¡Que hable la computadora! ¡Dale con la computadora!

En estas últimas semanas había estado muy interesado en todo lo que la poderosa e indestructible supercomputadora que supuestamente perteneció al líder de la guerrilla (ya muerto) Raúl Reyes, pudiera generar en relación a la preponderante labor de Chávez en el continente. Pero, sinceramente, estoy decepcionado con el creador (desconocido hasta ahora) del libreto de la hollywoodense historia de la relación Chávez-Guerrilla. ¡Hasta el presidente Uribe le ordenó a la computadora que se callara para no entorpecer lo avanzado en la reciente reunión con nuestro presidente! Yo estaba muy animado por el rumbo que iba tomando cada entrega, por capítulos, de lo secretamente guardado en el disco durísimo de esas aceradas lap-tops. Pero de repente, como en lo eternamente utilizado por los escritores novelescos y al mas puro estilo Delia Fiallo, nos dejan en vilo esperando por los capítulos finales de la trama, y que darán como resultado lo que todos secretamente casi adivinamos: ¡Chávez es Colombiano y es un guerrillero de las FARC que engañó a todos los Venezolanos, se lanzó como candidato presidencial, ganó, nos ha ganado y nos seguirá ganando y que el pedido de Raúl Reyes al expresidente Francés Jacques Chirac no es sino un mandato de Chávez para que toda Francia sea guerrillera también y al final se casará con Ingrid Betancourt, quien no había declarado su amor por razones de sociedad! ¿Qué les parece? ¡Esa computadora da para que todos agreguemos algo!

Yo, sinceramente creo que el Presidente Uribe Vélez debe prescindir de los servicios de quien se comprometió a seguir creando historias paralelas y presentarlas como felices encuentros con el secreto mundo de los discos duros, los archivos encriptados, las memorias antiquísimas y los trabajos de power point que un hombre tan brillante, tan adelantado en los sistemas, llamado Raúl Reyes creó en algún paraje de la selva Colombiana. A no ser que sea el ex-secuestrado y Canciller Colombiano Araújo, quien al encontrarse con la realidad de su inoperancia como creador artístico, decidió presentar su renuncia y así cederle el paso a algún escritor de fábulas que logre darle un final feliz y convincente a esta novela de amor, guerrilla, liberaciones, traiciones, marchas larguísimas, y poder.

Lo que quiero es que siga “hablando” la computadora. Que no nos dejen con la incertidumbre de no saber con quien, al final, se quedará Chávez. O, que nos digan si es que la computadora se “colgó” (como le sucede a la mía) y tendrán que repotenciarla, pero en presencia del Señor Nobles, garante de limpieza absoluta.

Han utilizado todo: paros petroleros, golpes de estado, guarimbas, acaparamientos, violencia juvenil estudiantil, lockouts mediáticos, de todo para desprestigiar a nuestro presidente, para conectarlo con la desestabilización de la región y salir de él, pero…. No volverán!

¡Patria, Socialismo, o Muerte!


villegas_41@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1320 veces.



Oswaldo Abarca

Profesor de la Universidad Politécnica Territorial de Mérida

 oswaldoabarcam@gmail.com

Visite el perfil de Oswaldo Abarca para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oswaldo Abarca

Oswaldo Abarca

Más artículos de este autor


Notas relacionadas