Palamentazón y metrazón

UNO.- Indignando y asombrado. He visto el video donde se tortura a un venezolano despojado de su vestimenta, a quien se le golpea con una vara de manera sistemática. Esto no puede pasar desapercibido e ignorado. El video fue presentado por José Vicente Rangel en sus “confidenciales”. En el mismo se muestra a un agente de policía de la gobernación de Aragua (Poliaragua) golpeado a un ciudadano desnudo en medio de las celebraciones y burlas de otros agentes policiales. La escena es por si espantosa e impresionante. Los ayees del ciudadano penetran el alma de quien lo observa. Que pensará el “ovejo” (Didalco Bolívar) de esta tortura infringida a un venezolano. La tortura como práctica cruel no puede ser posible entre los seres humanos. Sólo el hombre la utiliza para vejar a sus semejantes. ¿Se acuerda usted señor gobernador cuando era dirigente del Instituto Pedagógico de Maracay y en plenos disturbios terminaba usted refugiado en la casa del MOVIMIENTO AL SOCIALISMO-Aragua? ¿No asocia usted estas escenas con la represión de los gobiernos de esa época? Que suceda en el estado donde usted gobierna es muy significativo. ¿Están esos indignos policías apoyados por políticos corruptos afines a su gobierno? Averígüelo y actúe, no se puede permitir tan grosera impunidad. ¿Qué pensará Williams Querales o los distinguidos diputados de la Asamblea Nacional que representan ese estado? Por supuesto, la oposición mantendrá cerrada la boca a igual que aquellos dirigentes “revolucionarios” muy ligados en el pasado a la urbanización “caña de azúcar” (Tablante, Cristóbal Fernández, Pedro Mosquera, etc.). Deberá usted gobernador Bolívar a estos torturadores – el que acomete la acción y a sus observantes que lo celebran -- exponerlos ante la opinión pública. Tiene usted que actuar con mano dura contra esos individuos enfermos que se dicen policías. Tiene razón José Vicente, estas escenas nada se diferencia de las imágenes del campo de torturas Abu Ghraib dirigido por las tropas norteamericanas en Irak. Debe ser intervenido ese cuerpos policial. No se puede convertir una comisaría en un campo de tormento. Imaginemos a un familiar de cualquier ciudadano aragüeño sometido a este vejamen. El coro de la bola se vaaaa, sevaa, y aaaaaal bate Bob Abreu es espeluznante. El goce y las palabras del oficiante de torturador no dejan ninguna duda, son unos enfermos mentales. ¿Cómo es posible que en el estado Aragua puedan acontecer hechos de esta naturaleza? No lo dude señor gobernante, “caña de azúcar” se ha convertido en un pequeño Guantánamo. Da rabia y vergüenza estos actos salvajes y oprobiosos que creíamos que habían desaparecido para siempre. Aquí se justifica una intervención del ministro del Poder Popular para las Relaciones Interiores y Justicia, Ramón Rodríguez Chacín, No bastará con destituirlos, cambiarlos o trasladarlos a otro lugar. Estos agentes de policía deben ser expulsados inmediatamente de ese cuerpo policial, ser detenidos y juzgados por violar los derechos humanos. No existe ninguna razón para justificar tal dantesco espectáculo. Si usted, señor gobernador no actúa inmediatamente se hará cómplice de este salvaje e irracional acto. Afortunadamente la fiscalía ya tomó cartas en el asunto.

DOS.- Fui dirigente estudiantil en la época en que el “bueno” de Caldera gobernaba. Acabó con las universidades montados sobre los cierres, allanamientos de universidades y asesinatos de estudiantes. A Carlos Bello lo mato un policía (a) “Capulina”. A Jorge Uribe lo asesinaron las bandas armadas de Copei al mando de Eurípides Moreno (el mismo apellido de otro delincuente hoy refugiado en el Palacio Episcopal). Rosas Piña se desbarrancó en una acción represiva de cazadores y policías. Una bala asesina acabó con Antonio Quiroz. Fui testigo presencial del asesinato de Domingo Salazar Rojas a quemarropa por un cazador en un baño de la facultad de Medicina de la ULA. Jamás nos llamaron a declarar como testigos. Nunca he olvidado al inolvidable amigo de Cantaura, revolucionario a carta cabal. Protestamos, colocamos barricadas y tiramos piedras, pero jamás utilizamos una capucha. Nuestros rostros estaban en los cuerpo de seguridad aportados por “sapos” fotógrafos de nacionalidad colombiana pagados por los diarios que estos entregaban (las fotos) al gobernador Germán Briceño Ferrigni, Una escena recorrió los diarios del país: El “Bachi” (personaje popular) recogiendo piedras con la boca y arrodillado, mientras un fusil de un Guardia Nacional le apuntaba a la cabeza. Héroes o tontos, seguimos a quienes fungían como líderes de la izquierda de esos tiempos. Hoy en día muchos de ellos están en contra de la revolución bolivariana. Se pasaron a la oposición golpista con salarios de la CIA. Actuábamos con la pasión, con las ideas y el fuego que caracteriza a la juventud. No utilizábamos pasamontañas de marcas, ni relojes caros, ni morrales importados, mucho menos zapatos y vestidos de moda. Fuimos revolucionarios y soñadores -- Aún, unos cuantos los somos -- Eran otros tiempos. La revolución cubana nos marcó para siempre. Observo los videos en donde se muestra el cadáver de Douglas Rojas Jiménez tirado en el piso (Algo raro sucedió allí, esta muerte no esta nada clara). Una mascará roja le encapucha el rostro y la cabeza. Quienes le rodean se muestran sorprendidos, aún los propios encapuchados. Hay como un halo de complicidad allí. Autobuses de esa casa de estudio trasladan a los estudiantes a los sitios de los disturbios, una minoría los realiza. Los estudiantes saben quienes son estos encapuchados y les temen. La autopsia practicada al cadáver fue avalada por la familia. con la presencia de la Presidenta del Centros de Estudiantes Universitarios de la ULA, Liliana Guerrero quien se apersonó rápidamente alrededor del cadáver del estudiante asesinado de un metrazo. La hermana de Douglas desea tranquilidad y paz. Ya se sabe, el proyectil fue disparado desde atrás, a espalda del estudiante. Todo esto tiene que investigarse y detener a los culpables y dictar un precedente. Los asesinatos de estudiantes fueron prácticas de la IV república. El país necesita una repuesta rápida y el primer interesado en aclarar esta muerte debe ser el propio gobierno. Ironías de la vida. Un juguete se convierte en un arma mortal. Este crimen no puede quedar impune.



Antojofel@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1639 veces.



Antonio Fernández Lunardi


Visite el perfil de Antonio Fernández Lunardi para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a60596.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO