Las informaciones hay que analizarlas antes de emitir opinión

Primeras impresiones sobre el decreto de amnistía

Insospechado: Para nosotros y para la oposición. Es lo que pensé cuando leí lo del decreto de amnistía. He aprendido que las informaciones hay que analizarlas antes de emitir opinión, amén del consejo paterno de que no es lo mismo ser radical que reaccionario. La caterva de pendejadas como remedo de crítica al decreto de marras es una muestra de que tampoco es lo mismo escribir presintiendo el socialismo del siglo XXI como venganza suprema contra un sistema, que fajarse a desmontar las falsedades ideológicas propias y externas que se contraponen a la revolución.

Lejos de creer que tal acto conlleva una dosis de candidez o que de alguna manera es el decantado de las voces que solicitan reconciliación con la descocada oposición, se trata de una jugada del maestro.

Primero que nada, es específica. Establece claramente y sin dudas cuales son las condiciones para ser beneficiario de su ejercicio y además limita en el tiempo su acción. Allí hay un mensaje claro de entendimiento profundo de la situación política que enfrentamos; fustiga los poderes constituidos correspondientes por cuanto no les dice perros pero les muestra el tramojo – ineficiencia para administrar justicia- y coloca un hito a partir del cual no debe ser tolerada más la impunidad. Insisto así dé dentera; es la impunidad la que los tiene locos, no el Comandante. Pero sobre todo se trata de un acto humano de carácter democrático a despecho de la piara mediática nacional y extranjera, empeñada en fabricar un dictador de telenovela y en pervertir el orden constitucional por mandato imperial. Es, también, una parábola para los reaccionarios quienes han resultado salpicados por el balde de agua fría que le acaba de caer encima al staff bufo de la otra acera. Al igual que su victoria de mierda, la oposición no sabrá administrar la amnistía otorgada por el Presidente. Bola rápida a 100 MPH, no hubo swing, strike one.

Presentimiento: “Lo sospeché desde un principio”, Santander ha sido superado con creces por esta suerte de clon de Maquiavelo con Mona Lisa que es Alvarito. Es casi imposible verlo sin sentir repulsión. Sus ancestros crearon los campovolantes, de los cuales derivaron los paramilitares, los cuales a su vez se asociaron con los narcos, quienes fueron entrenados por gringos, ingleses e israelíes. Al mismo tiempo, las nuevas generaciones – así como en la novela “La Zaga”- se fueron refinando para entrar en el mundo económico, político y militar colombiano. Hoy en día lo que tenemos al lado es un estado narcocrático, aniquilador y para ñapa postrado ante Washington. Aunque está enredado en sus propias mentiras, se atreverá a más pues su odio visceral hacia el Comandante es azuzado y financiado por su titiritero en la Casa Blanca. Ya están anunciando que las pruebas de ADN para identificar a Emmanuel han resultado positivas en un 90%.

3R: Creo que ya el Comandante va por la segunda “R”. Al menos está “jurungando” el nido de alacranes. Pero veamos: Revisión; revisen cuantos artículos se han escrito, cuantas denuncias se han hecho, desde cuando hemos advertido sobre boliburgueses, neo adecos, reyezuelos y señores feudales, de burocracia e ineficiencia, de prevaricación y paterrolismo y no nos paraban bolas. Rectificación; no pongan a los gobernadores, alcaldes y presidentes de entes del gobierno, etcétera, como secretarios o directores regionales del PSUV. Que las salas situacionales en cada región sean dirigidas por los delegados y voceros y que dichas salas, con todos los recursos disponibles, sean permanentes. Reimpulso. Un buen reimpulso sería que se pida a todos los reyezuelos y señores feudales que hagan sus declaraciones de bienes y que sean investigados a fondo, pues aunque pareciera una perogrullada, esto no se hace. A esa si podríamos llamarla “Operación Transparencia”. Además, estoy seguro que mientras esperamos el 12 de Enero para el Congreso fundacional del PSUV, ya ellos están sacando cuentas sobre Diciembre 2.008. La cura es necesariamente dolorosa. Solo el Pueblo salva al Pueblo.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1854 veces.



Plácido R. Delgado


Visite el perfil de Plácido Rafael Delgado para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Plácido Rafael Delgado

Plácido Rafael Delgado

Más artículos de este autor