Nunca será temprano con la Derecha

Se ha hablado mucho de las oportunidades históricas que ha tenido el mundo progresista para hacerse del poder o para conservarlo, el prurito inmanente a las fuerzas realmente democráticas y humanistas es demostrarle a la derecha oligárquica su vocación al servicio de la paz en el ejercicio del gobierno, por ende acepta o da permiso porque no es otra cosa, para que los factores adversos preparen el camino para el rompimiento y destrucción de la esperanza, algo de eso ocurrió en el tiempo previo al 11 de abril de 2002 con las consecuencias conocidas, el principio cristiano de las mejillas actúa indefectiblemente o gravita sobre las mentes de los dirigentes de este lado de la lucha.

Un hecho importante es el dominio del poder real constituido por lo económico y militar, variables en el uso de ese poder para avanzar o no en las estructuras que se quieren alcanzar, otro elemento es el poder mediático punta de lanza o soporte para la creación de conciencia o la anticonciencia dependiendo de lo que se trate. Por supuesto que la fuerza del pueblo y su organización se convierte en el adalid que preocupa enormemente a los adversarios, es lo que están tratando de horadar de mil maneras

Veamos entonces la situación actual de las cuatro variables en la actualidad venezolana , lógicamente el dominio de ellas o alguna de ellas definirá el futuro de la revolución venezolana. Comencemos por lo militar que a nuestra manera de ver indudablemente representa el punto fuerte del proceso dadas las características conocidas y que si no fuera así la situación sería bien cuesta arriba.

Lo económico, no obstante el crecimiento real de la economía en cuatro años consecutivos no deja de ser un aval incierto y lleno de incertidumbres en lo que respecta a la actuación de ciertos actores económicos representantes de la oligarquía más rancia y antipopular, han intentado de todo y en todas las formas. La desaparición de rubros importantes de manera cíclica, no dejamos de creerlo, obedece más a sentimientos desestabilizadores que a la procura de alcanzar precios más altos en los precios, no es casual y forma parte integral de todo un plan, el proceso económico venezolano está plagado de contradicciones que más temprano que tarde tienen que reventar como única salida a la definición acerca del socialismo que queremos y la orientación nueva del papel del Estado en el conjunto económico, la reforma constitucional debe formar parte vital en esta orientación. Actualmente el país goza de una economía sana que ha permitido elevar los niveles de ingreso de la población de manera decisiva en las clases D y E, aunque la política económica en si misma ha permitido que toda la población incluidos los de clase alta sean beneficiarios directos de la bondad de la economía, La clase media ha sido testigo ineludible aunque algunos grupos no lo quieran reconocer, de la capacidad de la economía en la resolución de problemas como el caso de los créditos indexados, tasas de interés accesibles a créditos hipotecarios, entre otros beneficios.

Por otra parte la fuerza de la revolución ha contravenido el ataque mediático incesante, no obstante que la política comunicacional de la revolución no ha sido ni consistente ni realmente creativa, ha actuado a la defensiva y a veces a destiempo, este poder en cierta manera ha sido minimisado por el grado de conciencia política de la población venezolana más que como producto de una política con una buena base ideológica.

El pueblo empoderado como sujeto activo de la revolución representa el más arduo eslabón en la cadena social y permite con su anuencia y esperanza la profundización de los efectos que coadyuven al desarrollo de los planes ulteriores en el concepto de país que proyecta por encima de las dificultades. En el caso particular de la lucha diaria y el cumplimiento de metas y objetivos, la incorporación del pueblo como protagonista y hacedor de revolución garantiza que las otras variables cada vez más, representan menos peligro, no obstante está claro que la defensa de la revolución socialista bolivariana requiere deslindar en nuestro concepto ciertos puntos que aclaren el panorama hacia el camino buscado, acá entra en juego la conciencia y la ideología como baluartes en ese camino que apenas comenzamos a transitar.

Porqué nunca será temprano con la derecha, sencillamente porque ella no descansa ni descansará, en este sentido la revolución debe cuidar los acechos permanentes, debe blindar el sistema de defensa institucional, evitar la permisología perniciosa y mal intencionada, el presidente dice que esta es una revolución armada, indudablemente que es de esta manera, a pesar de que existen grupos en el seno de la Fuerza Armada que no hay que descuidarlos. Factores externos actúan deliberadamente todos los días apuntalados por el imperio y sus aliados circunstanciales, en este sentido y de manera particular no estoy realmente convencido de una oposición democrática que reúna fuerzas suficientes que contrarrestren a los sectores más radicales representados débilmente en el comando de la resistencia y que puedan tener el aval consistente de esos factores externos para una empresa de gran magnitud como liquidar el proceso revolucionario por vía distintas a la electoral.

Cada deserción del campo revolucionario como es el caso de la dirigencia de Podemos creemos que es algo bueno para el proceso y ese camino de la decantación nos enseña a diario la prudencia que debe existir en el campo revolucionario a la hora de la alianzas y acuerdos.

La conformación de un partido de la revolución socialista bolivariana es un hecho histórico imprescindible en el acervo necesario del movimiento todo, debe ser la vanguardia político ideológica que perciba y redistribuya la línea política, además, su presencia es una referencia de lucha en defensa y cuido de la táctica y la estrategia que ha de constituir en sus planes de labores permanentes el partido, su futura dirigencia y los cuadros que verterán de manera ostensible en toda la militancia la fuerza de las transformaciones del rumbo socialista. Creemos que es el partido el principal baluarte para entonar la diana que nos permita levantarnos más temprano que los adversarios y neutralizar todo intento de la subversión permanente, estemos claros, lo que está en juego no es cualquier cosa ni para nosotros ni para ellos, son siglos de dominación que ven escapar de sus manos, nuestro papel es terminar de separarles los dedos para que nunca jamás vuelvan por sus fueros.

Patria, Socialismo o Muerte más que una consigna, cliché o expresión, es un llamado a la defensa profunda, es un estimulo, un llamado de la patria grande, es la definición de lo que queremos y por ello, hoy más que nunca la unidad es la consigna fundamental.

rafaelfebles@yahoo.com





Esta nota ha sido leída aproximadamente 1748 veces.



Rafael Febles F.

Economista. Msc. Seguridad Social. U.C.V.. Militante revolucionario. Locutor. Articulista Correo del Orinoco. Poeta y escritor de la revolución bolivariana

 rafaelfebles@yahoo.com      @rafael_febles

Visite el perfil de Rafael Febles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Rafael Febles

Rafael Febles

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a43536.htmlCd0NV CAC = Y co = US