Renny Ottolina: El rey que duerme desde hace 25 años

Partir y no regresar, es sin duda el recorrido de un nuevo camino para el que se va y un gran pesar para los que se quedan...

¿Adonde irá el artista cuando muere?
¿Adonde irá el que lucho como potro sin rienda por su gloria?
Adonde, Adonde...
¿Será el átomo de futuras mentes?
¿En los anales históricos será olvido?
¿Será fulgor en la vencida tarde?
Quizá orgullo de poeta sea
Darte el postrimer adiós,
En versos recordar tu nombre
Y al creador eterno ofrecer tu alma.

Así finaliza “Réquiem para un artista”, un poema homenaje escrito por Kiko Fonseca, que le fue entregado a los asistentes al sepelio del “Número Uno”.
Sin duda, la muerte es uno de los fenómenos naturales que une a todos los seres humanos y hace que nos encontremos en nuestras diferencias, no tiene prejuicios, de modo que es capaz de arrancar la vida igual a ricos y a mendigos. Cuando se pierde a un ser querido la sensación de vacío es una de las más terribles que se pueda experimentar. Los pueblos latinos somos sentimentales y melancólicos por naturaleza, seguramente, producto de la mezcla de la furia y del sentimentalismo negro, el tradicionalismo europeo y la magia y el respeto indígena. De manera que somos pueblos muy apegados a la tierra, al pan y al amor por nuestras familias, es por esta razón que la muerte es un paso doloroso para los que se quedan añorando al que se ha ido. Renny formó parte de todas y de cada una de las familias de este país y en esa estrecha relación muchos vieron crecer a las hijas de éste. De su mano el pueblo venezolano conoció la radio y la televisión hechas con criterio y esperaron con mucha felicidad el día en que el hermano, tío o primo Renny, gobernara el destino geopolítico de la gran casa llamada Venezuela... pero la muerte es así, inesperada; se lo llevó y el vacío que dejo tiene 25 años y los que no pudimos conocerlo lo queremos como aquel gran tío que vimos pocas veces, pero que su bondad traspaso el límite que en ocasiones impone el tiempo. Hablar en profundidad de este auténtico mito de los medios de comunicación en Venezuela implicaría una publicación mucho más extensa.

Reinaldo José Ottolina Pinto (Renny), nació en Valencia el 11 de Diciembre de 1928, hijo de Francisco Ottolina y Ana Mercedes Pinto de Ottolina. A los 17años comenzó su carrera en Radio Difusora Venezuela, devengó un sueldo de 40 bolívares en 1945, luego fue imagen de las noticias de Bolívar Films, fue parte de la revolución de la historia de la televisión al ser el pionero del primer programa comercial en vivo. De allí en adelante ya nada detuvo la fuerza arrolladora con la que venía el que se iba a convertir en el “Número Uno”.
En 1958 aparece en el aire el inmortal “Show de Renny” y al año siguiente le otorgan el premio “Guaicaipuro de Oro”. Paralelamente realiza programas como “Tómelo o Déjelo”, “Viajes melódicos”, “¿Cuál es su profesión?”, “El Farol Tv”, “Mi trabajo y yo”, “Conciertos Firestone”, “Venezuela mira su futuro”, “De pueblo a pueblo”, entre otros.

Su familia ha sido una de las más populares por décadas enteras. “El Angel más pequeño” es Rena, hoy vive aparte en el anonimato que la resguarda: Rhona es una de las más famosas, decidió incursionar en la política con la idea de defender los ideales de su padre y que los ha traicionado completamente en mi criterio. Rina es budista, se dedicó al arte y en los años 80 hizo algunos trabajos musicales del que destaco “Jhonny is not read”(Juancito no sabe leer), participó al lado de Marina Baura y José Bardina en el excelente filme venezolano llamado “Bodas de Papel” y participó en el video clip del famoso Lionel Ritchie. René era la madre de las tres chicas, se divorció de Renny, pero se mantuvieron siempre muy cerca.

Muchos sectores opinaban que este gran hombre no debía incursionar en el mundo de la política. Pero la verdad es que este hombre abrió una puerta distinta en la que invitaba a entrar a la Nación a un mundo de reflexión y criterio para la transformación... y casi lo logra...

Se tomó un descanso que lleva 25 años un 16 de Marzo de 1978, muchos afirman que Renny es el rey que duerme y los que estamos acá esperamos a que despierte y siga dictando cátedra. Hay algo que debemos tener presente y es que hacer historia no consiste solamente en ser recordado una vez al año, es habitar en el corazón de un pueblo, formar parte de las reflexiones de una cultura, llorar o reír con el sentimiento de un país. Sin duda ese es Renny Ottolina, ese es... “El rey que duerme”.

* Abogado. j_martorano@hotmail.com. Miembro emisora comunitaria Llovizna 95.7 FM en Ciudad Guayana.






Esta nota ha sido leída aproximadamente 8554 veces.



Juan Martorano(*)

Abogado, Activista por los Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiter@s Socialistas (RENTSOC).

 jmartoranoster@gmail.com      @juanmartorano

Visite el perfil de Juan Martorano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a6023.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO