Revolución sexual

Un documento llamado “Aportes a Comisión de Reforma Constitucional en torno a la Protección Efectiva de los Derechos Humanos de las Personas Lesbianas, Homosexuales, Bisexuales, Transgéneros, Transexuales, Intersexuales y la Despenalización del Aborto en dicha Reforma” fue entregado por el Grupo ese, Feministas y Sexo Divers@s, a la Asamblea Nacional. En dicho documento se hacen propuestas revolucionarias sobre los derechos de la mujer y de grupos que deben “sobrevivir” a la reglas de la mayoría heterosexual.

Es así como proponen que sea respetado el derecho que tienen las personas del mismo género a contraer matrimonio, el derecho que la mujer tiene a decidir la interrupción del embarazo durante las dos primeras semanas de gestación, el derecho a la no discriminación por “preferencias sexuales, identidad de género, expresión de género (…) que tenga por objeto (…) anular o menoscabar el reconocimiento, goce o ejercicio de los derechos y libertades de toda persona”, el derecho que tiene el ama de casa a una prestación dineraria y permanente, seguridad social para todas y todos los asegurados sin distingo del sexo del compañero o compañera que se declare como cónyuge y que se garantice que todas las listas electorales inscritas en el CNE deben prever el 50% de mujeres, así como alternabilidad en los puestos.

Leer esta propuesta me hizo recordar a una amiga que dice que en las discusiones donde está involucrada la moral de las personas, es muy difícil lograr el consenso. Ni hablar de aquellas discusiones donde está metida la religión. Eso pasa con algunos temas que han surgido a propósito de la propuesta de Reforma Constitucional.

He leído por allí, que hay gente incondicional con el Presidente, pero no tanto como para acompañarlo en ciertos asuntos reñidos con la “moral y las buenas costumbres”. Y es que hay mentes tan conservadoras en las filas revolucionarias, y por supuesto en las opositoras, a las que sólo les bastaría que se incluya la despenalización del aborto en la Reforma Constitucional, para no aprobarla. Menuda contradicción de vida. Más allá de reinas y reelecciones hay un montón de gente buscando demoler bloques y superestructuras mentales. ¿Revolución sexual en la Reforma Constitucional? A ver si del “todo o nada” alguien gana.

*Periodista

mechacin@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3728 veces.



Mercedes Chacín*


Visite el perfil de Mercedes Chacín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Mercedes Chacín

Mercedes Chacín

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a41084.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO