Las Cinco Plagas Culpables de la Hambruna

El hambre, como arma de guerra es tan antigua como las primeras ciudades: asediarlas era la estrategia en boga para conquistarlas; pero los bárbaros modernos la han llevado a su cenit como instrumento genocida. El interés de la elite mundial es matar de hambre a todos los que pueda. ¿Descabellado? Robert McNamara, una vez presidente del Banco Mundial, expresó; “La explosión demográfica es el mayor obstáculo para el progreso económico y social de la mayoría de las sociedades en desarrollo”. La prueba está en el cierre de la frontera mexicana con EE.UU. y la salvaje persecución que padecen los inmigrantes en toda Europa; además de la avidez por la materia prima y el agua de los países menos desarrollados. El arsenal de los genocidas consta de cinco componentes.

El Libre Comercio: los países más pobres del mundo exportan sus recursos naturales para obtener divisas y poder importar insumos, a veces los mismos que exportaban. Aducen que importar es más barato que producir en suelo propio, y Dios libre a quien se atreva a controlar las importaciones, porque generará la ira, y las sanciones, del Banco Mundial.

Los países que antiguamente se autoabastecían de alimentos, lo cual a su vez les generaba empleo, ahora se dedican a producir bienes de exportación, como flores y frutas para obtener el anhelado dólar que luego tendrán que desembolsar para importar la comida que una vez producían. Como si fuera poco, las importaciones subsidiadas exterminan lo poco que resta de la agricultura originaria que simplemente es incapaz de competir. ¡Que esquema tan absurdo! Claro, para las corporaciones transnacionales tiene una lógica incontestable. Si fuera un proyecto de la mafia seguramente lo llamaría “extorsión agravada”

El Costo de la Energía: Para producir los cultivos para la exportación se necesita una gran cantidad de energía y de agua, también mucho fertilizante y pesticida; todo cuanto se compra con las preciadas divisas, hasta hace poco sólo se aceptaban dólares. Con el barril de petróleo a $120, los costos de producción han ascendido hasta el espacio exterior. ¿Los beneficiados? los grandes carteles petroleros; no hace falta que le pregunte por los perjudicados.

En realidad, el costo de producción del petróleo no ha subido mucho; aparte de las cinco grandes corporaciones petroleras, al aumento lo impulsan las actividades especulativas que toman posiciones cortas para compensar por la devaluación del dólar; es decir, los tahúres de las bolsas de valores.

Los Bio-combustibles: Esta es el arma más novedosa, y la más perversa, también el mejor ejemplo de la malévola intención genocida: convertir los alimentos en combustible. En lugar de consumir menos energía, se les niega la comida a los pobres del planeta para mantener el despilfarrador modus vivendi de los países ricos, aunque ahora en lugar de producir forraje para alimentar a las vacas que se comían como hamburguesas, se produce etanol para echárselos a los carros. ¡Demencia total!  Por lo demás los combustibles biológicos no disminuyen en nada la emisión de gases invernadero, todo es una gran patraña para asesinar a poblaciones enteras y para intervenir a las que osen rebelarse.

La Escasez de Agua: Según la Organización para el Desarrollo de la Agricultura y Distribución de Alimentos de las Naciones Unidas se requieren + 1.500 litros de agua para producir un kilogramo de trigo, y + 11.000 litros de agua para producir un kilogramo de carne vacuna. Adivine cuál se produce más.

La agenda neoliberal contempla la privatización forzosa de los recursos hídricos, a la par de otros recursos clave que hasta recién eran administrados por las comunidades. Un ser humano puede sobrevivir sin comida por algo más de un mes, sin agua no llega a una semana. Vaya construyendo hornos crematorios.

El Cambio Climático: No pretendo decir que el cambio climático sea adrede, pero si es aprovechado por las elites políticas y financieras que se llaman a sí mismas civilizadas, pero que encima de que son los principales causantes de este desastre continuado, no se dan por entendidos del grave problema y se niegan a tomar medidas para disminuir sus efectos. Previsiblemente, los menos capacitados para soportar calores y fríos extremos, huracanes y tornados, inundaciones y sequías, son los pobres, no lo olvide, la gran mayoría de la población mundial. Laissez faire, y a esperar los resultados.

También habría que documentarse en la aparición de nuevos y mortales virus de fiebre hemorrágica que recientemente han aparecido en Argentina, Brasil, Bolivia y Venezuela. ¿Casualidad? Ojala, la guerra bacteriológica también es de rancio abolengo.

Bien, la conexión ya debe haberse hecho evidente. Lo único que resta es sugerirle que si a la hora de tomar partido, se alineó con la elite millonaria, es aconsejable asegurarse de que lo tengan en la lista de privilegiados, no vaya a pasarle como a Chapita y a Noriega. 

gofram23@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2992 veces.



Franz González


Visite el perfil de Franz J. T. Lee para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Franz J. T. Lee

Franz J. T. Lee

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a55734.htmlCd0NV CAC = Y co = US