Causas que, tal vez no, le dirán a Chávez (V)

29. Los ataques desmedidos a los afectos del proceso que critican algunas políticas que consideran erradas en los gobiernos locales y regionales; el comportamiento inapropiado de ciertos integrantes del ejecutivo; o el origen repentino e inexplicable de muchas fortunas, se revierten en una imagen negativa de Chávez, pues a causa de ello, el oposicionismo pretende crearle una imagen de cómplice.

30. Molesta a muchos que algunos representantes de los gobiernos locales, regionales y nacional, sigan exculpándose de sus errores y fracasos, señalando al oposicionismo como el causante de todos ellos; si bien es cierto que estos últimos se esfuerzan al máximo por obstaculizar la aplicación de las políticas de estado, también es verdad que en muchas áreas que se posee plena libertad de acción, no se aprecian resultados positivos, a causa de que no se trabaja intensa y apropiadamente sobre ellas.

31. Los ministerios y empresas públicas continúan siendo los búnkeres más inexpugnables del oposicionismo. Como algunos de quienes los presiden sólo cambiaron de vestimenta, ni siquiera intentan colocar “tumba ranchos políticos” para aparentar derribarlos. Algunos de estos organismos y empresas se han convertido en el mayor obstáculo para la ejecución de las políticas de Estado, y el pueblo siempre es el perjudicado. ¿Cómo podían estos mismos personajes, que entorpecen los cambios, mostrar los beneficios de la Reforma?

32. El continuo, evidente, sistemático y brutal ataque que en estos organismos y empresas sufren –por parte de los “pumagases”– aquellos que se identifican plenamente con la Revolución Bolivariana, y tratan de combatir la ineficiencia y corrupción desde adentro. Si muestran capacidad para ascender, violan sus derechos laborales, para evitarlo. Si plantean su problema en los niveles directivos superiores, en vez de aliados, encuentran adversarios.

33. El predominio de las conveniencias personales sobre la capacidad profesional conjugada con el compromiso político, en la asignación de cargos dentro del ejecutivo y empresas del estado.

34. Excesivo el grupo de políticos fungiendo como empresarios; numerosos los empresarios incursionando en la política. Todos ellos con un objetivo común: luchar contra la Reforma para proteger sus intereses.

35. Pareciera que todos los miembros del ejecutivo abandonaron totalmente sus funciones habituales para dedicarse a la campaña; lo cual retraso procedimientos administrativos que le ocasionaron molestias a muchas personas.

36. La Constitución de 1999 permite la ejecución de algunas de las proposiciones contenidas en la Reforma; si no se han llevado a cabo con la primera –siete años más tarde–, ¿por qué creer que con la segunda si se lograrían? Es la pregunta común que muchos se formularon.

37. ¿Será cierto –como afirman algunos– que existió un plan interno, conocido como “Chávez, si; Reforma, no”, que comprendía: redacción enrevesada; retraso premeditado; difusión mayormente mediática; descarga de toda la responsabilidad sobre el líder; manipulación de encuestas y filtraje de información falsa sobre el adversario? (Concluye).



luiserangel@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1642 veces.



Luis E. Rangel M.


Visite el perfil de Luis Rangel para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas