LA CREACIÓN

Circula por Internet una imagen intitulada “La Creación”; ella es un fotomontaje de la creación de Adán por Dios, tomada del fresco de Miguel Ángel en la bóveda de la Capilla Sixtina. En otra muestra de la inmensa capacidad creativa de nuestro pueblo, una vez más lamentablemente desperdiciada, nuestro “escuálido artista digital” sustituye, hábil e ingeniosamente, los rostros de Adán y Dios por los de Chávez y Fidel Castro, respectivamente. No queda más que aplaudirlo por este trabajo, al que le debió dedicar tiempo y recursos tecnológicos; quizás generosamente recompensado por algún “coordinador democrático” del humorismo político.

No se requiere ser siquiatra para comprender que esta imagen refleja una frustración profunda por parte de quienes han agotado todos sus recursos para destituir a un Presidente constitucionalmente electo que, además del mayoritario respaldo popular, pareciera contar con la protección del cielo. ¿Cómo explicarse, entonces, que al ser depuesto por el golpe militar del 11 de abril, lo trasladaran en helicóptero hasta La Orchila, con la única finalidad de ser lanzado al mar, y haya “embelesado” a sus captores, evitando el fin previsto? La filmación de que fue objeto no era más que una comprobación que deberían mostrar para certificar el cumplimiento de las órdenes recibidas. ¿Quién puede comprender el motivo por el cual no asistió al cambio de mando de la Armada y se salvó de morir en el accidente del helicóptero que lo debería trasladar en el viaje de regreso?

La imagen y semejanza de Chávez con Castro se refleja en la prioridad que ambos otorgan a las áreas de salud, educación, cultura y deportes, y en el estímulo permanente para que el pueblo venezolano redescubra sus propios valores y capacidades, que los testaferros de la transculturización han procurado ocultar, para continuar la dependencia externa y mantener las gratificaciones y reconocimientos recibidos por el cumplimiento de las labores asignadas. Si se evaluara el potencial deportivo de Cuba en función del número de habitantes, presupuesto destinado, número de atletas que acuden a cada competencia y la cantidad de medallas que obtienen, esta nación caribeña ocuparía el primer peldaño como potencia deportiva del mundo. El triunfo de nuestros atletas en el suramericano de Brasil, premeditadamente minimizado por algunos medios de comunicación, indica que ya comenzamos a ser “imagen y semejanza” de Cuba.

Que la oposición considere a Fidel Castro como el creador político de Chávez, también requiere de un profundo estudio antropológico; porque son ellos quienes, con esta imagen, le otorgan el carácter de deidad al líder cubano. ¿Qué quieren decir en el fondo? Que debe ser tan poderoso como un dios, quién durante más de cuatro décadas ha resistido todos las arremetidas de la mayor potencia militar del planeta, y que Chávez, a quien le atribuyen su condición de hijo putativo, también resistirá victorioso todos los ataques de que sea objeto por parte de quienes solicitan la ayuda de este “dios económico y militar” para deponerlo. Es decir, comienzan a reconocer que todos sus esfuerzos serán en vano, porque cualquiera que sea el falso dios que ellos hayan escogido adorar, con la pretensión de mantener sus privilegios, nunca podrá contra la voluntad popular, porque ésta última es una creación del Dios Verdadero.


Luis E. Rangel M.
luiserangel@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2432 veces.



Luis E. Rangel M.


Visite el perfil de Luis Rangel para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas