La provocación mediática del cierre o la crónica de una quiebra anunciada

Tan sencillo como que los anunciantes le exigen ahora, sin piedad y sin tregua, a los medios comerciales de comunicación que les trasmitan sus comerciales suspendidos durante los sesenta y cuatro días del paro y el saboteo petrolero de diciembre - febrero, o presionan muy empresarialmente hasta provocarles la declaratoria definitiva de quiebra, aunque ya se sepa a todas luces que los medios comerciales de televisión en nuestro país están más que quebrados por lo que significó destinar, durante aquellos aciagos días del paro y del saboteo petrolero, más de 32.000 cuñas fascistas a la incitación social para derrocar al gobierno constitucional del presidente Hugo Rafael Chávez Frías.

De allí toda la irracionalidad, los descontroles, lo grotesco y la furia con que arremeten contra Chávez, contra los niños y contra los pobres. ¿Para qué? Pues para que CONATEL, Minfra o el mismísimo Chávez muerdan el polvo y los clausuren.

Resultado esperado: Por partida doble, de tanto provocar el cierre, primeramente el gobierno viene y los cierra, y entonces le echan la culpa a Chávez y la gente reacciona y no quiere más de lo que ellos llaman Dictadura y la comunidad internacional nos condena y Estados Unidos interviene y viene el revocatorio, etcétera. En segunda instancia, pero no menos vital para seguir con su perversidad y tratando de tapar sus viles torpezas, se declaran clausurados por los ataques de un gobierno que les impide ejercer la libertad de expresión y, ¡placatán! suspenden "justificadamanete" sus compromisos con los implacables anunciantes.

En RCTV hablan de que el Estado Venezolano es un Estado terrorista, no sin antes haber promovido y mostrado, en pleno horario familiar (cuando es infinitivamente seguro que hay niños y niñas frente a la pantalla del televisor) despliegues pornográficos nunca antes vistos como los de la Rochela en sus últimas ediciones, y miles de escenas dantescas, en modalidad de reality show, como el asesinato de un hombre por varias personas en una barriada ecuatoriana cercana a una penitenciaría y el relato de una mujer que fue quemada por su marido.

En Venevisión y Televen se ocupan especialmente de criminalizar a los pobres y al gobierno bolivariano, haciendo "perfiles" sociales y psicológicos, totalmente disociados, de los chavistas, burlándose permanentemente de quienes apoyan a Chávez, tergiversando el significado y la efectividad de los planes Robinson y Barrio Adentro, e incitando al enfrentamiento en los barrios y en cualquier parte entre chavistas y no chavistas, destacándose en estas artimañas el tristísimo papel de Napoleón Bravo, Carlos Fernández (de Triángulo) y de unos humoristas pagados (que estoy seguro de que si no les pagan no dirían absolutamente nada en contra de nadie como ocurrió con Mingo, que dejaron de pagarle y ya no se escucha, ni se ve, ni se siente por ningún lado).

En Venevisión, comenzaron con el ensayo de descontrolar la programación (algo que también es ilegal) para ver si se acelera el tan anhelado cierre. El jueves 08/10/03, en horario de 9:00 pm a 10:00 pm, intercalaron capítulos de El Chavo y de otras novelas en la novela Cosita Rica, generando incertidumbre y extrañeza puesto que no se explica este tipo de fallas en el control de calidad de un canal televisivo tan poderoso, estricto y moderno como este.

Con Globovisión ya casi se cumplió con el primer resultado que esperan los medios comerciales de comunicación para hacerse los desentendidos frente a las cuñas pendientes. No obstante, insisten en profundizar su accionar al margen de la Constitución y de las leyes para que los cierren definitivamente, ya que no solamente deben cumplir con las cuñas que dejaron de trasmitir durante el paro y el saboteo petrolero, sino que son pocas las contrataciones actuales a este respecto.

Bueno, hasta aquí está más que develado el plan verdadero de los medios comerciales de comunicación: Decir y decir mentiras, trasmitir barbaridades, actuar al margen de la ley para que los cierren y así justificar sus incumplimientos publicitarios.

La gran interrogante es ¿qué hacer para que cumplan con la Constitución y las leyes sin ponerles en bandeja de plata el cierre que tanto necesitan?. Yo sugiero: Seguir forzando la barra por vía de la administración de justicia sin caer en el juego del cierre para que sean los medios mismos los que tomen la decisión de cerrar por quiebra y no por censura o ataques a la libertad de expresión.

Seguir con las cadenas, incluyendo cadenas en la mañana, para contrarrestar los efectos psicológicos que generan la manipulación y la perversidad de RCTV, Venevisión, Televen y Globovisión, incluyendo en estas cadenas no sólo lo que dice nuestro Presidente Hugo Chávez y la promoción de las obras del gobierno bolivariano, sino programas especiales o documentales vistos en VTV y en los medios alternativos como La Revolución no será trasmitida, Qué es la OMC, Los Semerucos, Otro Mundo es posible y La Batalla de Chile.

(*) Miembro del Proyecto Nuestra América - Mov. 13 de Abril


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2636 veces.



Rafael Rodríguez Vergara (*)


Visite el perfil de Rafael Rodríguez Vergara para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a5130.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO