Las trasnacionales al acecho

Siempre he afirmado que el conocimiento histórico por mediano que sea, evita al individuo cometer errores que en el pasado costaron muy caro a muchas naciones del mundo. Venezuela no ha sido la excepción.Hoy, cuando la empresa Exxon Mobil Corp intenta congelar activos de PDVSA en Estados Unidos, Holanda e Inglaterra por supuestos daños en la indemnización por la cancelación de proyectos de la apertura petrolera, recordemos las tácticas que le aplicaron a nuestro país en el siglo XVIII, XIX y en el XX.
 
Contra el gobierno de José Tadeo Monagas conspiró Estados Unidos por la rescisión del contrato de explotación del guano en 1858. Luego, en 1901 y 1902, contra el gobierno del General Cipriano Castro las empresas New York and Bermudez Company y la Sociedad Alemana Gran Ferrocarril de Venezuela, que auparon a banqueros y a caudillos para lanzar la Revolución Libertadora, y más adelante la Orinoco Steamship Company, que dieron al traste con el gobierno de El Cabito, cuando salió del país a operarse en Europa y su compadre Juan Vicente Gómez le impidió regresar. A Medina Angarita con su Ley de Hidrocarburos los despacharon con la complicidad de dirigentes criollos.Dicen que a Rómulo Gallegos lo tumbó, entre otros conspiradores la Shell, mientras que a Marcos Pérez Jiménez su actitud nacionalista contraria a los intereses del gigante del norte le costó su salida del poder. A cada uno de ellos los apoyó Estados Unidos hasta que se metieron con sus intereses.
 
También otras naciones han corrido con la misma suerte en América y más recientemente en el Medio Oriente.
 
Con el avance de las telecomunicaciones la guerra ahora es mediática. Los intereses de quienes siempre se han opuesto al gobierno de Hugo Chávez, entre banqueros, industriales, propietarios de televisoras, emisoras de radio, periódicos, etc., han estado enyuntados desde 1998 para sacar a Chávez de Miraflores, y eso quedó demostrado con su presencia y aplausos en el acto de auto-juramentación de Carmona Estanga en el Palacio de Miraflores el 12 de abril de 2002.
 
Los derrotamos parcialmente pero siguen recibiendo ayuda económica del imperio, que no descansa en su guerra para desconocer y desprestigiar todos los logros alcanzados por este proceso revolucionario pacífico y humanista. Día a día acusan a Hugo Chávez de todos los males habidos y por haber, no sólo en Venezuela sino más allá de nuestras fronteras. Buscan desunir, intrigar a través de la maledicencia, y hay gobiernos y funcionarios de países "amigos" que acceden al chantaje y se unen al coro de voces.
 
Hoy, cuando la Exxon Mobil Corp busca desestabilizar a Venezuela, los dirigentes de la oposición demuestran una vez más su falta de nacionalismo. Salir de Chávez ha sido su única meta, aunque al país lo irrespeten, lo amenacen y lo acusen sin pruebas. Estos señores no tienen coraje y por eso seguirán siendo unos fracasados.
 
Hoy más que nunca estamos obligados a unirnos los que queremos una Venezuela digna y soberana, con perspectivas de progreso para poder ayudar a quienes requieran de nuestro apoyo.
 
Estos elementos que se dicen "dirigentes" no volverán a gobernar nuestra Patria. A menos que queramos que regalen nuestra riqueza, empeñen nuestrop futuro y nos pongan de rodillas ante el imperio.
 
PATRIA SOCIALISTA O MUERTE!!!
ESTAMOS VENCIENDO!!!!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1921 veces.



Juan Martorano*

Abogado, Activista por los Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiter@s Socialistas (RENTSOC).

 jmartoranoster@gmail.com      @juanmartorano

Visite el perfil de Juan Martorano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a51428.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO