Los familiares y la política

He leído con asombro las críticas destructivas que varios “revolucionarios” han desplegado contra Vladimir y Ernesto Villegas, por haber éstos denunciado la retaliación política efectuada contra su hermano Mario Villegas, quien ha sido trasladado por el Súper Intendente Nacional del SENIAT desde Caracas, donde laboraba como periodista raso, a Santa Elena de Uairén, supuestamente por haber aparecido en una entrevista en Globovisión, donde criticó el desempeño del gobierno nacional, en ejercicio de un derecho constitucional en la libre Venezuela de hoy.

A Mario lo conozco desde hace muchos años y sé perfectamente que, independientemente de ser opositor al actual gobierno, no se lo puede calificar de cachorro del imperio, traidor a la patria, golpista o fascista, como usualmente hacen muchos de nuestros compatriotas chavecistas con todo aquél que discrepe y le haga la más leve crítica al proceso o al comandante de la revolución. En el pasado cuartorrepublicano, en momentos políticos difíciles, sin la protección que hoy el gobierno otorga a sus partidarios, Mario Villegas, quien militó en el Partido Comunista de Venezuela, dio la talla como un valiente luchador social. 

Es de esperar que quienes en el pasado luchamos contra las perversiones y podredumbre del puntofijismo, hoy denunciemos con la frente en alto cualquier injusticia o retaliación que pueda surgir de parte de algún sector de la administración gubernamental, independientemente de quien se trate. Es de esperar, pues humanos somos, que si la desventura le ocurre a un familiar cercano más intensa sea nuestra denuncia y nuestra protesta. Por ello me parece natural la conducta asumida por Vladimir y Ernesto y considero absurdos e inapropiados los ataques que se les han hecho.

Es paradójico, incluso, que quienes se rasgan las vestiduras contra los Villegas por haber defendido a su hermano, nada dijeron cuando Diosdado Cabello salió en defensa de su hermano José David, quien fue acusado oficialmente de corrupción. El diputado denunciante, pese a que lo hizo con toda la documentación respectiva, hoy está fuera de la “revolución” y la denuncia sigue sin aclararse. Esta indefendible situación sí sería totalmente normal para estos seguidores del Presidente.
lft3003@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2672 veces.



Luis Fuenmayor Toro


Visite el perfil de Luis Fuenmayor Toro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Fuenmayor Toro

Luis Fuenmayor Toro

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a57848.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO