Colombia: Izquierda democrática in...madura

"El fin de la historia" pregonado como plataforma del modelo neoliberal, en el que cuerpos, almas y conciencias son mercancías, terminó vaciando hasta el fondo el contenido de valores libertarios de convivencia, para trastocarlos en antípodas de lo que la humanidad en su lucha por sobrevivir había conquistado. Así la democracia burguesa liberal, sostén y bikini, de la burguesía capitalista, le ha quedado tan estrecha que se ha ido rasgando en tiras dejando en físicos cueros a sus criaturas, el estado Burgués y sus partidos con monstruosas coporaciones financieras y de comunicación.


En la reestructuración de la Seguridada Nacional a partir de 1947, el Imperio del norte diseñó nuevos moldes para implantar su geopolítica allende las fronteras, envolviendo el terrorismo de estado en lujosas banderas de democracia, libertad y justicia de la sacrosanta civilización occidental. Se erigieron como símbolos sagrados, bendecidos por el divino poder de la Iglesia. Así como a los colonizadores o a Hitler les importaba un bledo Dios, a quien desafiaban, su símbolo por excelencia para arrasar los aborígenes y pueblos fué la Cruz. La`libertad´, siempre tomada en abstracto se expresa en la libertad de los pueblos para poder morirse de hambre y de sus explotadores para invadirlos y masacrarlos si osan defenderse. Y ante su Estatua en la Metrópoli se hace jurar a centenares de miles de marines que salen a masacrar pueblos, sacrificando la verdad como primera vícitima y satanizando a "los que no estan conmigo", a la verdadera oposición, como terroristas.

Ante la crisis irreversible del capitalismo salvaje, su único ropaje de democracia burguesa se pudre con sus bichos. Entonces se le cuelgan delantales, máscaras, adornos y rodilleras, en un tardío afán de sobrevivirla.Y los nuevos ideólogos `del fin de las ideologías´, para ponerle rostro humano y forma igualitaria al capitalismo, manosean categorias y valores humanas del Socialismo y hasta del Comunismo. Los mas sonados sofismas ayer y hoy son los de `capitalismo democrático´ peligrosa mezcla de cianuro en leche!. Mas seductora fué la de Seguridad con Desarrollo en los 60, que desarrolló las nuevas invasiones neocoloniales como nido para sus crías, las dictaduras militaristas en los paises subdesarrollados.

La embestida de la guerra fría, chantaje demagógico y militarista para debilitar y negar la superioridad y logros socialistas, desplegó en el gran mercado persa global el mas sucio contrabando ideológico y político en las toldas partidarias de la gran y la pequeña burguesía. La Socialdemocracia fué el enjendro Burgués para contener los pueblos hambrientos de cambios socialistas y detener el avance del socialismo hacia la sociedad igualitaria, comunista. Ante su retroceso, preñada de oportunismo político y corrupción financiera, la derecha burguesa se inventó el centro, ahora maquillado como La Tercera Vía redentora, que se diluyó en el neoliberalismo. Hasta la Socialdemocracia nórdica, quizá la mas puritana, defiende hoy el neoliberalismo y se inclina ante la guerra norteamericana.





Ahora a la Izquierda, posición ideopolítica de los trabajadores y el pueblo, partidarios de los cambios transformadores de la sociedad, la Gran Burguesía Monopolista le impone mil remoquetes, ante el clamor de millones que ven en la Izquierda la alternativa de sociedad, de vida hacia el futuro. Frente a las convulsiones sociales en Latinoamérica y el avance cierto de fuerzas progresistas, se idolatra el estado de derecho (régimen de derechas) trayendo el viejo cuento según el cual dentro del Estado capitalista de la Buguesía explotadora, pueden emanciparse sus víctimas: Los trabajadores y sectores explotados, con sus `iniciativas´ y sus partidos o movimientos de `Izquierda´.

Altavoces privilegiados del diversionismo ideológico, son voceros de los conglomerados transnacionales que como los cuatro pulpos de la MASS Media en Colombia, nos presentan a una Nueva Izquierda `democrática y madura´ en la que encostalan por igual a los proyectos de Lula, Lagos, El Polo de Lucho, el coronel Lucio y ahora hasta Kirchner y el nuevo mandatario paraguayo, proyectos electoreros de la Burguesía, que aunque progresistas, niegan el rol alternativo y transformador de la Izquierda, y su carácter colectivo de estructuración democrática y revolucionaria. Que sí los manifiestan los proyectos de Chavez y Evo Morales y por ello los Medios los odian, como odian de muerte a los trabajadores.



Lo único que tiene para mostrar hoy la agonizante democracia burguesa, son un remedo de elecciones convertidas en el gran negocio neoliberal, adónde los conglomerados del capital financiero parasitario, eliminando suciamente a la izquierda, imponen candidatos y mandatarios. En el caso concreto de Colombia, ésos grupos neoliberales de ultraderecha en el poder, gastan la mitad de sus ganancias en las elecciones y la otra mitad sosteniendo la guerra sucia del paramilitarismo para enterrar a la oposición social y política.



Este invento de izquierda en el que bien caben hoy Blair, Clinton y los trásfugas del pueblo como Angelino Garzón y Navarro, puede estar IN para explotadores y guerreristas, pero como lo dice la historia del siglo pasado, será una gran frustración y una nueva traición a los trabajadores, al pueblo, la democracia y la justicia social.

*Periodista, escritor colombiano.______________________________________________________________________/



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2686 veces.



Jesus Arturo Ramirez Silva*

Doctor en Derecho Constitucional. Abogado penalista. Escritor marxista. Profesor de estudios políticos e internacionales en UCV. http://jesusmanuelsilva.blogspot.com

 jesussilva2001@gmail.com      @Jesus_Silva_R

Visite el perfil de Jesús Silva R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas