¿De verdad afirma que ni siquiera Dios confía en el billete verde?

El Dr. Franz J. T. Lee, profesor titular de Ciencias Políticas en la Universidad de Los Andes de Mérida, Venezuela -- en entrevista exclusiva con el editor de VHeadline.com en Español, Jesús Nery Barrios.

JMNB: Primero que nada Profesor Franz Lee, es un honor hacer esta entrevista exclusiva con usted, para destacar los candentes temas mundiales de la actualidad. Como famoso revolucionario socialista por casi medio siglo, como analista político, excelente académico en varias universidades internacionales y autor de varias obras principalmente en alemán, inglés y castellano sobre temas globales, históricos, especialmente sobre África, Europa y las Américas ... podría por favor decirnos si estamos cayendo inexorablemente en un cataclismo global mortal con fatales resultados para toda la humanidad dentro de un período de tiempo relativamente corto?

FJTL: No soy un profeta divino, un Nostradamus, tampoco un astrólogo que revela futuros golpes de suerte, sin embargo, como científico natural y filósofo social estudio las latencias y tendencias transhistóricas, las posibilidades y realidades de nuestra época de globalización corporativa imperialista. En este caso me temo que Usted tiene razón, el hombre de la clase dominante, el homo homini lupus, está al borde de destruir la vida en este planeta, es decir, en el transcurso espacio-temporal de sólo dos siglos el actual orden mundial capitalista está decidido en destruir un inmenso proceso solar, galáctico, que probablemente le tomó 6 billones de años en materializarse.

JMNB: Volviendo a la realidad contemporánea, a la plaga de la que ya nos advirtió Simón Bolívar, a finales de enero Robert Reich del 'Financial Times' nos informó que la clase media estadounidense ya no le hace frente sino que está siendo amenazada por la bancarrota. En su opinión ¿qué quiso decir, en cuánto tiempo el fiasco de la vivienda en los EE.UU. afectará el futuro del mercado mundial, de la humanidad?

FJTL: Ciertamente es una pregunta compleja, pero vayamos a la esencia. Otras fuentes nos han informado que incluso en Europa, por ejemplo, en Alemania, las clases medias están decayendo progresivamente. Como resultado de la globalización, de la concentración del capital, la monopolización, las fusiones de las corporaciones gigantes como Exxon y Mobil (1998) e incluso Conoco y Phillips (2002) como también Time y Warner (1987, 2000) con AOL.

Actualmente el modo de producción capitalista está experimentando su peor crisis, una posible recesión global. Aunque los EE.UU. anualmente gasta más que todo el resto del mundo en presupuesto militar, en la producción de armas de destrucción masiva y en guerras de agresión, aun así su economía está en ruinas, está enterrada en trillones de deuda interna y externa y un alarmante déficit fiscal.

Uno se pregunta cómo es que todavía funciona la economía de EE.UU. y cómo es que su enfermizo dólar, que no se basa en la productividad sino en la especulación, todavía no ha colapsado.
De hecho, nadie sabe o puede calcular cuándo ocurrirá su caída. Lo único que es seguro es que la economía de EE.UU. caerá al fin y al cabo, a menos que en el último minuto, por algún milagro, el actual sistema mundial pueda cambiar radicalmente.

Además, el billete verde está perdiendo su hegemonía como moneda mundial a cada segundo; el dólar ni siquiera vale el papel en que está impreso, simplemente está respaldado por inmensas cantidades de deuda. Al mismo ritmo en que los petro-dólares foráneos vuelan desde Wall Street hacia el Oriente, hacia Europa y Asia, hacia los prometedores reinos del euro y el yuan, el dólar estadounidense está perdiendo su valor.

Probablemente ni siquiera los mendigos de Manhattan o Harlem quieren dólares norteamericanos; todo el mundo está buscando euros u otras monedas extranjeras.
JMNB: ¿De verdad está diciendo que ni siquiera Dios confía en el billete verde? (En alusión al lema que reza en los billetes norteamericanos: "En Dios confiamos").

FJTL: Esto no es un chiste ni una exageración, es un asunto de vida o muerte para la hegemonía mundial norteamericana. La aceptación de moneda europea como valor de cambio para la compra legal de bienes en Manhattan fue una cosa jamás escuchada hasta ahora. Créanlo o no, hace mucho la agencia Reuters nos informó que el dólar estadounidense, la 'reina de las monedas' no es lo que solía ser.

Ahora los empresarios simplemente dicen que 'el dinero es el dinero' y ya se ven avisos de "Se aceptan euros" en todas las tiendas de la ciudad de Nueva York, haciendo uso d las favorables tasas de cambio, hordas de turistas europeos inundan la Gran Manzana con efectivo para gastar y en busca de 'placeres baratos' en la 'tierra de las oportunidades'. Ciertamente, el dólar norteamericano sufre espasmos de muerte.

JMNB: Como politólogo ¿cómo ve el bajón de la economía norteamericana, cómo afecta a las clases medias, y Usted piensa que en este siglo el gobierno de los Estados Unidos o alguien más en todo caso puede detener el colapso inexorable del mercado mundial, del capitalismo mundial?

FJTL: Ser o no ser. Qué pregunta, compatriotas. El problema dialéctico, el dilema contradictorio es simple: si vamos a conquistar el poder por medio de una revolución social clásica, volando los puentes, usando la guillotina, por medio de un 'reino del terror' a la francesa, destruyendo infraestructuras y centros de poder del capitalismo moderno, seguramente no sobreviviremos los tóxicos resultados globales, l caos humano, la hambruna física y la radioactividad planetaria. Sería una feroz guerra de clases global, una victoria pírrica. Si no hacemos nada y sólo permitimos a los nazis de este mundo erradicar la pobreza volviéndonos locos, y entonces como 'vacas locas' aniquilar a los pobres, entonces ocurriría lo mismo.

El imperialismo metropolitano no produjo los arsenales de armas de destrucción masiva para masacrar extraterrestres o terroristas internacionales. Como lo declaran sus propios voceros, ellas están siendo acumuladas para la futura guerra de clase global. De esto se trata la dialéctica, lo que significa estar en el meollo de un dilema. Para entrar en los actuales mundos trimensionales, a nivel micro, meso y macro, necesitamos urgentemente nuevos paradigmas y parámetros emancipatorios, una nueva lógica, ciencia, filosofía y sabiduría; este es el único camino que nos queda, cruzar el Rubicón, el éxodo creativo, salir, es la exvolución.

Pero regresemos a la actual realidad patriótica de los EE.UU., a nuestro problema mundial inmediato.
JMNB: ¿Quiere decir que el actual estancamiento de la economía de EE.UU. significa un próximo futuro fascista?

FJTL: De facto, la economía de guerra de los Estados Unidos ya se encuentra en las fauces de la total sobreproducción imperialista de armas y herramientas de destrucción, es decir, los Estados Unidos ya es la policía fascista del imperialismo corporativo mundial, y está entrando en una recesión cataclísmica, que vendrá seguida de violentas agresiones militares terroristas, para conquistar todas las fuentes restantes de recursos, y así profanar las soberanías de todos los países.

JMNB: ¿Esto quiere decir que de acuerdo a la doctrina del 'dominio de pleno espectro' Venezuela es la próxima de la lista? En esencia, ¿cuáles son las buenas noticias y cuáles son las malas noticias para Venezuela en este momento crítico de la historia mundial?
FJTL: ¿Cuáles noticias quiere primero?

JMNB: Las buenas.

FJTL: Bueno, eso es muy sencillo. Al contrario que muchos países del sur, Venezuela prácticamente nada en un océano interminable de petróleo, gas y agua dulce; posee una inmensa biodiversidad, metales y minerales estratégicos, y una vegetación tropical que puede producir oxígenos por muchos siglos.

JMNB: De acuerdo. ¿Y las malas noticias?

FJTL: Precisamente son las mismas buenas. Por eso es que Venezuela es prácticamente un miembro del sonoro 'eje del mal', el objetivo número 1 para un nuevo 'descubrimiento', 'cristianización', pacificación y conquista militar, amenazada por el Plan Colombia, y el por qué esta Espada de Damocles penderá para siempre sobre nuestras cabezas. El Tío Sam cometerá cualquier crimen para darle al capitalismo mundial un nuevo aliento de vida. Esta es la dialéctica revolucionaria, en donde las 'buenas' y 'malas' noticias son los dos lados de la misma moneda del mercado mundial.
JMNB: Aparte de tratar de salvar al capitalismo norteamericano por medio de sangrientas invasiones y guerras mundiales, ¿cómo intentará contrarrestar el gobierno de Bush la explosiva situación interna? ¿Qué pasa actualmente en los Estados Unidos?

FJTL: Ignorando totalmente el tormento de las masas trabajadoras, para contrarrestar el colapso económico, el presidente Bush ahora está ofreciendo un paquete de estímulo de 150 billones de dólares, que incluye recortes de impuestos para las clases medias y un aumento en el gasto de infraestructura.

JMNB: ¿Usted piensa que esto de alguna manera aliviará la agonía económica? ¿Esto salvará a la clase media d la extinción?

FJTL: No, definitivamente esta aspirina sólo elevará la jaqueca política, fortalecerá la fiebre económica y activará el cáncer fascista. Económicamente sólo está ofreciendo migajas si tomamos en cuenta el inmenso presupuesto militar para el 2008, que la Exxon Mobil hace 1 billón de dólares en ganancias a la semana, sin mencionar el botín de la Chevron, ConocoPhillips, Halliburton, Bill Gates y sus compinches.

JMNB: En estos tiempos de severas conmociones sociales, ¿podría explicarnos brevemente el papel político de la clase media de manera más precisa?

FJTL: Expertos en esta materia ya han explicado el papel negativo y reformista de la clase media en tiempos de depresión y recesión. Filosóficamente hablando, en cuanto a la clase media, ellos normalmente juegan un papel muy oportunista, incluso reaccionario, en tiempos de crisis sociales, a saber, cuando el capitalismo hace oír su verdadero gruñido 'democrático': el fascismo.

Las inmensas luchas de clase a escala mundial que explotan en Nepal, el Medio Oriente, Paquistán, Zimbabue, Kenia, Bolivia, Nicaragua, México, Ecuador y por supuesto en Cuba y Venezuela incluso abarcan a países 'proletarios' y 'burgueses', hasta continentes enteros. Por lo tanto en la globalización, en donde billones de trabajadores físicos se están volviendo obsoletos, como lo predijeron Marx y Engels en el 'Manifiesto del Partido Comunista', y en 'El Capital', la clase media desaparecerán rápidamente. Algunos de sus miembros podrán llegar a las orillas de los escalones más altos del imperialismo corporativismo, sin embargo, la inmensa mayoría serán devorados progresiva y geométricamente por el Moloch del empobrecimiento; como las nuevas masas desempleadas y hambrientas, esta ex-clase media tendrán que compartir su miseria con los condenados de la Tierra, y tendrán que asaltar los placeres metropolitanos y olvidar todas sus pesadillas sobre el 'comunismo' y sus sueños imposibles acerca de una 'tierra prometida de leche y miel' capitalista y buena.
JMNB: En cuanto a las 'pesadillas sobre el comunismo', en su opinión ' ¿es verdad que debido a la naturaleza ideológica casi todos los miembros de la clase media (también en Venezuela) tienen una forma de ver al mundo profundamente agresiva, anti-socialista y anti-marxista que es inherente, heredada?

FJTL: Este materialismo anti-dialéctico, este anti-hilozoísmo y anti-marxismo no son bienes privados de la clase media solamente. Hace como 2.500 años ya Anaxágoras fue expulsado de Atenas, fue sometido al ostracismo debido a que declaró que la Luna no era una divinidad, no era Selena, sino simplemente un pedazo de roca. Para preservar el statu quo de la clase dominante todos los idealistas, desde Platón hasta Plotino, desde San Agustín hasta Santo Tomás de Aquino, desde el Papado hasta El Vaticano, han odiado la filosofía materialista. Además, el anti-comunismo, el anti-marxismo son elementos básicos inherentes de la ideología burguesa, anti-proletaria, democrática, capitalista: el McCarthismo, el estalinismo, el catolicismo, la cristiandad, las religiones mundiales, el sionismo, el Apartheid, el gandhismo, el liberalismo, el revisionismo, el reformismo, el puntofijismo, el fascismo y el nazismo, entendido como socialismo nacional, todos odiaron los pensamientos y actos de los revolucionarios marxistas. En último análisis, para ellos, un marxista es la encarnación del diablo mismo. Ahora bien, parece que incluso el nuevo Partido Socialista Unido de Venezuela está destinado a tomar esta autopista anti-marxista. Si esto es verdad, entonces: '¡Bienvenido, Tío Sam!', ¡Adiós, revolución socialista!

JMNB: Antes de seguir con ese tema, aclaremos otro asunto: como aquí en Venezuela, ¿quiere decir que la clase media estadounidense ha vivido más allá de sus cheques, vivían del crédito? ¿La clase media venezolana compartirá el mismo destino de extinción masiva? ¿Pronto perderán sus palacios y Hummers de lujo ante los bancos nacionales y extranjeros?

FJTL: Sí, pero esto tiene que ver con países diferentes y distintas clases sociales y realidades económicas. No podemos tratar en detalle con semejantes asuntos complejos aquí. Sin embargo, ¿podría ser más preciso en su pregunta?

JMNB: Muy bien. ¿En su opinión en qué gastó la clase media estadounidense el dinero que todavía no habían ganado y probablemente no ganarán, y qué está pasando realmente allá? ¿La clase media norteamericana está deteriorándose?

FJTL: A pesar de todos los bombos y platillos militares en una sociedad capitalista en bancarrota económica, en una 'gran sociedad', se profundizan las contradicciones inherentes, y es la clase media la primera en sentir las erupciones volcánicas. El tiempo en que los revolucionarios democráticos del 'Tercer Mundo' conquistan el poder político (no el económico) tienden a convertirse en clase media, o al menos construyen una nueva clase media política. Este es el caso actualmente en la Sudáfrica post-Apartheid y en la Venezuela post-puntofijista. Esto es extremadamente peligroso para el avance de una verdadera revolución socialista. Esta nueva clase, que acumula riqueza y privilegios, se alía con la contra-revolución.

JMNB: Brevemente, en este sentido, en los últimos meses, que ha ocurrido en EE.UU. en el plano económico?

FJTL: Muchas cosas que preocupan extremadamente, sin embargo lo que sigue, el posible colapso del capitalismo mundial, nos concierne. Como se nos informó el año pasado el estancamiento de EE.UU. fue desencadenado por el sector inmobiliario, que acabó abruptamente con el auge de la construcción y venta de viviendas. La recesión estaba apareciendo en el horizonte beligerante y los bancos y corredores de bolsa se enfrentaban a serios problemas económicos, quienes poseían inmensos activos en los seguros hipotecarios. Esto a su vez afectó de manera inmediata a la opulenta clase media.

JMNB: En esta época de luchas de clase globales, como Usted ya lo mencionó antes, sabemos que la clase media está atrapada entre las dos fuerzas históricas principales, experimentando los movimientos sísmicos del levantamiento social de primera mano. Por lo tanto le pregunto: enfrentándose a un futuro desastre, la recesión en los EE.UU., que salpicará a América Latina, ¿cómo está reaccionando la clase media en el norte? ¿El capitalismo metropolitano ha ido a su rescate?

¿Qué está pasando con sus deudas y casas morosas? ¿Cuál será su destino social?

FJTL: Bueno, ciertamente son preguntas fundamentales, muy educativas para la 'Gente del Petróleo', para la nueva clase media política, para los traidores 'chavistas sin Chávez'. Como hemos sabido por medio de las noticias, las recientemente empobrecida clase media, especialmente los sectores más bajos, comenzaron a pedir prestado desesperadamente. Como resultado de sus préstamos hipotecarios para viviendas, de hecho, sus propias casas se convirtieron en alcancías. Al mismo tiempo, los bancos intervinieron y las tarjetas de crédito comenzaron a llover como maná del cielo; además, las prórrogas de hipotecas y los refinanciamientos comenzaron a causar un caos con esta clase intermedia; como los propios EE.UU. cada vez más millones de personas están cayendo progresivamente en el abismo de los préstamos, en el pozo sin fondo de la globalización.
Todo esto causa derrumbes, murmuraciones y rugidos en los sectores más bajos de la sociedad estadounidense. De esa forma, de repente la época del dinero fácil llegó a su fin. El estallido de la burbuja habitacional arrojó a miles de ciudadanos sin techo a las despiadadas calles, listas para hacerle compañía a los millones de pobres diablos que desde hace décadas han estado durmiendo bajo los puentes que se están cayendo.

Claro está, en todas partes la ansiedad y el temor a días más aciagos, a un futuro incierto está absorbiendo no sólo a los esforzados trabajadores sino también a todos los sectores de la clase media, a todos los que previamente amaban el capitalismo, es decir, todos los que buscaba una panacea, un cambio dentro de este orden mundial explotador, es decir, a nivel mundial desde Nueva York hasta Londres, desde Berlín hasta Moscú, desde Beijing hasta Tokio, desde Ciudad del Cabo hasta Río de Janeiro, Caracas, Miami, etc. Todos los supuestos beneficios tecnológicos del crecimiento económico globalizado exaltados en las últimas décadas ni siquiera alcanzó a la clase media, y más bien se dirigieron a la producción de armas y medios de destrucción natural, mental y corporal masiva, que sólo han servido a los intereses de clase de la pequeña élite global gobernante parásita. Por ejemplo, los intereses de clase de cientos de billonarios pillos en el mundo, de quienes los EE.UU. toman la tajada del león. 432 de ellos hacen súper ganancias a nivel mundial, especialmente dentro de la economía de guerra de los EE.UU.; Alemania tiene 55 billonarios, India 54, Rusia 53, China 28, Sudáfrica 3, Egipto 2 y Venezuela/Colombia quedan con sólo 2. Pero las cosas están empeorando en los EE.UU. Famosos analistas y economistas burgueses como Sal Guatieri o John Ryding nos dicen que existe "evidencia convincente" que los Estados Unidos ya está en una profunda recesión. De hecho, actualmente la recesión ya ha llegado al sector de servicios, restaurantes, seguros, salud y hospitales. Durante los próximos meses seremos testigos el Vía Crucis del dólar de EE.UU. y el fallecimiento de los EE.UU. como súper potencia mundial. Ninguno de sus competidores, China ni Europa, ni Rusia ni China. muestran especial interés en convertirse en súper potencias y evitarle a los Estados Unidos su muerte inexorable. ¿Alguna pregunta final?
JMNB: Sí, una muy importante. Tiene que ver con nuestra entrevista, con contrarrestar las mentiras, mitos y engaños divulgados por los inmensos medios de comunicación internacionales sobre Venezuela, sobre el presidente Chávez. ¿Usted piensa que es imperativo contar con un medio de noticias en Internet, como VHeadline, para defender la democracia y el socialismo en Venezuela?

Finalmente, ¿realmente tenemos una revolución social, socialista en Venezuela?

FJTL: La verdad es el Talón de Aquiles del Imperio norteamericano, del imperialismo corporativo globalizado, del fascismo global. En la feroz 'guerra de ideas', en este mundo de 'guerra psicológica', del orwelliano control mental y de pensamiento, del neolenguaje, de un futuro holocausto mental, deben apoyarse urgentemente medios noticiosos como nuestro sitio web VHeadline en inglés y en español material y financieramente. Si descuidamos esta estratégica arma práxica y teórica nuestros enemigos de clase tendrán toda la libertad del mundo para denigrarnos, apabullarnos, asesinar moralmente al presidente Chávez y todo esto debilitará a la joven revolución bolivariana más y más, y finalmente puede cortarla de raíz sin misericordia.

Es extremadamente urgente que todas las fuerzas de resistencia global defiendan la verdad en Venezuela, que sepan lo que está ocurriendo aquí.

La contrarrevolución ya está entre nosotros, ya está apoderándose de nuestros medios noticiosos, por lo tanto, pongamos atención. La revolución bolivariana está en juego.

Sólo el conocimiento y la verdad, sólo la verdadera práxis revolucionaria y verdadera teoría emancipatoria puede salvarla todavía, es decir, el socialismo científico y filosófico.

Los próximos meses serán decisivos, por eso debemos actuar ya. En conclusión, definitivamente, en la época de la globalización, en vísperas del siglo XXI, las revoluciones sociales y socialistas son muy raras, muy escasas en verdad. No cualquier cosa es una revolución, es socialismo. Al final, esto último es al No dialéctico, la negación del capitalismo global y no puede ser nada más.

Ciertamente, estamos haciendo la revolución bolivariana, en la última década realmente demostró su base en la clase trabajadora: mostró magníficos paradigmas para el camino moderno de la lucha de clase elemental en abril y en diciembre de 2002 y en enero de 2003.

Ciertamente, estamos construyendo el socialismo indígena, cristiano, y no hay nada malo con esto ya que decidimos lo que hacemos y pensamos. Este es el socialismo bolivariano. Sin embargo, nuestro deber es hacer permanentemente la revolución mundial, cuando existe la impulsamos, cuando no, la creamos.

Si la perdemos, tenemos que empezar de nuevo, enriquecidos con la experiencia práxica, invencibles en la teoría social y en la poderosa sabiduría, creación y creatividad emancipatoria, No apoyamos la revolución y nos frustramos cuando entra en los bajones históricos y luego la abandonamos, para unirnos finalmente a la 'oposición'. Esto no es revolucionario, es cobardía, oportunismo, es el patrón de comportamiento del traidor, de un traicionero reformista quintacolumna. Si vamos a ser los últimos revolucionarios de la Tierra será nuestro deber luchar contra la explotación, dominación, discriminación, genocidio y la alienación, la quintaesencia del capitalismo, de la globalización, tenemos que defender la negación del capitalismo, construir su No, su negación, el socialismo.

Camaradas, desde la revolución hasta la emancipación, la lucha continua, ¡hasta la victoria siempre!
JMNB: Profesor Franz Lee, camarada, gracias por su muy educativa entrevista.

jesusnerybarrios@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3296 veces.



Entrevista a Franz J. T. Lee


Visite el perfil de Franz J. T. Lee para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Franz J. T. Lee

Franz J. T. Lee

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a51756.htmlCd0NV CAC = Y co = US