La nueva Ingrid

Pocas veces un hecho noticioso y su personaje central, como fueron la liberación de Ingrid Betancourt y sus posiciones en Bogotá, habían cambiado tanto en tan pocos días. Ahora se sabe que hubo una traición de dos guerrilleros de las Farc, que no fue brillante el operativo –como se nos presentó originalmente–, que tuvo apoyo de los servicios de inteligencia militar de EEUU. Y en cuanto a Ingrid, no sé si fueron los aires de París o las voces de su mamá y de su hermana los que produjeron ese cambio. Recordarán cuanto dijo en esas primeras horas de libertad. A Chávez, gracias por lo que hizo, pero no se meta en los asuntos de Colombia, recuerde que el pueblo eligió a Uribe y no a las Farc; loas al Ejército, más allá de las razonables, y de Uribe habló tan bien que no le faltó nada: apoyará una nueva reelección. No explicó cómo transformó su imagen en la selva, enferma, esquelética, ida de este mundo, y la que vimos hace una semana, sonriente, con uniforme militar, llena de vida, ninguna secuela de hepatitis ni de enfermedad alguna. Era un cuento aquello de que estaba a punto de morir.

En París habló otra Ingrid. Aconsejó a Uribe: debe desechar su lenguaje de odio, suavizar su tono negociador con las Farc; para él, "la crisis colombiana es un problema de seguridad nacional, de conflicto que produce injusticia social o conflicto social... para mí es un conflicto de violencia social que produce inseguridad", es decir, todo lo contrario.

Y en cuanto a Chávez: "Es una opción magnífica, tiene una llave que más nadie tiene: la posibilidad de hablarles a las Farc y que las Farc lo escuchen... Ha logrado ponerlas a pensar de otra manera, sacó a siete personas antes que a nosotros y probablemente pueda sacar más". En fin, cambió tanto su opinión sobre Chávez que el Presidente no pudo hacer otra cosa que llamarla.

¿Cuál será su futuro? Naturalmente, está en la política. Pero habrá de moverse con más seguridad, ya su vicepresidenta Clara marcó distancia y le sacó trapitos al sol; tendrá que ayudar a despejar las serias dudas sobre el operativo de su "rescate".


Noticias manipuladas

A cada rato encontraremos ejemplos de deformación de noticias en los servicios informativos internacionales. Un caso lo recordó Evo Morales en su discurso ante la Asamblea Nacional. A fines de abril de 2007, en La Habana, donde se reunió con Fidel Castro y Hugo Chávez, cuando les informó que preparaba la nacionalización de los hidrocarburos, ambos mandatarios le recomendaron prudencia, que no lo hiciera todavía. ¿Y qué dijeron las "noticias"? Que Evo había ido a Cuba a recibir instrucciones para nacionalizar el petróleo, lo que hizo al día siguiente, 1° de mayo. Agencias y medios voltearon la verdad.

En estos días, el blanco es el gobierno de Rafael Correa por "atentar contra la libertad de expresión". ¿Qué ha sucedido? Que el Fogade ecuatoriano decomisó todos los bienes propiedad de los administradores y accionistas de ex Filanbanco, un banco quebrado con pérdidas por 661 millones de dólares que llevó a la ruina a centenares de ahorristas en 1998. Sus dueños, el grupo Isaías, son considerados como responsables de "la estafa más grande en la historia de Ecuador". Pero fueron modificadas algunas leyes y, con la complicidad de presidentes como Jamil Mahuad, se libraron de cualquier sanción. El presidente Correa dijo el 4 de agosto de 2007 que ese atraco bancario no permanecería impune. Y ha cumplido su palabra. Resultaron incautados 195 empresas de todo tipo, incluidos medios de comunicación. Temerosos de la justicia, sus dueños viven desde hace años en Miami. ¿Qué es lo que se ha destacado en medios ecuatorianos y en muchos en otros países? ¡Que se trata de una agresión a la libertad de prensa! Entre críticas
de algunos de sus partidarios, Chávez se entrevistó con el presidente Álvaro Uribe. Es verdad que no hablaron del canje humanitario, de la situación interna en Colombia ni de la mediación. Dolido como reconoció que estaba después de que Uribe lo descartó como mediador, Chávez debió ofrecerle excusas por el tratamiento que le dio. Uribe admitió a su vez que fue un error no telefonearle antes.

Pasaron la página y avanzaron en proyectos integracionistas. ¿Qué es lo más importante? Pienso que ante el peligro que significa un Bush, tan entrañable de Uribe, en retirada contra reloj, decidido a desestabilizar Venezuela, a bloquear Unasur y todos los esfuerzos de unidad, la reunión servirá para normalizar unas relaciones que quizás ahora necesita más Venezuela, neutralizar al vecino y distanciarlo un tantico de la influencia de Washington.


Después de mi nota
del domingo sobre la IV Flota, hubo una importante reacción, pero no en Venezuela. El Senado de Brasil, que no es una cámara controlada por la izquierda, acordó expresarle su preocupación al embajador de EEUU, Clifford Sobel, para que transmitiera sus reservas a Barack Obama y a John McCain. Por su parte, el diputado Pedro Simone dijo: "Hicimos la petición para que la IV Flota no venga. La noticia de su reactivación tuvo una repercusión muy negativa en toda América Latina y extrañamos que la decisión haya sido tomada en un momento en que la situación es tranquila en Latinoamérica".

Seguramente en respuesta, el subsecretario de Estado, Thomas Shannon, dijo en Buenos Aires que esa es una flota inofensiva.

"Imagínense que su unidad más grande es un barcohospital". Sólo le faltó decir que estará al servicio de Barrio Adentro en la zona del litoral. Y seguramente, por esa razón, nuestra oposición no dice absolutamente nada.


En Zulia,
hasta el viernes contabilizan 61 secuestros en 2008, tantos como los ocurridos en la zona metropolitana de Caracas (18), Apure (16), Carabobo (15) y Táchira (14), que casi triplican la población zuliana, y con Colombia tienen más fronteras que Zulia.

¿Cuestión de gobiernos regionales? Y a propósito, los organismos de inteligencia estatales investigan informaciones sobre planes, supuestamente vinculados a las Farc, para secuestrar a un editor o familiar suyo y mantenerlo en una "concha" que construyen cerca de Chuspa-Osma.


Este nuevo caso
de "notas estructuradas", donde aparecen involucrados un banco grande y varios menores que podrían quebrar, debería reactivar el caso de las notas estructuradas de 2007, donde quedó evidente la responsabilidad de ex ministros, pero la investigación parece engavetada.


El N° 1
de "El Trabajador, órgano del Ministerio del Trabajo y la Seguridad Social, abre con un título que debe leerse como respuesta a sectores sindicales del chavismo: "Unidad: el reto de la clase obrera". A propósito, esta noche a las 8:00, en
TVes
, hablaremos con líderes sindicales sobre ese tema.


"Cómo movilizar
el ahorro popular para reconstruir un país" es un libro de la mexicana Carola Conde Bonfil (Grijalbo), sobre el cual su prologuista Herman Sifontes dice que "estamos entre los que piensan que difundir estas experiencias es uno de los pasos necesarios para que nosotros abordemos también el camino de la previsión y el ahorro populares".


edrangel@cadena-capriles.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3306 veces.



Eleazar Díaz Rangel

Periodista egresado de la UCV. Ganador del Premio Nacional de Periodismo y menciones en diversas especialidades. Es Director del diario Últimas Noticias desde el año 2001. Profesor titular jubilado de la universidad central de Venezuela, cuya escuela de comunicación social dirigió (1983-86). Presidente de VTV 1994-1996. Presidente de la asociación venezolana de periodistas.

 edrangel@grupo-un.com

Visite el perfil de Eleazar Díaz Rangel para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eleazar Díaz Rangel

Eleazar Díaz Rangel

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a60413.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO