Reflexiones necesarias sobre los cambios en el gabinete ministerial

No hay nada más excluyente que ser pobre.

El presidente ha realizado un exhorto a que los “lideres” deben abrirse a las criticas del pueblo, como ciudadano común, hoy tomo la palabra del líder y como miembro del pueblo que soy me permito hacer algunas consideraciones que me atormentan y que a la vez me sirven de reflexión.

Ya en algunos escritos me he referido a la perdida de mi capacidad de asombro, pero el amargo de algunas decisiones ronda mi mente y la molestia se apodera de mi alma, de mis pensamientos, eso me agobia y no me permite la tranquilidad necesaria a la hora del descanso obvio cuando en las noches me dispongo a conciliar el sueño. Veo imágenes de algunos compañeros que son ratificados en sus cargos, personajes grises, complacientes y con un desdén propio de aquellos que solo buscan un reconocimiento personal, sin mayor trascendencia en función del colectivo y de la revolución en pleno proceso de construcción.

Particularmente no estoy de acuerdo con algunas decisiones del ejecutivo, muchas veces callo por disciplina, otras por obediencia, a veces creo que nunca me abandonara la formación moral que adquirí en años de militancia en la Juventud Comunista y posteriormente en el PCV, lucho con mi YO interno, contestatario, malcriado, critico y al final no se quien se impone. Hoy creo se ha impuesto el YO interno.

Mis reflexiones van mas allá de lo trivial, de lo personal, se enmarcan en mi lucha interna por desprenderme del individualismo propio, adquirido en los años ochenta, en los cuales fui testigo del asesinato político de los sueños, de la esperanza de muchos, con la caída del bloque oriental. Simplemente tome el camino del autoexilio político de mi conciencia. Con el triunfo de Chávez comencé a soñar nuevamente, regrese de mi autoexilio,tarde, pero reaccione ante una propuesta que definitivamente abrió los espacios y caminos de la esperanza, del amor, del humanismo, de una sociedad mas justa, más incluyente.

La ratificación de uno de los miembros del poder moral, le hace un daño muy grave a la revolución bolivariana, trasforma a ese monstruo burocrático en una pesadilla de desidia consumada, una decisión nefasta y contraria al ordenamiento moral de nuestra revolución. Como justificar en el tiempo tan macabro juego de estupidez política, “revolucionaria”, con esta decisión se terminaba un año de muchas confrontaciones. ¿Cuales son los meritos del personaje para ser ratificado? Solo los que evaluaron esa propuesta lo saben y la mantendrán como material clasificado.

Sin referir otro hecho noticioso de fin de año como lo fue la amnistía, ya muchos compañeros han tocado el tema y la controversia ha desatado pasiones, el poder de la crítica constructiva se agoto y el silencio o el estado de shock se apoderan de los cambios ministeriales. La mayoría calla.

Ya con la entrada del 2008, el sabor de esa decisión (ratificación de un miembro del poder moral) la había madurado internamente, no la acepta mi YO interno, pero me dije, tengo que vivir con ella por los próximos 6 años, para conseguir mi tranquilidad espiritual. No me había repuesto completamente, cuando leo, escucho los cambios del gabinete ministerial y del vice-presidente. Mi sueño colapso, mi YO interno simplemente exploto, mi tranquilidad espiritual ha convulsionado. Regresa la molestia, el sabor amargo de decisiones que solo las entiende el líder del proceso, no tienen el aval de las grandes mayorías, la paciencia conoce fronteras. Chávez es el líder, mis respetos.

Regresan a sus antiguos ministerios algunos que se encontraban de “vacaciones”, otros se rotan, la confianza del líder, es indiscutible. Quise hacer un ejercicio, sobre cual de estos ministros ha ocupado más carteras ministeriales, sentí vergüenza de mi mismo, quise buscar meritos, solo son conocidos en el material clasificado que maneja el líder.

Hoy nuevamente se rota la ineficiencia, la incapacidad de caras a un pueblo que quiere cambios, que grita internamente salidas propias ante organismos burocráticos, que solo absorben y desangran presupuestariamente al país, el teatro del absurdo me invita a una nueva función.

No se hasta donde llega el engaño, no se sobre que bases construimos propuestas de cambios, el sueño se me pierde, no puedo conciliarlo, mi descanso esta interrumpido.

Sr. Presidente escuche la voz del pueblo, la critica del pueblo, el pueblo es sabio, eso usted lo entiende, no permita que la luz se oscurezca bajo un eclipse de confusión, por el bien de todos aquellos que hemos seguido con usted en la incondicionalidad que nos brinda llamarnos y ser revolucionarios, aquellos que no vivimos de la revolución para el lucro personal, no se trata de comprender que es mejor malo conocido que bueno por conocer, se trata de una esperanza, de un sueño que se puede desvanecer. No lo permita. La lealtad solo se mide en eficiencia y resultados.

Que vaina presidente, NO HAY NADA MÁS EXCLUYENTE QUE SER POBRE.

Patria, Socialismo o Muerte…
Venceremos

http://chamosaurio.blogspot.com/
Chamosaurio@gmail.com

P.D, el estigma de haberme formado políticamente en el partido comunista en la cuarta republica, me persigue en la quinta como un misterio que condiciona y promueve mi YO interno, reforzando mi sentido crítico y autocritico, algo que no se entiende HOY y se convierte en peligro. Era más fácil ser comunista en la cuarta.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2911 veces.



Ricardo Abud

Estudios de Pre, Post-Grado. URSS. Ing. Agrónomo, Universidad Patricio Lumumba, Moscú. Estudios en Union County College, NJ, USA.

 chamosaurio@gmail.com

Visite el perfil de Ricardo Abud para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a48607.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO