Insistiendo

Ayer en la tarde en el Programa Dando y Dando, Aristóbulo Istúriz dijo que no debían comenzar desde cero los nuevos Ministros de Gabinete sino utilizar aquellas personas de los distintos Despachos que tienen suficiente experiencia para llevar a efecto los planes que impulsaran el desarrollo económico y social de Venezuela. Por mi parte, como economista especializado en el ramo textil y de la confección les puedo decir que tanto en el SENIAT como el la Dirección de Industrias Ligeras existen personas con suficiente experiencia y conocimiento para poner en marcha planes para impulsar el desarrollo económico de las industrias de la confección y textil, que inclusive hay planes y resoluciones que ya están listos pero no han sido puestos en marcha porque simplemente hay quienes los mantienen engavetados sin razón aparente, mientras la Nación pierde anualmente miles de millones de bolívares fuertes. Se da el caso que en el Ministerio de Industrias Ligeras no termina de salir de la Dirección de Industrias Ligeras un listado nuevo de Precios Referenciales para la importación de textiles y confección; de igual forma, se dice que existe una resolución que temporalmente elevaría los Aranceles de Aduana para la importación de productos confeccionados del 20% al 35% Ad Valorem y también permanece engavetado. Estas dos resoluciones, la del listado nuevo de precios referenciales y la que eleva los Aranceles de Aduana, son de extrema importancia para el desarrollo de la industria de la confección y textil para evitar las importaciones masivas de productos asiáticos, porque los mismos gozan de subsidios para su exportación, la industria nacional debe competir pero en iguales condiciones, es como pensar que un peso mosca en boxeo le pueda ganar a un peso pesado. De tal forma, ciudadanos Ministros, nuevos o no, de Finanzas y de Industrias Ligeras y Comercio, no es necesario que comiencen en cero pero sí deben remover aquellos obstáculos que les impide desempeñar con eficiencia sus labores para beneficio del pueblo venezolano. Además, ¿hasta cuándo se debe permitir las importaciones subfacturadas de productos confeccionados? les recuerdo, un vez más, que dicha subfacturación, únicamente en corbatas, alcanzó en los años 2005 y 2006 Bs. F. 27.000.000 perdiendo con ello la Nación Bs. F. 13.000.000 entre el Arancel de Aduanas e IVA no declarado.

gilrsalame@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1321 veces.



Gil Ricardo Salamé Ruiz

Economista, con Post Grados en Industralización y Ecología. Historiador.

 gilrsalame@yahoo.com      @gilricardosalam

Visite el perfil de Gil Ricardo Salamé Ruíz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a48615.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO