El diálogo debe ser entre los pueblos latinoamericanos

Las diversas firmas de cartas de intención , empresas mixtas y acuerdos energéticos entre Brasil y Venezuela, países de de Suramérica que recién concluyeron las gestiones para poner en funcionamiento la refinería petrolera en Brasil que va a unir mas los lazos económicos entre ambas naciones tomando como símbolos a PETROBRAS Y PDVSA, indican que la política internacional del gobierno venezolano dirigido por el presidente y comandante de la revolución Hugo Chávez Frías y el presidente de brasil Luis Inacio Lula Da Silva, rompen la iniciativa divisionista de los que quieren detener el avance del sur en su búsqueda del desarrollo y unidad continentales. Un axioma político de la integración latinoamericana como el elemento fundamental en la construcción de una nación soberana. Sólo la fuerza unitaria contrarrestará la gran presión que ejerce la unipolaridad representada por Estados Unidos en el mundo. La nueva sociedad planteada como una salida a la exclusión y favorecedora de la justicia e igualdad, debe acompañarse de un frente político regional conformado por los países más débiles y de esta forma hacer frente a la gran potencia del norte. Esta afirmación aunque parezca trillada es la gran verdad indiscutible e incuestionable.

La campaña contra los aliados de Venezuela está arreciando y esto podemos verlo con el ejemplo de lo que están haciendo con Ecuador y Bolivia, aceleran los enemigos de los cambios toda una estrategia para acabar definitivamente con los lazos de amistad entre los suramericanos para ir directamente al corazón de la revolución bolivariana y asestarle el golpe mortal, liquidar un proceso transformador que está influyendo en el área regional y mundial.

El instrumento más eficaz para los enemigos del pueblo, son los medios de comunicación, que se han convertido en punta de lanza en esta guerra ideológico-político, en la que están en juego dos planteamientos de modelo de vida y las visiones encontradas entre el socialismo y el capitalismo. La razón fundamental, para que nuevamente se instale en Venezuela la asamblea de la SIP (Sociedad Interamericana de Prensa), tiene como objetivo generar una matriz de opinión que no es nueva, en contra del presidenta Chávez, difundiendo la mentira diabólica de la existencia en este territorio venezolano de una dictadura que no permite la libertad de expresión. Esta perversa actitud de la SIP, fundamentalmente está dirigida por los dueños de grandes medios de comunicación aliados al imperialismo norteamericano y muy consustanciados con la labor de espionaje de la CIA (Agencia Central de Inteligencia) de EEUU.

El panorama internacional está muy complejo por las arremetidas noticiosas en contra de Venezuela, utilizando la información como fuerte, deformando por ejemplo el propósito de lograr con las fuerzas insurgentes de Colombia acuerdos humanitarios para la liberación de detenidos y acercar la paz a nuestros pueblos. Todo esto ha sido tomado como base e implicar al presidente venezolano como relacionado directamente en las guerrillas representadas por las FARC.

Al instalarse en Caracas la asamblea de la SIP, también se estará desarrollando “el encuentro contra el terrorismo mediático” en el CELARG , con la finalidad de hacer contrapeso a la arremetida internacional contra la revolución bolivariana que está convirtiéndose en referencia para todos los países oprimidos y excluidos del desarrollo económico. Este momento se plantea como situación principal: mantener el dialogo y la unidad sudamemericana como instrumento de defensa de los logros alcanzados. La guerra mediatica impulsada contra Chávez busca dividirnos y debilitar.

obalbasvester@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1197 veces.



Orlando Balbás

Prof. en Ciencias Sociales. Magister en gerencia educativa. Jubilado del MPPE.

 orlandobalbas27@gmail.com      @orlandobalbas

Visite el perfil de Orlando Balbás para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: