¡Mejor Cállese usted Rey fascista!

“… juro lealtad a su excelencia el Jefe del Estado y fidelidad a los Principios del Movimiento Nacional y demás Leyes Fundamentales del Reino”, con estas “celebres” palabras recogidas de su discurso, el actual rey de España Juan Carlos de Borbón, acepta encantado, en 22 de julio de 1969, la propuesta que le hiciese el mismísimo Francisco Franco –(fascista confeso y uno de los más grande genocidas del siglo pasado, conocido también en España y en el mundo por su alianza y posterior traición a Hitler)- para ser su sucesor al trono.

No está demás recordar que el susodicho actual rey de España era el preferido Franco. Su lealtad al dictador y a sus ideas lo hacía merecedor, a decir de este criminal (Franco), de “semejante responsabilidad de Estado”. Pero, lógicamente, no fue, sino hasta después de la muerte de Franco, en el año 1975, que Juan Carlos “el sucesor” asume íntegramente el trono heredado de “su majestad”.

Juan Carlos I de Borbón, es también nieto de Alfonso XIII, el mismo quien refiriéndose a la Italia de Mussolini, declarase alegremente ante los medios de difusión de la información, lo siguiente: “Admiro el fascismo”…“bella dictadura personificada en un hombre excepcional”.

Existen suficiente datos históricos y recientes que dan conocer la afinidad del monarca de España para con la ideología fascista. Es por ello que traemos algunos datos a colación que nos permitan explicar lo siguiente.

Como ya es bien conocido por todos, la reciente cumbre Iberoamericana culminó bajo un ambiente combativo de firmes posiciones revolucionarias y de denuncias expresadas por solo un puñado de países (de los que se refirió el Comandante Fidel Castro en su última reflexión, como: “Orgullo sentiría (el Che) por los pronunciamientos de varios líderes, revolucionarios y valientes”). Pero también todos escuchamos la impronta ofensa por parte de canalla monarca español al pueblo de Venezuela. Pero algo sacó de sus casillas al rey, y según podemos analizar de su pasado que develamos brevemente más arriba, no es el calificativo de fascista que le atribuye el Presidente Chávez a su amigo Aznar lo que provocó en él semejante ira. No, la verdad a él no lo ofende, pero sí le teme. El fascismo, el racismo, la xenofobia son males comunes de los sucesivos gobiernos y de la monarquía española que intentan tapar. Otras fueron las razones. Veamos.

El señor de los canallas; el monarca de España, fiel como es y consecuente: “a los principios del Movimiento Nacional (al fascismo español)” nunca aceptará la rebeldía cada vez mayor de nuestros pueblos, y que amenazan con expulsar a los intereses explotadores, saqueadores y genocidas del capital transnacional (español, europeo y norteamericano); también, es una airada reacción hacia las propuestas revolucionarias que hoy toman cuerpo en Latinoamérica, como PETROCARIBE, PETROAMERICA, el Banco del Sur, etc., y que ponen al descubierto la farsa de las dadivas que otorga España a cambio de permitirles mayor explotación y saqueo. La prepotencia monarca solo refleja su nostalgia por regresar a los tiempos del otrora brutal imperio español.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 8826 veces.



Basem Tajeldine

Marxista. Investigador de temas geopolíticos internacionales en el Centro de Saberes Africanos. Moderador del programa VOCES CONTRA EL IMPERIO, RadiodelSur y RNV.

 basemtch@gmail.com      @BasemTajeldine

Visite el perfil de Basem Tajeldine para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: