo la calle sino los periódicos, las radioemisoras y las pantallas de televisión, con miras a las elecciones de Noviembre. Pero sin mucho éxito. No hallan qué hacer. Más aún sabiendo, gracias a sus propias encuestadoras -las medianamente serias-, que la popularidad del Presidente Chávez -computada con mezquindad cuando de él se trata- ha remontado hasta los 73 puntos porcentuales. Pero lograron sacar de nuevo a grupúsculos estudiantiles a manifestar, y por ese lado ya lograron un muerto. Un joven militante del PSUV. Al parecer la estupidez de algún policía, de los cuales guardamos negros recuerdos de cuando estudiamos en esa hermosa ciudad, accionó un dispositivo desde el cual una metra salió disparada y penetró en su cabeza, matándolo. En las próximas horas imputarán, por este estúpido accionar, a cuatro efectivos de Poli-Mérida. En el Táchira, grupúsculos estudiantiles de derecha, han salido a manifestar y ya llevan cuatro vehículos quemados. Daños cuantiosos ocasinados al país, que la gente “normal” no ve con ojos de agrado.

LA ESCUÁLIDA MANIFESTACIÓN POR LOS INHABILITADOS

Vi dos manifestaciones de calle, a favor de los “inhabilitados”. La de Caracas, con poquísimos participantes. Dio pena aquella marcha. Que más que marcha fue, y resultó, marchita. No sólo por lo chiquita sino por lo apagada. Y la de San Cristóbal en el Táchira. Que no dio pena sino lástima, porque lo que llamaron marcha no llegó a reunir más de treinta personas... Cuán poca capacidad de convocatoria tiene hoy la oposición ! Y es que -como les decía- la mayoría de la gente -seria, honesta y coherente- no puede estar avalando con su presencia a unos personajes que han sido inhabilitados por malos manejos de los dineros públicos, y -en el fondo- tampoco desean que ni por casualidad o equivocación, personajes como estos vuelvan a manejar el dinero que es de todos. Sería como premiar conductas de personas en quienes confiamos para administrar nuestros bienes, y nos quedaron mal. ¿Ustedes imaginan cómo vendrían a manejar aquello, si -a pesar de que sabemos que lo hicieron mal una vez- los volvemos a poner “donde hay” ?

LOS POBRES ARGUMENTOS POBRES

¿Los argumentos? Tan pobres que no consiguen asidero en las mentes de quienes ellos pensaron que los iban a apoyar. Lo de que no deberían inhabilitar en un año electoral, no resultó más absurdo. ¡Los tres últimos años han sido años electorales! Y los que vienen, también! Entonces ¿qué quieren? Que a pesar de tanta alharaca por la supuesta corrupción “desbordada”, no se castiguen nunca (?). Y el otro argumento, que por cierto murió al conocerse la lista final, de que era una maniobra contra la oposición, tampoco resultó cierta, puesto que un poco más de la mitad de los sancionados son de tendencia chavista...! Y es que si los manejos no son suficientemente pulcros, pues pa’ fuera... Y deberían ir presos! Más de 500 funcionarios públicos han sido sancionados, suspendidos e inhabilitados, pero todavía ninguno preso.

GOBIERNO REGIONAL TRABAJANDO

Vengo diciendo hace tiempo que en el Táchira, la mayoría de los burócratas trabajan en contra del gobierno de Chávez. De allí que la oposición haya crecido tanto. Existen burócratas regionales que logran que sus locuras sean escuchadas en Caracas, y se regresan a inventar a cada rato, mecanismos que insisten en convertir a los residentes en el Táchira, en ciudadanos de segunda categoría. La última “genialidad” que se les ha ocurrido, y que ahora dicen que surgió de una “mesa técnica de combustible”, es emprender un censo de vehículos porque dizque van a crear un mecanismo “automatizado” para suministrar gasolina y gasoil a los que desafortunadamente viven en ese Estado. Con ese “ladilloso” invento lo que van es a aumentar la animadversión hacia el gobierno nacional, precisamente en este año electoral. Pareciera que ahora no solamente trabajan en contra de Chávez, sino en contra de la oportunidad de mantener la gobernación del Táchira, a la que los escuálidos le tienen puesto el ojo, ya que el gobierno ha perdido allá las dos últimas competencias electorales: La presidencial y la de la Reforma Constitucional. Y eso se lo debemos a los genios que por allá gobiernan. De este último invento, que debe haber dejado a más de uno echando humo, desde sus cerebros cucarachiles, surgen montones de preguntas... ¿Cómo harán los turistas o los que de otros lugares visiten al Táchira, para echar gasolina si ni siquiera supieron que tenían que registrarse en un fulano censo ? Porque una cosa es inventar un censo automotor, como para saber cuántos automóviles existen y circulan en ese Estado (número que crece mes a mes), y otra cosa es que a partir de ese tal censo, creen un mecanismo para suministrar combustibles. Amén de que el Registro, que ya se está llevando a cabo, ha resultado un despelote (como suele suceder), el que ahora, después de que comenzó y se mostró como un caos, han anunciado que “se va a mejorar”. De que existen cretinos empeñados en convertir a los gochos en ciudadanos de segunda, existen...! Chávez! Sálvanos...!! Mira que por allá el gobierno trabaja... pero pa’ vé si se pierden las elecciones...
DUELO ÁCIDO


El mes pasado murió en los Estados Unidos uno de los comediantes más ácidos que haya conocido la humanidad angloparlante. George Carlin abandonó este mundo a los 71 años, dejando un buen recuerdo de su inteligencia, ocurrencias, recursividad e ingenio, mostrados a través de la televisión, mediante un continuo flujo de monólogos (uno más ácido que el otro), que vapuleban con gran sarcasmo, instituciones tanto de izquierda como de derecha, al gobierno, a las empresas y sobre todo a la iglesia y su inefable dios, a quien puso en duda de diversas formas, cada cual más recurrente e inteligente que la otra. Editó 22 discos de humor (negro) que le significaron cinco nominaciones a los Premios Emmy (Emmy Awards) y le permitieron ganar 4 Grammys. Deja tres libros que fueron best-sellers. Carlin destacó lo que realmente era indecente en la sociedad norteamericana: El comportamiento de los poderosos. George Carlin decía: “Estados Unidos fue fundado sobre una doble moral bastante primaria. Este país fue fundado por dueños de esclavos,... que querían ser libres! ¿Tengo razón, o no? Un grupo de dueños de esclavos, que querían ser libres. Y como querían ser “libres”, asesinaron a un montón de blancos ingleses para poder seguir siendo dueños de sus negros africanos. Y llegaron “a ser libres”, para poder aniquilar al resto de los habitantes del país, indígenas de “piel roja” y poder avanzar hacia el oeste y hacia el sur, para robarles el resto del terreno a los morenos mexicanos, y entonces poder disponer de un lugar desde el cual hacer despegar y lanzar sus armas nucleares sobre los amarillos japoneses. ¿Saben cuál debería ser el lema de este país? “Muéstranos un color... y lo acabaremos”. Si quieren ver “actuando” a Carlin, entren a youtube.com, y en su ventana de búsqueda escriban su nombre: George Carlin. Sus monólogos contra la religión y las no-creencias en dios, no tienen desperdicio. Si no hablan inglés, búsquense quien les traduzca, porque van a gozar una y parte de la otra.

INFLACIONADOS

Lo único relativamente cuestionable en nuestro panorama económico, continúa siendo la inflación, la que debido al enorme crecimiento que ha experimentado el país, ha llegado en este primer semestre del 2008, a 15 %. Ahora bien, según los estudios microeconómicos de Edmund Phelps (Nobel de Economía 2006), esto se corresponde con lo que acepta hoy en día la ortodoxia académica en cuanto a que sólo en el corto plazo es posible reducir el desempleo aceptando una mayor inflación. En sus estudios, Phelps concluye que el desempleo perjudica el potencial de crecimiento de las economías. En Venezuela y en cualquier país de economía capitalista, la inflación se combate en profundidad, aumentando tanto la producción en general, como la productividad de lo que viene produciéndose. Y el gobierno, a sabiendas que esto no puede darse en el corto plazo, ha destinado ingentes recursos para desarrollar la producción de bienes, y prioritariamente de alimentos, en un empeño por solventar la crisis alimentaria que está viviendo el planeta entero. Y aunque la cosa parece ir lentamente, porque ello amerita un nuevo condicionamiento mental, hemos picado adelante frente a muchos otros y, además, no nos hemos dejado embaucar (como Colombia y México) por ofertas engañosas que nos hablan de un libre comercio (que no es tal), mediante el cual se destruyen las economías de los países “en vías de desarrollo” al aceptar la compra de productos altamente subsidiados (y por ello aparentemente más baratos), dejando de lado la producción propia. En Venezuela estamos observando cómo el dinero proveniente del petróleo, revierte al circuito económico interno, no solamente facilitando el pago de lo que hemos llamado deuda social frente a la miseria y pobreza heredada, sino también facilitando con préstamos blandos y a veces hasta sin intereses, la creación de nueva riqueza afianzada en el trabajo y la producción de bienes y servicios esenciales y secundarios. Es decir, subsidiando, como lo hicieron y lo siguen haciendo “los grandes”. Y esto será, lo que a mediano plazo, podrá revertir la inflación.


LA CRISIS QUE NOS ENSEÑÓ


En los inicios de la década de los años setenta, la economía mundial “se tostó”. Apareció algo que ha vuelto, en estos momentos, a los Estados Unidos: La estanflación (stagflation). Una situación en la que a pesar de las políticas monetarias y fiscales restrictivas, se produce inflación y, al mismo tiempo, desempleo. Esto probó una vez más lo inexacta que puede ser una ciencia como la economía. Y echó abajo una teoría asumida a pie juntillas por los economistas y representada en una gráfica denominada “curva de Phillips”, hija directa de Paul Samuelson (Nobel de Economía 1970), según la cual si los gobiernos querían mantener baja a la inflación, deberían apostar a tasas altas de desempleo y viceversa. Montones de generaciones de economistas crecieron con esto metido en su cabeza...hasta que apareció la crisis de los 70’s. En EEUU, a la inversa que en Venezuela, se está viviendo una enorme recesión. El desempleo ha aumentado notablemente y los precios de los alimentos y los combustibles han crecido de forma inusitada. La inflación en los EEUU, tal vez la más alta desde la década de los 70 se va a tragar el crecimiento escaso de ese país, que posiblemente alcanzará apenas el 1 % . Y, con seguridad nos vamos a ver afectados puesto que nuestra economía gira todavía, en gran cantidad, alrededor del “ultimo patrón monetario internacional”, conocido como dólar americano. Este viene en picada. Bastaría un ligero movimiento financiero de los chinos, para echar abajo el andamiaje de la economía imperial y dejarlos como “pajarito en grama”. La absurda e inmoral guerra del medio oriente se los está comiendo, y por no ingeniárselas de otra manera, pensada por fuera de sus rígidos formatos guerreristas, intervencionistas y consumistas a gran escala, a finales de esta primera década del siglo XXI poca será la capacidad de maniobra que tendrán para mantenerse como potencia dinamizadora del crecimiento global.

LA BURBUJA SERÁ DE ESTE TAMAÑO

No nos extrañe que para fines de año terminemos con una inflación de 32 % o más, en Venezuela, lo cual sería una tasa enorme. No olvidemos que en este segundo semestre no solamente nos encontraremos con las bonificaciones de fin de año, que ya en Noviembre comenzarán a hacerse efectivas, sino que igualmente veremos erogaciones importantes provocadas por la misma confrontación electoral. Tanto el dinero que echará a la calle el gobierno, como el que entra por los “caminos verdes” para financiar políticas y movimientos opositores (y hasta el golpismo), indigestarán el circuito económico. Y por ello no nos abandonará la cuasi-ineludible inflación. La que combatiremos con la colocación de papeles financieros, con inversiones fuera del país (en proyectos importantísimos que contribuirán de alguna manera a paliar la crisis alimentaria) y con el financiamiento para aumentar la producción interna de alimentos y otros rubros que hoy en día importamos. Mientras tanto la impelable Ley de la Oferta y la Demanda, sumada a los mecanismos de especulación desmedida, empujarán los precios al alza, con fuerza.

manuelrugeles@gmail.com / manuelrugeles@m


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3398 veces.



Manuel Rugeles A.


Visite el perfil de Manuel Rugeles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Oposición