Desaprender para aprender a hacer Patria

EL DESAPRENDIZAJE. Una de las cosas que más preocupa a los científicos sociales, psicólogos y siquiatras es que en los procesos de conflictividad los individuos que más se fanatizan pierden la objetividad y por consiguiente la racionalidad. Estos individuos confunden principios con fanatismo. En su afán por defender su fanatismo no tiene límites en arrollar al contrario. Inclusive hasta matarlo o provocar incidentes de violencias. El individuo (hombre o mujer), fanatizado sólo verá aliados y amigos en aquellos que compartan al dedillo sus cinco o seis premisas de vida. Sucede en el deporte y en la política. En Venezuela, recientemente vivimos con tristeza o hecho de muerte previo a la final del campeonato nacional de fútbol, motivado por el fanatismo que por lo general empaña actividades que deberían ser motivo de alegría. *** EN ALGUNOS PAISES los fanatismos políticos llevan a violencias y hasta guerras civiles. Aunado a eso están los especialistas en exacerbar los ánimos para "calentar la calle" o para crear conflictos de gran envergadura *** CALDO DE CULTIVO El fanático puede estar conciente o no de su conducta (la mayoría lo ignora). En lo político atacará sin piedad a sus contrarios. Si escribe usará insultos, epítetos, descalificaciones. Intentará argumentar con algún dato que aún pueda manejar de historia o principalmente con lo que escucha de ídolos que le van construyendo en la televisión. En Venezuela, por ejemplo, los seguidores de los oposicionistas se nutren de las repeticiones editadas en Globovisión, de los titulares de la prensa de derecha. Esa será su verdad, debido a que el fanatizado no da cabida a fuentes distintas, pierde periódicamente la capacidad de comparar versiones o de buscar por si mismo la verdad. Sencillamente se siente parte de un equipo que está contra otro. En la oposición se siente protagonista de los que deben odiar a Chávez y al socialismo porque sí. Le bastaran sus cinco o seis posturas para enfrentarse a cualquiera que le leve la contraria. En realidad "sus medios y dirigentes" le han Aplicado la Programación Neurolinguistica. Le ponen en pantalla a quien debe imitar. A alguien que se muestra tan o más fanatizado que él. Que grita, que descalifica, que no ve nada positiva, que odia que se otorgue ayuda humanitaria, que odia que haya Mercal, Misión Milagro, Barrio Adentro, que haya medidas de seguridad, que liberen rehenes en Colombia; alguien que esté de acuerdo con que invadan países, que deteste a los indígenas, que justifique que no le lleguen alimentos ni electricidad a los palestinos; alguien que crea que cualquier beneficio social que otorgue el gobierno como la homologación de las pensiones de jubilación del seguro social, carreteras, autopistas, puentes, hospitales nacieron por generación espontánea. *** ESA GENTE QUE MERECE HUMANITARIAMENTE COMPRENSION porque ha sido envenenada contra su propia patria, contra sus propios connacionales. Son programados neuro lingüísticamente sin saberlo. Sus modelos son los que antes, por décadas, excluyeron a las mayorías. De seguro, habrá aquí gente que se beneficio de los gobiernos adecocopeyanos, que hizo negocios, y aunque aún mantienen sus grandes ganancias quisieran estar en el poder para quedarse con todo y que el resto muera de hambre y mengua. De seguro, ese grupo jamás cambiará. Lo que si preocupa son aquellos que aún estando bajo ese yugo de la exclusión durante décadas mantienen las convicciones y copian el modelo de las "elites" y mafias que los mantuvieron arrodillados. *** APRENDER PARA EL DESARROLLO SIGNIFICA DESAPRENDER. Las personas, se empeñan en aprender, sin embargo, el mayor obstáculo para desarrollar nuevo conocimiento es desaprender lo que se sabe y no sirve para el crecimiento personal, familiar, local y nacional. El desaprendizaje es el proceso por el cual se desecha el conocimiento obsoleto y engañoso. Para ello las personas y la sociedad deben abrirse a la búsqueda objetiva del conocimiento que beneficia al desarrollo humano, que beneficia a la Patria. Romper con conductas dañinas inculcadas por un modo de producción capitalista que evidentemente ha colapsado al planeta. Valorar que acción en su justa dimensión desprendiéndose los prejuicios o de los condicionamientos. Aquí juegan un papel fundamental la familia, padre, madre, docentes, dirigentes, estudiantes universitarios y los poderes públicos. Un primer ejercicio es la cortesía y amor al prójimo (sin discriminación), practicando el respeto y valorando la dignidad humana por encima de todo fanatismo, es lo que llama la revolución "pluripolaridad"; otro el amor a la ciudad, al lugar donde vivimos, estudiamos, fomentando la conservación, tomando actitud proactiva que garantice un mejor ambiente, eso es un acto de amor pues va en beneficio de la vida, de la biodiversidad. Es difícil, muy difícil desaprender, un gran reto. Lo escribieron con mucho humor Alberto Cortes y Facundo Cabral: Debería haber una escuela para desaprender, para sacarnos de la cabeza todo lo que no sirve. Lo que es útil para cada uno nosotros es solamente lo que es útil para la humanidad. "Patria es Humanidad", Ali Primera *** Hipólita y Matea, Madre y Maestra del Libertador, al Panteón Nacional. *** Voy que corto


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5089 veces.



Reinaldo Bolívar

Investigador, fundador del Centro de Saberes Africanos, vicecanciller para África

 reibol@gmail.com      @BolivarReinaldo

Visite el perfil de Reinaldo Bolívar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: